CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
BIBLIOTECA JUDICIAL "DR. RICARDO GALLARDO"


BIBLIOGRAFÍA DE TESIS

CLASIFICACION T
346.1
H557a
AÑO 2001.
INVENTARIO 014589 PAGINA(S) 297 h.
EJEMPLAR CM 28 cm.
AUTPPAL Hernández Vásquez, Juan Carlos CARRERA Optar al grado de Lic. en Ciencias Jurídicas,
AUTOR(ES) Juan Carlos Hernández Vásquez, Evelin del Carmen Meléndez Osorio TITULO Aplicabilidad de la ley transitoria del registro del estado familiar y regímenes patrimoniales del matrimonio, en relación a reposición de asientos o partidas, en las diferentes Alcaldías Municipales del departamento de San Salvador como parte administrativa de la organización del Estado
PAIS San Salvador, El Salv. UNIVERSIDAD Universidad de El Salvador
FECHA 10/07/2007
DESCRIPTORES
1. REGISTRO CIVIL I. Título
MATERIA registro civil
TÍTULO Aplicabilidad de la ley transitoria del registro del estado familiar y regímenes...
TOPOGRÁFICA Hernández Vásquez, Juan Carlos
CONTENIDO Resumenb del proyecto de la investigación, planteamiento y delimitación del problema, identificación de la situación, problemática, formulación del problema, delimitación del problema, delimitación teórica, delimitación geográfica, delimitación temporal, justificación de la investigación, objetivos de la investigación, objetivos generales objetivos específicos, hipótesis de la investigación, hipótesis generales, hipótesis especiales, metodología, unidades de análisis, muestra, desarrollo histórico del registro el estado familiar, antecedentes mundiales del registro del estado familiar, antecedentes nacionales del registro, antecedentes de reposición de asientos o partidas a nivel nacional, aspectos generales sobre el registro del estado familiar, definición del registro del estado familiar


Texto
UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR
FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES
SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN JURÍDICA PLAN 93


“APLICABILIDAD DE LA LEY TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR Y REGIMENES PATRIMONIALES DEL MATRIMONIO, EN RELACIÓN A REPOSICIÓN DE ASIENTOS O PARTIDAS, EN LAS DIFERENTES ALCALDIAS MUNICIPALES DEL DEPARTAMENTO DE SAN SALVADOR COMO PARTE ADMINISTRATIVA DE LA ORGANIZACIÓN DEL ESTADO”


Trabajo de Investigación Jurídica Para Obtener el Titulo de:
LICENCIADO EN CIENCIAS JURÍDICAS

Presentan:


HERNÁNDEZ VÁSQUEZ, JUAN CARLOS
MELÉNDEZ OSORIO, EVELIN DEL CARMEN


Director de Seminario
Licda. Marta Alicia Aguirre de Pérez


CIUDAD UNIVERSITARIA, ENERO DE 2001.


_______________________________


UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR

RECTORA
DRA. MARIA ISABEL RODRIGUEZ

VICE-RECTOR ACADÉMICO
ING. JOSE FRANCISCO MARROQUIN

VICE-RECTORA ADMINISTRATIVO
LICDA. MARIA HORTENSIA DUEÑAS DE GARCIA

SECRETARIA GENERAL
LICDA. LIDIA MARGARITA MUÑOZ

FISCAL GENERAL
LIC. PEDRO ROSALIO ESCOBAR CASTANEDA

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y
CIENCIAS SOCIALES

DECANO
LIC. FRANCISCO ALBERTO GRANADOS HERNANDEZ

VICE-DECANO
LIC. EDGARDO HERRERA MEDRANO

SECRETARIO
LIC. JORGE ALONSO BELTRAN

UNIDAD DE INVESTIGACIÓN JURÍDICA
LIC. WILMER HUMBERTO MARIN SÁNCHEZ

DIRECTOR DE SEMINARIO
LICDA. MARTA ALICIA AGUIRRE DE PÉREZ


________________________________


AGRADECIMIENTOS

A MI DIOS TODO PODEROSO: Por permitirme el don de la Vida, y a la vez por darme la sabiduría y entendimiento, a si también por acompañarme en cada momento, llenándome de Fortaleza e Iluminación, para obtener esta Bendición tan grande, el cual es culminar con éxito la meta que me había trazado. Por esta y muchas otras razones más: Lo Amo con todo mi corazón, con toda mi Alma, con toda mi Mente y con todas mis Fuerzas.

A MIS PADRES: JUAN HERNANDEZ Y AMALIA ANTONIA VASQUEZ, a quienes Dios dispuso para darme su Amor incondicional, por lo cual unieron sus esfuerzos para sacarme adelante y enseñarme Humildemente que puesta la Fe en Dios, con trabajo y dedicación, se pueden hacer muchas cosas y es por esta razón que este triunfo es suyo.

A MIS HERMANOS: NATIVIDAD DE JESÚS., JULIO ADALBERTO, LUIS ERNESTO Y FRANCISCA PATRICIA, por su apoyo moral y ayudarme en todo momento. A quienes les agradezco de todo corazón que siempre recibí aliento para no desfallecer y con quienes comparto hoy este triunfo.

A MIS SOBRINOS: JULIO ERNESTO, ESTEFANI PATRICIA, DIANA PATRICIA Y YESSY MARIELA, por compartir momentos especiales con ellos y así olvidarme de mis problemas, y por esta razón los quiero mucho y a la vez comparto con ellos la finalización de mi carrera.

A MI TIA: MARU TERESA TORRES DE LÓPEZ, con quien comparto este triunfo, por ser una persona tan pero tan especial. Por lo cual le agradezco mucho y le pido a Dios que la guarde, la cuide y la bendiga hoy mañana y siempre, ya que estuvo al pendiente; y con sus oraciones para que todo me saliera bien.

A MI NOVIA Y FUTURA ESPOSA: EVELIN DEL CARMEN MELÉNDEZ OSORIO, quien representa para mí el Amor puro y sincero, por ser una persona muy especial ya que siempre estuvo a mi lado en todo lo largo de mi carrera, ya sea compartiendo momentos de alegría o consolándome en los momentos de tristeza o de angustia. Así como también es mi compañera de Tesis, el cual fue indispensable, ya que sin ella a mi lado me hubiese sido más difícil llegar a la Fase Final de mi carrera. Y es por esta razón y por muchas otras más, que comparto este triunfo con ella. Y le pido a Dios que la cuide la guarde y la bendiga siempre.

A MIS SUEGROS: SEBASTIÁN MELÉNDEZ Y ERLINDA DE MELÉNDEZ. Ya que siempre me impulsaron a seguir adelante.

A MIS AMIGOS: Oscar Meléndez, Nicolás Ascencio, Luis García, Norma Yasem*a, Orlando Canjura, José Diego, Richar Marlon, María de los Angeles, Mauricio Alexander, Nelson Bladimir, Américo López, Roberto Guevara... y a todas aquellas personas que de alguna manera colaboraron en el transcurso de mi carrera.
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ VÁSQUEZ


_________________________________


AGRADECIMIENTOS

Este logro está dirigido a quienes incidieron en mi formación profesional.

A DIOS TODO PODEROSO: Por el don de la vida, las bendiciones con las que ha colmado mi vida, por haberme iluminado en el transcurro de el camino, permitiéndome llegar a este momento; dándome entendimiento para alcanzar la meta propuesta.

A MIS PADRES: SEBASTIÁN RUBIO MELÉNDEZ PÉREZ Y MARÍA ERLINDA OSORIO DE MELÉNDEZ. A quienes DIOS dispuso para darme su amor incondicional, y con cuyos desvelos, esfuerzos, abnegación y comprensión me han guiado durante toda mi vida. Para ellos mi profunda gratitud. Con todo mi amor este triunfo es suyo.

A MI ABUELITA: JUANA DEL CARMEN PÉREZ VIUDA DE MELÉNDEZ, a quien también le reconozco su amor, consejos y apoyo. Mis infinitos agradecimientos.

A MIS HERMANOS: Oscar Antonio, Mauricio Alexander y Nelson Bladimir Meléndez Osorio. De quienes siempre recibí el aliento para no desfallecer y con quienes con alegría comparto este triunfo.

A MIS TIOS: De especial manera a: Julio Pérez, América Pérez y Marta Olimpia Pérez, por ayudarme a lo largo de mi vida y ser más que tíos para mí. Gracias por su amor y apoyo.

A MI NOVIO, AMIGO Y COMPAÑERO DE TESIS: JUAN CARLOS HERNÁNDEZ VÁSQUEZ. Por su amor, ternura y comprensión, brindados desde el primer día de la carrera y durante el desarrollo de este trabajo. Por ayudarme a sobrellevar la carga del trabajo. A quien le doy gracias por estar siempre con migo e impulsarme a seguir adelante. Que el Señor lo bendiga y guarde siempre.

A MI SUEGROS Y CUÑADAS: Antonia Vásquez, Juan Hernández, Nati Vásquez, María Hernández y Silvia de Pérez. Gracias por su apoyo y sinceridad.

A MI PRIMO Y SOBRINO(as): Douglas Pérez, a Edwincito Meléndez y Claudia Pérez por llenar de momentos especiales mi vida, a Marielitos Pérez, porque siempre representó un apoyo mostrándose alegre y servicial en los momentos más necesitados. Con especial reconocimiento gracias.

A MIS FAMILIARES, AMIGOS Y COMPAÑEROS: Olinda Guevara, Teresa de López, Nicolás Ascencio, Claudia Landaverde, Neris Rojas, Jacquilin Hernández, Luis García, Youland Ll Siú, Roberto Guevara, Américo López, que confiaron en mí y en momentos espaciales fueron de mucho apoyo.
Evelín del Carmen Meléndez Osorio

_________________________


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO I
RESUMEN DEL PROYECTO DE LA INVESTIGACIÓN.

1. 1. Planteamiento y delimitación del Problema
A. Identificación de la Situación Problemática
B. Formulación del Problema
C. Delimitación del Problema
a) Delimitación Teórica
b) Delimitación Geográfica.
c) Delimitación Temporal
D. Justificación de la Investigación
1.2. Objetivos de la Investigación
A. Objetivos Generales
B. Objetivos Específicos
1.3. Hipótesis de la Investigación
A. Hipótesis Generales
B. Hipótesis Específicas
1.4. Metodología
1. 5. Unidades de Análisis.
1.6. Muestra

CAPÍTULO II
DESARROLLO HISTÓRICO DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

2. 1. Antecedentes Mundiales del Registro del Estado Familiar
2.2. Antecedentes Nacionales del Registro
2.3. Antecedentes de Reposición de Asientos o Partidas a Nivel Nacional

CAPÍTULO III
ASPECTOS GENERALES SOBRE EL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

3. 1. Definición del Registro del Estado Familiar
3.2. Finalidad del Registro del Estado Familiar
3.3. Principios del Registro del Estado Familiar
A- Público
B- Legalidad
C- Oficialidad
D- Obligatoriedad
E- Gratuidad
F- Totalidad o Generalidad.
G- Concentración
H- Legitimidad o Autenticidad
3.4. Importancia del Registro del Estado Familiar
A- Desde el punto de Vista Individual
B- Desde el punto de Vista Familiar
C- Desde el punto de Vista de la importancia Social
D- Desde el punto de Vista de la importancia Jurídico
3.5. Alcances del Registro del Estado Familiar
3.6. Funciones del Registro del Estado Familiar
A- Función Registral " Estrictu Sensu"
B- Función de Publicidad
C- Función Probatoria
D- Función Correctora a cargo del Propio Registro
3.7. Seguridad Jurídica del Registro del Estado Familiar

CAPÍTULO IV
INCIDENTES QUE PUEDEN SUSCITARSE EN EL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR

4. 1. Desde el Punto de Vista Doctrinario
A- Modificaciones
B- Rectificaciones
C- Sustituciones
D- Reposiciones
4.2- Desde el Punto de Vista de Nuestra Legislación

CAPÍTULO V
REPOSICIÓN DE ASIENTOS O PARTIDAS SEGÚN EL TÍTULO VIII DE LA LEY TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR

5.1. Reposición basada en Asientos Originales
5.2. Casos de Destrucción y Pérdida de Libros
5.3. Casos de Ausencia de Documento Base
5.4. Conservación de Asientos Marginales
5.5. Libros de Reposición
5.6. Efectos y valor de los Asientos o Partidas Repuestas
5.7. Repetición de Inscripciones o Partidas

CAPÍTULO VI
EFECTOS JURÍDICOS QUE SE OCASIONAN POR NO APLICAR EL TÍTULO VIII DE LA LEY TRANSITORIA.

A- La Nacionalidad.
B- La Ciudadanía
C- El Nombre
D- El Estado Familiar

CAPÍTULO VII

LA REPOSICIÓN DE UN ASIENTO O PARTIDA DE ACUERDO A: EL CÓDIGO DE FAMILIA Y A LA LEY PROCESAL DE FAMILIA; LEY DEL EJERCICIO NOTARIAL DE LA JURISDICCIÓN VOLUNTARIA Y DE OTRAS DILIGENCIAS Y LEY TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR

A- Tramite para la Reposición de Asiento o Partida, según la Ley del Ejercicio Notarial de Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias
B- Tramite para la Reposición de Asiento o Partida según, el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia.
C- Tramite para la Reposición de Asiento o Partida según, lo establecido en la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar

CAPÍTULO VIII
ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN DE CAMPO

8. 1. Desarrollo de Entrevista realizada a los Registradores de Familia
8.2. Comprobación de Hipótesis

CAPÍTULO IX
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

9. 1. Conclusiones
9.2. Recomendaciones.

ANEXOS

Bibliografía.


______________________________


INTRODUCCIÓN

El presente documento constituye el informe final de la investigación Jurídico doctrinaria, el cual lleva la finalidad de cumplir con los requisitos académicos para obtener el grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas, de la Universidad de El Salvador, por lo que presentamos nuestro trabajo titulado: "Aplicabilidad de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, en relación a Reposición de Asientos o Partidas, en las diferentes Alcaldías Municipalidades del Departamento de San Salvador como parte Administrativa de la organización del Estado." Consideramos importante realizar esta investigación sobre una de las instituciones de nuestro sistema jurídico que mayor importancia tiene en todo el conglomerado social, la cual es el Registro del Estado Familiar; institución que tiene dentro de sus funciones realizar la Reposición de Asientos o Partidas, constituyendo dicha aplicación el centro principal de este trabajo.

Siendo también que es el Registro del Estado Familiar el que hace constar de una forma auténtica nuestros lazos familiares, nuestras relaciones de familia, que es lo que constituye la base fundamental de la sociedad tal como lo dice nuestra Constitución.

Ya que consideramos que la norma jurídica, en su proceso de evolución ha ido incorporando facultades y derechos inherentes a la persona humana. Esos aspectos reglados a través del tiempo han llegado a convertirse en una parte fundamental del ser humano. De tal manera que no se puede vivir en sociedad, sin un Nombre sin una identificación, sin lo que podríamos llamar documentos de identidad personal; ya que, esto incide en la seguridad jurídica del individuo.

En nuestro país durante el conflicto y actualmente, cientos de personas carecen de identificación; de documentos que 2aranticen su seguridad jurídica, lo cual les impide ejercer y cumplir ciertos derechos y obligaciones.

El informe consta de nueve Capítulos, cuyo contenido es el resultado del trabajo bibliográfico y de campo, realizado en los Registros del Estado Familiar de las Alcaldías de los diecinueve Municipios que conforman el Departamento de San Salvador.

En el Capítulo I que se titula "Resumen del Diseño de Investigación", se exponen los motivos que nos llevaron a realizar la investigación; así también el planteamiento del problema objeto de investigación, que sirvió de base para el acercamiento preliminar del tema que incluye su enunciado y delimitación del problema, así como la justificación y los objetivos que orientan la investigación. Derivado de lo anterior se consignan las hipótesis que constituyen los supuestos que fundamentaron el proceso de investigación, y finalmente los métodos y técnicas utilizadas para el manejo de la investigación.

El Capítulo II describe los orígenes y posterior evolución del Registro del Estado Familiar, en donde hemos incluido tanto los antecedentes mundiales como los nacionales, así también los antecedentes históricos sobre la Reposición de Asientos o Partidas en nuestro país, lo cual constituye el marco histórico previo, para ubicar el fenómeno en estudio.

El Capítulo III, con el tema "Aspectos Generales sobre el Registro del Estado Familiar", enfoca el aspecto conceptual, la finalidad y principios rectores que lo distinguen, retornando además la importancia que tiene dentro de la sociedad; así como también el alcance que tiene dicha institución, las funciones que realiza y finalmente se considero conveniente tomar en cuenta la seguridad jurídica por ser el Registro del Estado Familiar una rama de la administración pública que debe estar apegada a la legislación vigente.

El Capítulo IV lo denominamos "Incidentes que Pueden Suscitarse en el Registro del Estado Familiar", este se subdividió en dos subcapítulos, uno desde el punto de vista doctrinario y el otro desde el punto de vista según la legislación nacional imperante en la materia, desarrollando, los aspectos siguientes: Modificaciones, Rectificaciones, Substituciones y Reposiciones, las cuales son las únicas formas por medio de las cuales se puede variar o modificar un Asiento o Partida determinada, según lo establecido en la Ley Transitoria.

En el Capítulo V, titulado "Reposición de Asientos o Partidas según el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar", se desarrollan las distintas formas por medio de las cuales se puede ordenar una Reposición de Asiento o Partida, así como también se explican los distintos documentos base que regula el Artículo 57 de la Ley Transitoria. Así mismo, la forma o procedimiento en que lo hará el Registrador del Estado Familiar. Este capítulo se subdivide en siete subcapítulos, así: Reposición basada en Asientos originales; casos de destrucción y pérdidas de libros; caso de ausencia de documentos bases; conservación de asientos marginales correlaciones y numeración; libros de reposición; efectos y valor de los asientos y partidas repuestas; y repetición de inscripciones de partidas.

En el Capítulo VI, denominado "Efectos Jurídicos que se Ocasionan por no Aplicar el Título VIII de la Ley Transitoria", en él se detallan los derechos que están siendo vulnerados a muchas personas en el sentido de que no cuentan con su Asiento o Partida legalmente registrada. El Capítulo se subdivide en cuatro subcapítulos los cuales son: la Nacionalidad; la Ciudadanía; el Nombre y el Estado Familiar.

El Capítulo VII, titulado "La Reposición de un Asiento o Partida de Acuerdo a: el Código de Familia y a la Ley Procesal de Familia; Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias y la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar", el Capítulo contiene el procedimiento a seguir en cada una de estas leyes, por medio de las cuales se puede efectuar una reposición solicitada por parte de las personas afectadas; también se ha establecido cual de los tres procedimientos es más conveniente y a la vez más ágil para la población afectada. Este Capítulo se subdividió en tres subcapítulos, desglosados del nombre mismo del Título. Así: Trámite para la Reposición de un Asiento o Partida, según la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y otras Diligencias; Trámite para la Reposición de Asientos o Partidas según el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia; y Trámite para la Reposición de Asientos o Partidas, según lo establecido en la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar.

El Capítulo VIII, se denomina "Análisis de los Resultados de la Investigación de Campo". Es en este en el que se encuentra lo medular de nuestra investigación, pues en él se establece un análisis de la aplicabilidad o no de la Reposición de Asientos o Partidas, regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria, la forma en que se aplica y los efectos que inciden en la no aplicación. Para la elaboración de este Capítulo se realizaron entrevistas a los Jefes del Registro del Estado Familiar de las diecinueve Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador, quienes fueron de mucha ayuda para conocer un poco más sobre el tema de investigación. Es importante dar a conocer que el desarrollo de este Capítulo se realizó únicamente con el auxilio de las entrevistas y de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar, ya que se cuenta con poco o casi nada de doctrina sobre la reposición de asientos o partidas. En este Capítulo se da a conocer además, la comprobación de las Hipótesis como resultado de lo obtenido en dichas entrevistas.

El Capítulo IX presenta las conclusiones y recomendaciones. Las conclusiones que obtuvimos como grupo son el resultado del estudio del tema, teniendo que no se aplica el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar, en cuanto a la Reposición de Asientos o Partidas. Las recomendaciones tienen como primordial objetivo dar alternativas de solución a la Problemática detectada, esperamos que en alguna medida contribuya a futuras investigaciones.

Finalmente en el trabajo de investigación se agregan los anexos que representan los instrumentos utilizados para obtener la información; los documentos base para la aplicación del Título VIII de la Ley Transitoria y además señalamos la bibliografía de los autores consulados así como de las leyes que tienen relación con el tema.

Tenemos confianza que nuestra investigación ofrezca posibles respuestas en el procedimiento de la Reposición de un Asiento o Partida determinada, regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y más aún que sea de gran utilidad para el lector.
CAPÍTULO I
RESUMEN DEL DISEÑO DE
INVESTIGACIÓN

1.1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

A. IDENTIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA

El registro del Estado familiar es un problema complejo y la vez una de las principales funciones de la Alcaldía Municipal. Por ser la Alcaldía una unidad política administrativa primaria dentro del Estado según lo establece la Carta Magna en su artículo 202, constituyendo el Registro, un medio determinante para poder identificar e individualizar a una persona dentro del conglomerado social.

La mencionada institución está regulada a partir del Art. 187 hasta el Art. 201 del Código de Familia, donde se establece que ésta tiene por objeto la inscripción de los hechos y actos jurídicos constitutivos, modificativos o extintivos del Estado Familiar de las personas naturales, así como la conservación de la información que contiene.

A partir de la nueva normativa familiar, desde 1995, se introdujeron nuevas materias de registro y cambios en lo relativo al Registro Civil; dejando fuera aspectos de regulación como lo relativo a Reposición de Libros y Asientos de Nacimiento, Defunción, Divorcio, Matrimonio y Adopción; dando lugar a la emisión del Decreto Legislativo número 496, que contiene la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, publicada en el Diario Oficial Número 228, Tomo Número 329, y que entró en vigencia el ocho de diciembre de 1995 -que en adelante llamaremos "Ley Transitoria"- la cual tiene por objeto establecer un régimen para registros, conservar y facilitar la localización y consulta de la información sobre hechos y actos jurídicos constitutivos, modificativos o extintivos, del Estado Familiar de las personas naturales, así como los regímenes patrimoniales del matrimonio y sobre los demás hechos (nacimientos y muerte) o actos jurídicos (matrimonio, reconocimiento de hijo, divorcios, etc.) que legalmente se determinen. No obstante que la ley tenga aproximadamente cinco años de haber entrado en vigencia, algunas alcaldías desconocen su existencia y contenido, no la aplican o si lo hacen es parcialmente.

Para proceder a obtener una reposición de Partida de nacimiento, de Matrimonio de Divorcio o de Defunción por vía Notarial, necesariamente se deben llevar a cabo diligencias de Estado Familiar Subsidiario, lo cual implica para el particular gastos económicos, para muchas personas inalcanzables por lo que con la entrada en vigencia de la Ley, esto se ha tratado de solucionar tanto desde el punto de vista económico como en reducción de tiempo, situación que en la práctica está teniendo serias dificultades, por la falta de conocimiento o negativa aplicación para la Ley Transitoria por parte del funcionario competente que generalmente son los Jefes del Registro del Estado Familiar.

A pesar que con la ley Transitoria se ha pretendido agilizar o viabilizar para obtener una partida, en la práctica el particular está teniendo dificultades para accesar a uno de los documentos necesario que contempla el art. 57 de la Ley Transitoria, los cuales son: Certificaciones o fotocopia certificadas por Notario de Inscripciones o de Partidas; testimonios de escrituras en las que se hayan Protocolizado las Partidas o inscripciones o de instrumentos públicos de identidad personales en las que aquellas se hayan relacionado; Certificaciones Notariales de fotocopia o de copias debidamente confrontadas, o Certificaciones de Partidas o inscripciones razonadas en autos, agregados en juicios a otras diligencias, expedidas por funcionario Judicial o Administrativo; certificaciones de sentencias definitivas ejecutoriadas, pronunciada en juicios de Estado Familiar; certificaciones de partidas o inscripciones de registros que llevan los Agentes Diplomáticos o Consulares; certificaciones de películas, microfilms, u otros medios técnicos que emplean las Municipalidades y el Tribunal Supremo Electoral, en donde consten en forma fehaciente las partidas o inscripciones que se pretende reponer; certificación expedida por el Director General de Estadística y Censos o Jefe del Departamento respectivo, de datos que aparezcan en los archivos de esa Dirección General, o Certificaciones de las Actas de Bautismo, de la Iglesia respectiva donde consten en forma fehaciente los datos necesarios para su reposición.

Al entrar en vigencia la ley se le dio facultad al Registrador del Estado Familiar para poder realizar reposiciones de libros y asientos de oficio, pero en la realidad no se cumple.

Además se estableció que para ser y desempeñarse como tal, deberá ser Abogado de la República y de no serlo, el Alcalde Municipal y su secretario ejercerán las atribuciones correspondientes a aquel, pero esto no tiene aplicación en la práctica.

De acuerdo al art. 9 literal b) de la Ley Transitoria, el Registrador del Estado Familiar está en la obligación de aplicar y cumplir lo establecido en la misma, pero en la realidad determinadas Alcaldías no la están aplicando, ante casos como: Rectificación y Reposición de Asientos o Partidas; dándose con esto una inseguridad jurídica.

Según el Artículo 9 literal b) de la Ley Transitoria, el Registrador del Estado Familiar está en la obligación de reponer partidas cuando se le proporcione algún documento de los contemplados en la misma, siendo ésta a solicitud de parte interesada, la Ley Transitoria no distinguió si se realizaría de forma escrita o verbal, en la práctica debe ser por escrito.

De acuerdo al objeto de la Ley Transitoria, ésta se ha creado para agilizar el trámite correspondiente a cada caso particular por lo que se requiere para reposición de partida, la autorización del Registrador de Familia según Art. 55 y 56 de la Ley Transitoria produciendo demoras para el interesado debido a que en la práctica este funcionario se tarda mucho para darle el trámite correspondiente.

B. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

Con base a la problemática planteada anteriormente se establece que el problema será el siguiente: "En qué medida es aplicable la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, con relación a Reposición de Asientos o Partidas, en las diferentes Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador."

C. DELIMITACIÓN DEL PROBLEMA

a) DELIMITACIÓN TEÓRICA

A fin de realizar una amplia indagación que permita obtener una visión clara, sistemática y exhaustiva de la reposición de Asientos o Partidas, la base central será el Título VIII de la mencionada Ley Transitoria, a partir del artículo 55 al 62, en relación con la aplicabilidad que sobre éstos se tenga en las diferentes Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador, asimismo factores que influyen en la no aplicación de la Ley Transitoria.

Se debe agregar que dicha Ley regula también diferentes actos o hechos que se deben inscribir, como: los nacimientos, los matrimonios, las uniones no matrimoniales, los divorcios, las defunciones, regímenes patrimoniales del matrimonio, las capitulaciones matrimoniales los cuales no serán tomados en consideración, en el desarrollo de este trabajo.

b) DELIMITACIÓN GEOGRÁFICA

Como se ha manifestado anteriormente, la indagación se circunscribirá en las diferentes Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador.

e) DELIMITACIÓN TEMPORAL

Partiendo que la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio entró en vigencia según el Art. 75 de la misma, el 8 de diciembre de 1995; la investigación se llevará a cabo tomando como parámetro el año siguiente al de su vigencia en adelante; es decir desde Enero de 1996 hasta Julio del año 2000.

D. JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN.

Uno de los aspectos de especial importancia en las Alcaldías Municipales es la competencia que éstas tienen según lo regulado en el artículo 4 numeral 15 y 16 del Código Municipal en cuanto a la emisión de documentos de identidad personal de personas naturales, la cual se lleva a cabo por medio del Registro del Estado Familiar, razón por la que es necesario el conocimiento y aplicación por parte del Jefe del Registro del Estado Familiar, de las leyes que regulan lo relacionado con la solución a los problemas vinculados a la emisión de éstos documentos. Agregando a esto que, es obligación del Estado acreditar el Estado Familiar de las personas a fin de dar una seguridad jurídica al conglomerado social cumpliendo así con el mandato constitucional regulado en el Art. 36 inciso tercero de la Constitución de la República, el cual contempla que toda persona tiene derecho a tener un nombre que lo identifique.

En buena parte de la población de los Municipios del Departamento de San Salvador, se carece de documentos de identidad personal por no contar con sus respectivas Partidas de Nacimiento, de Matrimonio, de Defunción, de Divorcio, de Adopción; que son imprescindibles para la extensión de la Cédula de Identidad Personal o un Carné, a causa de la destrucción o pérdida de libros, o de asientos. Dicho problema tiene un índice elevado en municipios como Guazapa y el Paisnal debido al conflicto bélico que sufrió el país en la década de los ochenta, y por razones de antigüedad, por efecto de cualquier siniestro o suceso han sido destruidos, faltan todo o en parte; de allí que consideramos de trascendental importancia y relevante la solución viable y práctica que regula la Ley Transitoria; resulta también imprescindible hacer una comparación analítica exhaustiva con la vía establecida en el Código de Familia, y la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias para la solución de los mismos.

No tenemos datos con exactitud de la cantidad de población que se encuentra con dicha problemática, mas sin embargo es muy numerosa y debido a los escasos recursos económicos muchos de éstos desisten de buscar un notario que le lleve a cabo diligencias de Estado Familiar Subsidiario; esto en consecuencia genera problemas que repercuten cuando realizan trámites legales, empleo, y ejercer sus derechos y deberes etc.

Siendo ésta una razón más de importancia como para llevar a cabo una investigación formal que establezca los aspectos relevantes con el fin de contribuir a la solución de una problemática real vivida por muchas personas de escasos recursos económicos.

Las razones de importancia expuestas anteriormente dan un parámetro para anticipar la utilidad que la presente investigación puede tener; ésta básicamente consiste en contribuir a que dicha ley tenga aplicabilidad y eficacia, y deje en consecuencia de ser Derecho Vigente no positivo, pudiendo así dar sugerencias en cuanto a que trámite es más conveniente para ser aplicado basado en una investigación crítica y real dirigida tanto a personas encargadas de desempeñar dicho cargo, como a aquellos que no tienen Partida de Nacimiento, de Divorcio, de Defunción o Matrimonio, teniendo consecuentemente problemas laborales, civiles penales e incluso mercantiles; ya que muchas personas desde 1980 por quemas de Alcaldías a causa del conflicto armado vivido en el país no las pueden obtener.

1.2. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN.

A. OBJETIVOS GENERALES

1- Determinar en qué medida es aplicable el tramite o procedimiento de la Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, en las diferentes Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador.

2- Proporcionar a las instituciones competentes un estudio comparativo del trámite seguido por la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, el procedimiento de la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias, y el trámite establecido a nivel Judicial, para la Reposición de Asientos o Partidas.

3- Determinar a qué clase de responsabilidad incurre el Funcionario Municipal Registrador de Familia, ante el cumplimiento de la aplicación del Título VIII de la Ley Transitoria que regula la Reposición de Asientos o Partidas.

B. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1- Identificar los efectos jurídicos que suscita la no aplicación del Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio.

2- Determinar los obstáculos que implica la aplicabilidad de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio.

3- Comparar los trámites y diligencias a seguir desde el punto de vista Administrativo, Notarial y Judicial.

4- Establecer de que acciones o medios dispone el particular, para recurrir ante el incumplimiento del Funcionario competente cuando este no aplica la Ley Transitoria a un caso concreto.

5- Facilitar a las diferentes Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador un manual donde se ejemplifique cada uno de los documentos base y solicitudes en relación a los mismos, a que se refiere el art. 57 de la Ley Transitoria.

1.3 HIPÓTESIS DE LA INVESTIGACIÓN

A. HIPÓTESIS GENERALES

1- La Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, es una solución viable al problema de la inseguridad jurídica para las personas afectadas que no cuentan con ningún documento de identidad personal.

2- La Reposición de Asientos o Partidas regulada en la Ley Transitoria, garantiza que las personas afectadas por falta de partida de nacimiento, puedan ejercer sus derechos y deberes políticos de ciudadano establecidos en la Constitución de la República.

B. HIPÓTESIS ESPECÍFICAS

1- El incumplimiento del funcionario competente ante la no aplicación de la Ley Transitoria; dará la facultad para que los particulares ejerzan su derecho de acción.

2- La Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar en cuanto a reposición de asientos o partidas adolece de obstáculos en su aplicabilidad.

1.4 METODOLOGÍA.

En el presente trabajo, se tomó en cuenta la siguiente metodología:

- Documental: por que necesariamente debe ubicarse y analizarse la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, a la luz de la doctrina del derecho y a la vez relacionarse con el campo jurídico con el que la Ley en mención tiene vinculaciones.

- De campo: porque para conocer en la práctica la aplicación % eficacia de la Ley objeto de estudio, se visitaron Alcaldías Municipales del Departamento de San Salvador y se pasó una cédula de entrevista a los Jefes del Registro del Estado Familiar de dichas Alcaldías.

1.5 UNIDADES DE ANÁLISIS.

El problema de investigación compete a las instituciones del Registro del Estado Familiar, que tienen su sede en las diferentes Alcaldías Municipales, por lo que básicamente nos interesó el estudio en el Registro del Estado Familiar de dichas Alcaldías, de las cuales se seleccionaron las del departamento de San Salvador que son:

1. San Salvador
2. Tonacatepeque
3. Aguilares
4. Apopa
5. Ayutuxtepeque
6. Cuscatancingo
7. Ciudad Delgado
8. El Paisnal
9. Guazapa
10. llopango
11. Mejicanos
12. Nejapa
13. Panchimalco
14. Rosario de Mora
15. San Marcos
16. Santiago Texacuango
17. Santo Tomás
18. Soyapango
19. San Martín

1.6 MUESTRA

De acuerdo a las unidades de análisis anteriormente señaladas, el trabajo de campo se basará en entrevistas dirigidas a cada uno de los Jefes del Registro del Estado Familiar de las Alcaldías Municipales mencionadas, siendo entonces un total de diecinueve Jefes del Registro del Estado Familiar.
CAPÍTULO II
DESARROLLO HISTÓRICO DEL
REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR

2.1. ANTECEDENTES MUNDIALES DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

Para desarrollar el tema de la evolución histórica del Registro Civil, hoy Registro del Estado Familiar, tenemos que hacer inicialmente una síntesis general de la misma, con el propósito de exponer las diferentes etapas históricas por las que ha atravesado esta institución.

Los más connotados autores han sostenido, que se remonta a épocas antiguas de la humanidad. Así tenemos que: "en el Antiguo Egipto, el Registro Civil fue conocido con fines de administración pública como la tributación, el trabajo o el servicio militar obligatorio.

Existen además referencias históricas que han determinado que el Registro Civil existió en culturas como la China (Siglo X antes de Cristo), Griega (Siglos IV y V antes de Cristo), Romana (Siglos II antes de Cristo) y más tarde en el Japón (Siglo XII), Coreana (del año 668 al 935 después de Cristo) y en el Perú (Por los Incas entre los años 1200 y 1531). El registro de los acontecimientos vitales pasó a interesar a las autoridades eclesiásticas, principalmente en Europa y las Américas, que entonces como ahora, tenían responsabilidades con respecto a los ritos y creencias religiosas en relación con los bautismos, matrimonios y defunciones.

En Europa en la Edad Media, era obligatorio bautizar por ejemplo, a todos los niños para recibir la aprobación de la Iglesia. Así también las bodas, y los entierros eran controlados mediante un registro por la autoridad eclesiástica.

La participación del clero en ceremonias relacionadas con cualquiera de los sucesos antes mencionados, solía ir acompañada de algún tipo de pago por este servicio. El registro de los pagos o de la falta de ellos, producía una inscripción limitada de los bautizos, bodas y entierros. Por esa razón los registros así efectuados, no reflejaban fehacientemente la realidad de tales hechos ya que abarcaban únicamente a una pequeña minoría de la población.

Estas diferencias y muchas otras más, se debían a que los registros eclesiásticos inscribían el pago de las ceremonias más que el acontecimiento de los sucesos. Se limitaba además, a los religiosos y se mantenían exclusivamente a discreción del sacerdote encargado.

EN ESPAÑA.

La evolución del Registro Civil, se remonta al Siglo XV en España, donde la Iglesia Católica introdujo los registros a cuyo cargo tenían que mantener con regularidad los párrocos. Sin embargo, el registro sistemático de los nacimientos y las defunciones por la administración religiosa, no se estableció sino hasta el año de 1871, siguiendo el modelo del sistema Belga y este siguió las directrices generales del Código de Napoleón. Practica registral que luego fue traída a América.

Desde el Siglo XVI, era obligatorio para los párrocos de las Iglesias llevar estos registros, ya que el Concilio de Trento de 1563 estatuyó como una de las funciones principales de las parroquias esta actividad.

Estos registros llevados por los párrocos, no siempre eran ordenados y se perdía mucha información importante, esta situación aumento sobre todo en la conquista y colonización de las tierras Americanas, pues el nuevo continente afrontaba dificultades por las grandes distancias y la descentralización del clero español, que no alcanzaba a cubrir todo el territorio conquistado. Esto afectaba a los censos en las parroquias.

Otra dificultad que afrontaron, era la resistencia de los indígenas, la cual se tornó violenta y sangrienta por no profesar la fe católica, y al obligarlos a hacerlo, surgieron años de conflicto; por lo que llevar un registro completo de la población, fue imposible.

Esta situación provocó un distanciamiento entre las personas conquistadas y sus conquistadores, negándose los sacerdotes a inscribirlos si no profesaban la fe católica, lo mismo ocurría al celebrase matrimonios mixtos, es decir matrimonios entre indígenas y españoles, pues la diferencia de culto era un impedimento relativo para contraer matrimonio.

Se dio la separación de los libros de registro parroquiales as los de nacimientos, los de matrimonios y los de defunciones. Estos registros adolecían de errores, ya que solo eran inscritas las personas que profesaban la fe católica.

Diremos entonces, que los libros parroquiales, a parte de los defectos de organización, sobre todo en las parroquias rurales, tenían el inconveniente de su origen y su destino que se limitaba a la religión, y no desempeñaba efectivamente el rol de un registro, pues eran libros de la iglesia católica, destinados a dejar constancia de los fieles y la administración de los sacramentos a otros. Careciendo por lo tanto, de generalidad e imparcialidad para realizar su labor.

En Francia.

El Registro Civil se introdujo en el Siglo XVI, en el año de 1539. Francisco I promulgó la ordenanza de Willers Cotterets"; en esta se prescribía que los párrocos debían mantener registros de los bautismos y entierros de las personas que residían dentro de los límites de la parroquia.

Se produjo un acontecimiento importante en el año 1803, cuando el Registro Civil se hizo obligatorio con arreglo al derecho civil francés, con la vigencia del Código de Napoleón de 1807.

La sección correspondiente del Código citado, reforzaba la responsabilidad del Estado con respecto al registro de Nacimientos, Matrimonios y Defunciones. Prescribía disposiciones rigurosas para determinar quien debía registrarlo y que debía contener el Asiento. Cabe señalar que este Código estableció firmemente al individuo como la "unidad del Registro Civil.

En Francia, este sistema con las posteriores mejoras introducidas a lo largo de los años, se ha mantenido hasta el presente y es la fuente de las estadísticas vitales completas de nacimientos y las defunciones y, más tarde, las defunciones fetales, los matrimonios y los divorcios, respecto de cuyo acaecimiento se llevan informes estadísticos individuales al momento de la inscripción. La influencia de las directrices generales del Código de Napoleón, puede observarse en la organización del registro civil en toda Europa Occidental y en algunos países del norte de América y de América Latina a raíz de la conquista.

En América del Norte.

Se introdujo una organización sistemática del Registro Civil, por medio de reglamentaciones escritas en las Colonias Británicas de Massachussetts, Bay y New Plymouth a comienzos del Siglo XVII.

Los escribanos públicos fueron designados como los "registradores oficiales" para registrar los nacimientos, matrimonios y defunciones de las diferentes provincias.

En Roma.

El Registro Civil se estableció en la época de oro del Imperio Romano con el emperador Servio Tulio, quien dividió las ciudades en cuatro circunscripciones denominadas tribus, que era dirigido por un jefe llamado curador, y se encargaba de llevar un censo de todos los ciudadanos, por ello cada padre de familia (Pater Familiaes) tenla la obligación de declarar los nombres, edades domicilios y fortuna de sus hijos menores.

Para llevar con mayor exactitud los censos, era necesario relacionar los nacimientos y las muertes de los ciudadanos romanos. Pero el objeto de estos censos de personas, era con una finalidad económica de recaudación de impuestos.

El Derecho Romano, obligaba la intervención de un Registrador, así como la redacción de un documento especial para determinados actos o hechos jurídicos, como por ejemplo, la libertad concedida a un esclavo, las adopciones, las emancipaciones, etc.

Posteriormente el Emperador Marco Aurelio hizo obligatorio para los ciudadanos romanos, la declaratoria del nacimiento de sus hijos y darles un nombre dentro del plazo de treinta días. Esta declaración se hacía ante quienes eran empleados de las administraciones provinciales y municipales, atendiendo a la ubicación primordial que tenían dentro del territorio. A la caída del Imperio, estos registros también fueron destruidos, por lo que no llegaron a perfeccionarse como institución estatal permanentemente. La creación de los registros de personas que conocemos actualmente, proviene directamente de la iglesia católica, ya que esta tenía por costumbre conservar la prueba escrita de determinados hechos religiosos que incidían en el Estado Civil de las Personas, como: el bautismo, el matrimonio y las defunciones. Estos asientos parroquiales servían de prueba para los nacimientos, los matrimonios y las muertes." (1)

2.2. ANTECEDENTES NACIONALES DEL REGISTRO.

El Registro Civil en El Salvador se presenta al independizarnos de la Corona Española, nuestras instituciones iniciaron un arduo y duro proceso de cambios, favoreciendo a los habitantes del país. Uno de los avances legales que podemos citar, es la puesta en vigencia de nuestro Código Civil en 1860, el cual desarrollaba en su capítulo V, una serie de disposiciones relacionadas con el Estado Civil. Establecía por ejemplo que la edad y la muerte podrán probarse por las respectivas Partidas de Nacimiento, Bautizo o Muerte.

El origen del Registro Civil, lo encontramos "a principios del siglo ante pasado, después de la independencia y se llevaba en forma rudimentaria. Al igual que en Europa estaba al cuidado de los párrocos con el objeto primordial de comprobar los sacramentos de las personas que profesaban la religión católica.

En nuestro país, el registro de nacimientos, matrimonios y defunciones se estableció en el año de 1875, únicamente para fines estadísticos. Sin embargo, fue hasta el 4 de Abril de 1879, con la promulgación y publicación del primer cuerpo de leyes denominado Codificación de Leyes Patrias, que en el libro VI, se regularon disposiciones relativas al Ramo Municipal, estableciendo en el Titulo III, Artículo 42, 44 y 45, como uno de los deberes de las municipalidades, formar el registro de las personas en sus respectivas circunscripciones territoriales, sujetándose a las disposiciones de la materia.

Estas disposiciones tenían una notable influencia de la Iglesia Católica y el Derecho Canónico en los asuntos meramente civiles, a pesar del precepto legal que disponía la separación del Estado de la Iglesia. Todavía esta última tenía a su cargo los registros de nacimiento, matrimonios y defunciones, siendo la iglesia la que imprimía el carácter legal de estos actos constitutivos del Estado Civil de las personas. Por lo que la combinación Iglesia-Estado, es parte de los legados que nos dejaron nuestros conquistadores españoles.

El Artículo 45 de la Ley del Ramo Municipal (ya derogado), señalaba que las certificaciones de las partidas debían ser extendidas en papel sellado. Con ello, se le quitaba a la Iglesia católica la función de expedir certificaciones, con excepción en los casos de los matrimonios, pues todavía en esa época, los matrimonios quedaban en las manos de la Iglesia, probándose dicho acto con las certificaciones de los Alcaldes, acompañadas de la autorización del párroco celebrante.

Por Decreto Legislativo del primero de marzo de 1880, se estableció el matrimonio Civil. Pero no es sino hasta el año de 1881, que por Decreto Legislativo del 17 de Febrero del año citado, que se decreta el matrimonio civil en forma general, favoreciendo tanto a nacionales como a extranjeros. Tomando en cuenta que la inmigración beneficiaba desde aquel entonces, el progreso de nuestro país. Se rompió a partir de ese momento, con el vinculo que existía entre el Estado y la Iglesia Católica, iniciándose así la labor registral de los actos y hechos jurídicos de las personas naturales como una facultad del Estado y desde ese momento se tenía toda una serie de actividades, tendientes a fortalecer estas oficinas registrales locales.

Nuestros Registros Civiles por tanto, han sido desde su creación, oficinas descentralizadas que han manejado la información registral de una forma independiente, es decir, que las divisiones administrativas de tales registros están divididas por municipalidades y funciones como Unidades Autónomas o Descentralizadas. Estas oficinas cubren la población que se encuentra bajo su circunscripción territorial. (2)

El legislador salvadoreño a partir de 1994 con la entrada en vigencia del Código de Familia, hizo una transición del Registro Civil a Registro del Estado Familiar, consciente de la problemática que a lo largo del tiempo han sufrido los Registros Civiles, en nuestro medio, por carecer estos de un sistema registral eficiente y unificado que asegure a la sociedad y al Estado la certeza de los archivos registrales; se planteó un reto muy grande, pero no imposible de cumplir y creó la Normativa Registral Familiar, basada principalmente en la posesión del Estado de Familia que ha venido a introducir y a sustituir los conceptos civilistas de las , relaciones de familia y su correspondiente registro del Estado Familiar.

Es de esta manera que surge como nueva terminología, que viene a desplazar a la anterior y que mejora los criterios civilistas que se basan en formas y procedimientos que no se adaptan a la evolutiva y cambiante realidad. Por todo ello se ha suprimido el término de Estado Civil de las Personas, el cual era utilizado para designar la calidad de hijo, padre, madre, abuelo, hermano, tío, sobrino, etc. Y se emplea una nueva terminología acorde a las relaciones de familia y se le denomina "Estado Familiar".

2.3) ANTECEDENTES DE REPOSICIÓN DE ASIENTOS O PARTIDAS A NIVEL NACIONAL.

En cuanto a los antecedentes de la Reposición de Asientos o Partidas, se debe hacer referencia, que El Salvador vivió durante mucho tiempo un conflicto político-militar. Después de muchos años de violencia y el consiguiente fenómeno de migración que se dio dentro de la guerra, vino a ser un problema, una vez transcurrido esta. Uno de sus efectos fue que miles de personas en determinado momento carecían de documentos de identidad personal. Bien porque nunca fueron registrados o habiéndolo hecho sus respectivos asientos fueron quemados o destruidos de forma total o parcial en sus respectivas Alcaldías; o no pudieron asentar ordinariamente su nacimiento en el respectivo Registro Civil, esto quiérase o no impidió incorporarse nuevamente a un proceso de desarrollo humano por un lado, social por otro, pero primordialmente jurídico, al no poder ejercer ciertos deberes y al mismo tiempo no poder gozar y disfrutar de ciertos derechos; ambos establecidos en la Constitución de la República. Esto permitió que el Estado a través de sus instituciones creara las disposiciones legales para documentar a los afectados por el conflicto.

"El problema de la indocumentación en el país comenzó a resolverse con la aprobación de los decretos legislativos 577, 204 y 205. El primero contenía la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil; el segundo es el que reformó la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil y el tercero contiene la Ley Especial Transitoria para Establecer el Estado Civil de Personas Indocumentadas Afectadas por el Conflicto, lo que facilitó a las personas perjudicadas asentar su nacimiento en la Alcaldía del municipio donde nacieron, siempre que el libro de ese año estuviera destruido.

El Decreto 577 contempló un procedimiento engorroso y burocrático, que contenía además muchos vacíos que permitieron que se repusiesen, al antojo y arbitrio, sin ningún procedimiento legal, muchos asientos o partidas, sea por ignorancia o por malicia, el caso es que se cayó en una incertidumbre jurídica.

Antes de la aplicabilidad del Decreto 205 de 1992 la única forma de establecer el Estado Civil o de la muerte de una persona, solamente estaba facultada para el Alcalde Municipal, para el Juez de Primera Instancia a través del Código de Procedimientos Civiles; excepcionalmente ante Notario, por medio de la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de Otras Diligencias. Según los Artículos 326 y 330 del Código Civil derogados, ésta última Ley también surgió como un auxiliar del decreto Legislativo número 1073 del año de 1979; ya que antiguamente la Jurisdicción Voluntaria solo era de competencia para los Jueces de Primera Instancia.

Ahora bien, con la creación del Decreto Legislativo número 205 del año de 1992, únicamente se estaba otorgando una atribución especial y temporal al señor Alcalde Municipal, para que este por medio del Jefe del Registro Civil pueda dar fe y resolver asuntos de Jurisdicción Voluntaria con los mismos efectos y consecuencias de derecho. Por lo tanto, de acuerdo a la Ley común, a este nuevo Funcionario Municipal se le estaba reconociendo como persona auxiliar del Organo Jurisdiccional en beneficio de la Administración de Justicia.

Cabe mencionar de manera especial que con la vigencia del Decreto número 205, pareciera que el Código de Procedimientos Civiles y la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias, aún siendo leyes positivas, dejaron de tener vigencia, como que si existiera un vacío o ruptura en la aplicabilidad de estas leyes, algo así como un vacío de poder en la función pública, ya que estaría desapareciendo temporalmente en todo procedimiento civil, las pruebas testimoniales e instrumentales; mientras que por el Decreto número 205 se estaría supliendo nada más con una declaración jurada de una persona capaz o por medio de sus representantes legales para establecer el Estado Civil de nacimiento de las personas naturales.

Sin embargo, se puede decir que durante el conflicto la coordinación con otras instancias e instituciones posibilitó que la documentación como requisito necesario para impulsar el proceso de reinserción social tanto de los ex-combatientes, como de aquellos que regresaron al país después de que muchos permanecieron en países vecinos Centroamericanos. Colaboró también no solo el proceso de reinserción antes indicado, si no también que para poder participar en ese proceso mencionado; colaboró una actividad de índole prioritaria desde la perspectiva legal y humana. Así, quien no poseía documentos de Estado Civil y de identidad no tiene ninguna seguridad jurídica y sus posibilidades de acceso a las distintas actividades socioeconómicas o no las puede ejecutar o ejecutándolas son nulas. Esta imposibilidad no permitía por un lado el cumplimiento de ciertos deberes y derechos de índole político y social.

El rol que desempeño el municipio en el conjunto de actividades y procesos mencionados, fue determinante. Paradójicamente, fue la institución más golpeada en su infraestructura, en aquellos lugares y zonas altamente conflictivas. Edificios y documentos destruidos, semi destruidos y/o quemados vivieron durante mucho tiempo en el exilio.

Es fundamental recalcar que el Municipio es una institución que teóricamente juega un papel importante en el fortalecimiento de los procesos democráticos, unidos participativos y de los esfuerzos e iniciativas del desarrollo económico y social en Latinoamérica.

A pesar de ello, nuestros gobiernos locales no cuentan con los instrumentos políticos, administrativos y financieros necesarios para fortalecer y sostener su gestión. Pese a su antigüedad en la región, el Municipio es una institución que, sobre todo, en los últimos treinta y cinco años, ha perdido muchas de sus atribuciones para la promoción y administración del desarrollo local a causa de la consolidación de las tendencias centralizadoras antes enunciadas, muy a pesar de la disposición constitucional, específicamente el artículo 203 el cual establece que es autónomo en lo administrativo, en lo técnico y financiero.

De ahí que debido a estas limitaciones enunciadas, tanto el ISDEM, (Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal) como el ACNUR, hayan apoyado financiera-técnica y administrativamente en el proceso de reposición de partidas, según el decreto 205.

Es importante reiterar en el municipio el rol de la participación ciudadana, de manera especial el que asumió durante el conflicto y durante el proceso de documentación. Si partimos que el Municipio, pese a su antigüedad, no fue tal vez, la institución más fuertemente fortalecida y sostenida hacia el desarrollo económico y social.

Durante la década de la guerra, se aprobó el Código Municipal, el cual por lo menos teóricamente los municipios adquirían la autonomía en lo técnico, en lo financiero y en lo administrativo (Art. 202 Cn.). Anteriormente a mil novecientos ochenta y seis (Aprobación del Código), en la medida en que se concentró el poder en las manos de los Gobiernos Centrales, el poder local vio más o menos disminuida su gestión y, en consecuencia, perdió muchas de sus atribuciones para la promoción y la administración del desarrollo. (3)

"Antes de firmarse los Acuerdos de Paz, 62 Municipios funcionaban fuera de sus respectivas sedes. El número de Municipios afectados durante el conflicto fue bastante variable, se modificaba según las contingencias de la guerra. La cifra de 62 Municipalidades representa una cuarta parte de la administración pública descentralizada, con una extensión de 4,000 kilómetros cuadrados y contiene una población estimada en más de 800,000 personas. La mayoría de municipalidades se encontraron en el exilio desde los inicios de la guerra (1980). El ataque contra las Alcaldías y sus Consejos Municipales fue un recurso que empleó el FMLN, con el propósito de disminuir los mecanismos de poder del adversario y lograr así los objetivos propios de naturaleza política, militar y de guerra. Así, de tal manera que en algunos momentos de la lucha, y en algunas zonas más que en otras, la exclusión de los Alcaldes de sus sedes permitió acumular más poder por parte del frente.

Es oportuno mencionar que el conflicto no sólo generó y/o provocó sólo problemas de por sí muy importantes, como los demográficos, sino también de índole jurídicos. Muchas poblaciones quedaron desoladas; y otras que por no funcionar el municipio y sus autoridades municipales, dejaron de ejecutar actividades propias y de naturaleza jurídica, tales como el Registro Civil y que muchas personas dejaron de realizar actividades inherentes a esa naturaleza. (Inscripción de recién nacido, defunciones, solicitud de documentos de identidad, etc.) ante esta situación el Estado Salvadoreño para solventar la problemática emitió el Decreto Legislativo Número 165, publicado en el Diario Oficial Número 239, Tomo Número 301, de fecha 23 de diciembre de 1988. El cual contiene disposiciones para la Prestación de Servicios Municipales en todo el territorio nacional sin interrupción. Con este Decreto, se procuraba que las prestaciones fueran continuas y permanentes. Se autorizó a COMURES, (Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador), como la entidad calificada para autorizar el traslado de la prestación de los servicios municipales de un Municipio a otro, cuando este se vea interrumpido por amenazas a la seguridad personal o al normal desarrollo de sus actividades.

El Decreto en una de sus disposiciones afirmaba que "todas las actuaciones en que intervengan los delegados de los Consejos Municipales... así como los documentos que autoricen o expidan tendrán el correspondiente valor legal.”

Previo a este Decreto el Ministerio del Interior a través de La Dirección de Desarrollo Regional, (DDR), buscó siempre un asidero legal, para solucionar el problema de la funcionalidad de un Municipio en otro. No encontrándolo ya en la Ley del Ramo Municipal o en el Código Municipal, u otras disposiciones secundarias, se vio en la necesidad de implementar el Decreto mencionado.

Todavía para mayo de 1992, los Departamentos que presentaban cuadros de nomadismo municipal, fueron los siguientes: Morazán con trece municipios; Chalatenango con once; la Unión con cinco; San Miguel con cinco; Usulután con tres; y Cabañas con dos. Anteriormente fueron muchos más Municipios.

Es oportuno señalar que antes de la aprobación del Decreto 205, que fuera coordinado por ACNUR e ISDEM vía PRODOC (Proyecto de documentación) el Ministerio del Interior, coordino a partir de 1980, el Decreto 204 "Reformas a la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil" el cual contenía un procedimiento administrativo tan engorroso, que debido a eso, muchos Alcaldes, especialmente en el Departamento de Chalatenango registraron y extendieron cuanto documento quisieron, sin las formalidades legales que exigía el Decreto (Art. 11).

Debido al proceso engorroso para reponer los documentos mencionados, vista la poca motivación de la población por hacerla; a sí mismo el proceso gradual de cientos de miles de desplazados y repatriados hacia sus lugares de origen, y vista especialmente el proceso de paz como consecuencia de los Acuerdos de Paz, la documentación de todas las personas afectadas por el conflicto, fue para el Gobierno Central una actividad prioritaria desde la perspectiva legal humana, política, económica y social, pues quien carece de documentos de Estado Civil y de identidad, no tiene ninguna seguridad jurídica y sus posibilidades de acceso a actividades socioeconómicas son nulas, lo cual no le permite incorporarse a procesos de inserción social y su participación directa en actividades políticas, así como el ejercicio de sus deberes y derechos de la naturaleza antes indicada. Esto último importantísimo como un presupuesto indispensable en el camino hacia la democracia, en tiempos de transición.

Para tener una dimensión, el Gobierno a través del ISDEM, solicitó a la SRN, (Secretaria de Reconstrucción Nacional), y al Ministerio del Interior, (MINTER), información al respecto. Con la información proporcionada, el ISDEM, el MINTER y AID realizaron el 1992 un diagnostico en las zonas más afectadas por el conflicto armado.

De los 243 Municipios de 12 Departamentos, sin incluir Ahuachapán y Sonsonate, se realizó una encuesta de diagnóstico en 126 Municipios (54%) los cuales representaban sus Registros Civiles así: 48 totalmente destruidos, 45 parcialmente destruidos y 33 que no sufrieron daños.

Número de libros de Partidas de Nacimiento faltantes en las Alcaldías fue de 4,784. Así para calcular el volumen o número de indocumentados afectados por la destrucción total o parcial de los libros, se multiplicó el número de libros faltantes por el promedio de partidas asentadas en un libro ordinario, aproximadamente en número 150 por libro, se totalizó alrededor de 717,600 personas indocumentadas que carecían de inscripción de su Partida de Nacimiento en el Registro Civil correspondiente y/o de sus documentos de identidad personal (Cédula de Identidad y Carné de Minoridad). (4)

Ante tales datos se creó el Proyecto de Documentación, PRODOC, como resultado de concesión de ideas emanadas del ISDEM y del ACNUR, quien recién se había incorporado a las instituciones antes mencionadas.

"El primero de julio de 1992 se inició prácticamente con el proyecto.

Como producto del conflicto armado, las Alcaldías directamente afectadas se involucraron en los esfuerzos de documentación en una situación bastante precaria en lo relativo a recursos humanos capacitados, infraestructura y logística adecuada, enfrentando así la cada vez más reciente demanda de la población indocumentada, quienes ejercían presión para poder ejercer más tarde sus derechos políticos.

Inicialmente el proyecto comenzó con los Municipios afectados, su asistencia legal, capacitación en las áreas jurídicas y administrativas proporcionando el apoyo logístico necesario para iniciar la documentación de la población afectada.

De tal manera que con dicho proyecto se pretendieron los objetivos siguientes:

Contribuir con las Alcaldías Municipales en la dotación de documentos básicos de identidad (Partida de Nacimiento, Cédulas de Identidad Personal, Carné de Minoridad) a personas afectadas por el conflicto bélico.

Apoyar la expedición de Partidas de Nacimiento, Carné de minoridad y Cédulas de Identidad Personal a la población indocumentada, para facilitar su reinserción a la vida socioeconómica y política del país.

Asistir a las municipalidades del país con capacitación, equipamiento básico y asistencia legal para viabilizar el proceso de documentación.

Asistir a los Registros Civiles de las Municipalidades en el control de calidad, mediante la correcta aplicación de leyes y Decretos legislativos que norman la documentación, a fin de que los documentos acensados y emitidos tengan el respaldo legal.

Reforzar la capacitación necesaria en aula y ejercicio al personal municipal, a fin de que estos realicen su labor eficientemente.

Dotar a las Alcaldías del Manual de Aplicación de los Decretos Legislativos Números 204 y 205, para el asentamiento emisión de Partidas de Nacimiento.

Apoyar el proceso de carnetización electoral como interlocutor entre las Alcaldías y el TSE.

Se tuvo como meta documentar a 525,000 personas a través de asentar, reponer y/o expedir documentos de identidad personal.

Para el logro de lo anterior se utilizó la siguiente estrategia:

Se contrató al personal técnico por servicios profesionales.

Previo al inicio del proyecto, el Personal Técnico del ISDEM y del PRODOC fue debidamente capacitado en aspectos legales y organizativo- operativo.

ISDEM estableció mecanismos que agilizaron el apoyo técnico y financiero en los municipios.

Previo a iniciar la documentación, se capacitó a los Alcaldes, Secretarios, Jefes o encargados del Registro Civil Y de Cédulas de todo el país en la aplicación del D.L. 577 - 204 Y 205.

Contratación del personal auxiliar pagado por el ISDEM/ PRODOC, el cual se seleccionó capacitó y asignó a los municipios que más lo requerían.

Desarrollo campañas educativas de promoción a la documentación para incentivar a la población a documentarse.

Asistió a las Alcaldías en promoción y organización de las comunidades para la documentación.

Dotó a las Alcaldías del material y equipo básico necesario para una eficiente documentación.

Desarrollo mecanismos de supervisión y seguimiento constante, para permitir en gran medida el control de calidad tanto en la documentación asentada como en la emitida por las distintas municipalidades.

Logró en dos oportunidades la prórroga del Decreto Legislativo Número 205.

Coordinó con el T.S.E, la reposición de Partidas de Nacimiento que este tiene microfirmadas, a través de un proyecto de maquila financiada por ACNUR, lo que permitió la reposición de los libros a las respectivas Alcaldías señaladas anteriormente.

Contratación de una agencia publicitaria para la difusión del proyecto, la cual fue constantemente evaluada por el Comité Coordinador.

Apoyo a la Gerencia Financiero, Gerencia Administrativa, Proveeduría y Servicios Generales del ISDEM, con personal que se dedicó exclusivamente a funciones del PRODOC.

ISDEM proporcionó personal propio para apoyar las actividades del PRODOC.

La metodología del trabajo se inició con la documentación en la sede de las Alcaldías para finalizar documentando en las comunidades a través de Jornadas de documentación.

ISDEM, otorgó a PRODOC autonomía operativa financiera.

Extensión de las aplicaciones del D.L. 205 en casi todo el país y no únicamente a los municipios afectados por la violencia.

El PRODOC desarrolló labor sobre dos bases fundamentales.

También el Comité Coordinador aprobó estrategias de trabajo presentadas por la coordinación del proyecto o por el Comité Nacional de Apoyo a la documentación.

Las relaciones de trabajo se formaron en el desempeño del proyecto, siendo estas muy armónicas y profesionales.

Además de un Comité coordinador que se creó a propósito, Comité Nacional de Apoyo a la Documentación.

Este Comité integrado por: ACNUR-AIR-COMURES-ONUSAL-TSE Y PNUD fue coordinado por ISDEM/PRODOC. Se reunía semanalmente y se constituyó en una de las bases del Proyecto de Documentación. Su contribución fue valiosa en la solución de problemas en el campo político y en lo tecnológico.

Su accionar fue fortalecido por el período pre-eleccionario al encontrarse con un alto número de personas sin Carné Electoral, el cual no es obtenible si se carece de Partidas de Nacimiento registradas en el TSE.

El Comité institucionalizó la coordinación con las Alcaldías de todo el país para lo cual desarrollo el plan “Fortalecimiento Institucional a la Documentación", (FIADO), Constituyéndose a nivel Departamental y Municipal los Comités de Apoyo, los cuales estaban conformados por las Alcaldías, T.S.E., ONUSAL N" PRODOC.

Fruto de esta coordinación fue:

Incremento en el número de jornadas de documentación.
Cobertura del proyecto a nivel nacional.
Incremento del número de beneficiarios con documentación primaria.
Considerable aumento de solicitudes de carné Electorales i S IRES).
Al final del proceso pudieron obtenerse los logros siguientes:

A. Coordinación.
I- Alcaldías Municipales:

Inicialmente muchos funcionarios y empleados municipales fueron renuentes a apoyar el proceso de documentación pero a base de visitas, capacitaciones, reuniones de trabajo, apoyo de recursos humanos y logísticos se logró establecer una relación de eficiente coordinación con las municipalidades que son las directamente responsables y las únicas que ejecutan como autoridad Municipal la documentación primaria. De no haberse logrado esta coordinación la población beneficiada por el proyecto hubiera sido mínima.

2- ONG's.

Para reforzar la promoción de la documentación, ACNUR
Suscribió convenios con las ONG's.

Con el objetivo de coordinar, supervisar y fortalecer el trabajo de promoción de las ONG's en el aspecto logístico, se establecieron reuniones semanales entre los diferentes actores de la documentación, PRODOC, ACNUR, TSE, ONUSAL y ONGS. La promoción se llevó a cabo en casi todos los municipios, cantones y caseríos del país, a través de perifonemas, socio-dramas, piñatas, distribución de hojas volantes y visitas casa por casa. Estas actividades fueron el factor determinante para alcanzar las cifras reportadas en el informe de jornada.

Como resultado de las experiencias adquiridas en el proceso de la documentación primaria, el PRODOC, con la colaboración de las ONG'S, llegaron a ocupar posiciones de liderazgo dentro del proceso electoral en la etapa de empadronamiento, ya que las cifras establecidas fueron superadas con creces.

B. Resultados

El problema de los indocumentados en el país comenzó a resolverse con la aprobación de los Decretos Legislativos 577, 204 y 205. El primero contenía la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil; el segundo es el que reformó la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil y el tercero contiene la Ley Especial Transitoria para establecer el Estado Civil de Personas Indocumentadas Afectadas por el Conflicto, lo que facilitó a las personas a asentar su nacimiento en las Alcaldías del Municipio donde nacieron, siempre que el libro de ese año estuviera destruido.

Los D.L. 204 y 205 le dieron facultad legal al ISDEM para coordinar las actividades de las alcaldías concernientes a la aplicación de dichos decretos, lo cual hizo con el apoyo de ACNUR y AID. Como resultado de los esfuerzos se estableció el "PRODOC" en julio de 1992.

El PRODOC inició sus labores con la capacitación de su personal y los profesionales de ISDEM; posteriormente capacitó al personal de las Alcaldías (Alcaldes, Secretarias, Jefe o encargado del Registro Civil y Cédulas). Se dotó de material, equipo de oficina, personal auxiliar capacitado y contratado con fondos de PRODOC. Transcurrida esta fase se inició la documentación en el mes de septiembre de 1992.

1- Alcance de Metas (1992).

Durante 1992, como resultado de los dos meses de capacitación de personal e instalación de oficinas, de los seis meses programados de trabajo efectivo con las Alcaldías, solamente se pudieron cubrir cuatro, alcanzándose un 75% de la meta prevista.

2- Alcance de Metas 1993.

Las metas en el año de 1993 fueron totalmente superadas en casi todos los indicadores, exceptuándose los siguientes:

Los libros de reposición (92%).

Instalación de oficina en la Región Oriental (50%).

Los libros de reposición de partidas de nacimiento se elaboraron tomando como base los microfilms de TSE y se digitaron a través del proyecto de maquila financiado por el ACNUR.

Por motivos coyunturales el proceso electoral del país, el TSE se vio imposibilitado en continuar colaborando hasta lograr conseguir la total reposición de los libros destruidos.

ACNUR, en coordinación con PRODERE, abrieron casa de documentación en Ciudad Barrios, San Francisco Gotera y Santa Rosa de Lima, las cuales realizaron una efectiva labor en la documentación primaria.

3- Alcance de metas 1992 y 1993.

Analizando lo realizado durante la ejecución del proyecto documentación (julio/92 a diciembre/93) nos encontramos que únicamente en lo concerniente al número de libros repuestos no alcanzó la meta (87%) pero se sobrepaso en el número de libros. Esta ente contradicción se debió a que originalmente se estimo promedio 200 partidas repuestas para conformar cada libros con más de 1,000 idas de Nacimiento cada uno, principalmente en los municipios densamente poblados." (5)

Siendo así que, en el libro segundo, titulo segundo de dicho código regula lo concerniente al Registro del Estado Familiar, constituyendo la base fundamental; para que posteriormente partiendo de los vacíos de la misma, se emitiera por Decreto Legislativo número 496, la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, que contempla la función que debe desempeñar el Registro del Estado Familiar en las diferentes Alcaldías Municipales como parte administrativa de la organización del Estado.

La mencionada Ley Transitoria contempla dentro de sus disposiciones las diferentes clases de asientos dentro de los cuales se encuentran:

A. Inscripciones principales,
B. Asientos de rectificación o de Subsanación, de modificación y de sustitución,
C. Asientos de cancelación, y
D. Anotaciones marginales.

A su vez la Ley Transitoria regula lo relativo a los hechos o actos que deben inscribirse en el Registro del Estado Familiar dentro de los cuales tenemos:
Los nacimientos;
Los matrimonios;
Las uniones no matrimoniales;
Los divorcios;
Las defunciones;
Los regímenes patrimoniales del matrimonio;
Las capitulaciones matrimoniales y
Los demás hechos o actos jurídicos de las personas naturales que determine la Ley.

Además de lo planteado, dicha Ley regula lo referente a la Reposición de Libros y Asientos en el título VIII, capítulo único del artículo 55 al 62.

Se debe agregar que es hasta en esta Ley donde en el transcurso de la historia del ordenamiento jurídico de El Salvador se ha evidenciado, y desarrollado ampliamente lo concerniente a Reposición de Asientos o Partidas, sean éstas de nacimiento, de matrimonio, divorcio, defunción y de Adopción, constituyendo evidentemente un avance en nuestra la legislación.

(1) Efraín Antonio, Huezo Chávez. Consideraciones sobre el Registro Civil en El Salvador. Tesis (UES), San Salvador, 1972, Pág. 18- 24.
(2) Francisco Hermógenes, Fuentes Magaña. Organización Administrativa y funcionamientos del Registro Civil. Tesis (UES) San Salvador, 1979. -Págs. 16- 18.
(3) Revista Presencia. Publicaciones Universidad José Simeón Cañas. No. 1. 1998.
(4) Revista Proceso. Publicaciones Universidad José Simeón Cañas. No. 577. 1992.
(5) Revista ECA. Estudios Centroamericanos No. 525-526 1992. Pág. 18-39

CAPÍTULO III
ASPECTOS GENERALES SOBRE EL
REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR

En este Capítulo damos a conocer aspectos que se consideran como generalmente básicos en relación al Registro del Estado Familiar, para que se tenga mayor comprensión sobre los mismos. Estos son: la definición, la finalidad, los principios, la importancia, los alcances, las funciones y la seguridad jurídica del Registro del Estado Familiar.

3.1 DEFINICIÓN DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

"Es el organismo del Estado encargado del Registro de los hechos y actos que constituyen las fuentes del Estado Familiar de las personas naturales, que permite el funcionamiento del sistema jurídico que rige las relaciones de los individuos organizados en familias y vinculaciones con el Estado, así como también, la recopilación y remisión de los datos estadísticos relativos a los hechos y actos de ese Estado Familiar, a los organismos estadísticos correspondientes para la elaboración de las estadísticas vitales. (6)

Otros lo definen como: "El centro u oficina organizado por el Estado, en cuyos Libros se hacen constar oficialmente los hechos que se refieren al Estado Familiar de las personas.

Es la institución o servicio administrativo a cuyo cargo se halla la publicidad de los hechos afectantes al Estado Familiar o mediatamente relacionados con dicho estado, contribuyendo en ciertos casos a la constitución de dichos actos y proporcionando títulos de legitimación del estado (7)

Del estudio de las diferentes definiciones sobre registro del Estado Familiar, nos parece la definición de Francisco Hermógenes Fuentes Magaña, ya que señala la institución de una forma ampliamente facultada para llevar a cabo la inscripción de las personas.

Consideramos además, que el Registro del Estado Familiar, es una institución perteneciente a las Alcaldías Municipales como parte de la organización y funcionamiento de éstas.

3.2. FINALIDAD DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

La finalidad consiste en probar, los hechos concernientes a la existencia del Estado Familiar de las personas; para evitar confusión y dilaciones entorpecedoras del trato civil, en otras palabras, es hacer constar por escrito de modo fidedigno, en el mismo momento que los hechos ocurren, los datos relativos a la existencia al Estado Familiar y la condición de las personas.

El Registro del Estado Familiar da seguridad y certeza a la vida civil e interesa a todos, pues "beneficia no solo al individuo, sino también al Estado y a los terceros: Al individuo que, en cualquier momento que lo necesite, puede probar su condición jurídica de ciudadano, de hijo, de cónyuge, de pupilo, etc., base de sus derechos y deberes; al Estado para la organización de muchos de sus servicios, como, por ejemplo: El militar, censo electoral, estadísticas vitales, etc.; y a los terceros, por que el registro les proporciona el conocimiento de aquellas circunstancias de las que resulta la capacidad o incapacidad de la persona con quien desean entrar en relación, saber si es mayor o menor de edad, casado o soltero, etc." (8)

3. 3. PRINCIPIOS DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

A. PÚBLICO:

El registro del Estado Familiar es Público, ya que cualquier persona puede consultarlo y solicitar las certificaciones de los diferentes asientos de inscripción; por ser el Registro del Estado Familiar un archivo de datos estadísticos relativos a las relaciones familiares, cualquier persona interesada en informarse de los diferentes asientos registrales puede pedir dicha información, ya sea por medio de la exhibición y expedición de certificaciones de los asientos o partidas originales, a excepción del Registro reservado de Adopciones (,Artículos 203 Ley Procesal de Familia y 32 de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio) que se dan únicamente por orden judicial.

B. LEGALIDAD:

Este principio garantiza la inscripción de los hechos y actos mencionados, en el Artículo 24 de la Ley Transitoria, el cual establece que "en el Registro del Estado Familiar se inscribirá: los nacimientos, los matrimonios, las uniones no matrimoniales, los divorcios, las defunciones y los demás hechos o actos jurídicos de las personas naturales que determine la Ley. " ya que su proyección es la de garantizar la inmutabilidad o invariabilidad de los asientos de inscripción, de manera que la labor registral no pueda ser modificada al libre antojo de las personas, sino que únicamente pueda hacerse por medio de los procedimientos establecidos en la Ley; es decir que puede ser mediante resolución Judicial, actuación Notarial o por el mismo Registro del Estado Familiar tal como se dispone en el Articulo 17 de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, que prescribe: "Los Registradores de Familia podrán rectificar bajo su responsabilidad y mediante resolución motivada, las omisiones materiales y los errores materiales o manifiestos cometidos al asentarse un hecho o acto en los registros.

Un error u omisión es material o manifiesto:

a) Cuando en el asiento se alteren frases o información contenida en los documentos, se copian unas palabras por otras, se inscriben estas en forma incorrecta, se supriman palabras o pasajes incluidos en tales documentos.

b) Si se desprenden de la sola lectura del respectivo asiento.

c) Cuando se deduce de los antecedentes que le dieron origen a la inscripción o de su cotejo con otros documentos públicos o auténticos.

Cualquier otro tipo de rectificación o Subsanación de asientos solo podrá practicarse en acatamiento de resolución judicial o mediante actuación Notarial cuando sea procedente"

La rectificación sólo puede ser solicitada por las personas a las que se refiere el asiento, sus representantes legales o los herederos.

C. OFICIALIDAD:

Este principio registral está caracterizado por el hecho de que este servicio es prestado por las Municipalidades, el cual se brinda a la población a través de un funcionario público: El Registrador de Familia, quien da fe de la veracidad de los asientos, que contienen todos los hechos o actos relativos al Estado Familiar de las personas y que garantiza además, acceso a la información registral.

Este principio por sí, conlleva la seguridad de que si un funcionario público es directamente responsable de las inscripciones, modificaciones, rectificaciones, etc., estos asientos regístrales van a ser por consiguiente veraces, ya que la oficialidad que les confiere el Estado los convierte en documentos públicos con un valor probatorio único, pues por medio de ellos se puede probar la calidad de hijo, cónyuge, padre o madre, nacimiento o de defunción.

D. OBLIGATORIEDAD:

La obligatoriedad se encuentra mencionada directamente en la legislación vigente, en los Artículos 190 y 191 del Código de Familia el cual regulan: "Se deben inscribir todos los hechos y actos relativos al Estado Familiar de las personas en un área o jurisdicción determinada y la obligatoriedad para ciertas personas de acudir a las oficinas locales de los diferentes Registros del Estado Familiar a proporcionar la información necesaria de los hechos y actos jurídicos constitutivos, modificativos o extintivos del Estado Familiar de las personas naturales y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio sujetos a inscripción., con responsabilidad para aquel funcionario que lo ejecute o se niegue a hacerlo, ya que la Ley lo sancionará administrativamente con una multa que será impuesta por el encargado del Registro del Estado Familiar".

Las disposiciones legales anteriormente citadas señalan la obligatoriedad de inscribir determinados hechos o actos jurídicos a efecto de llevar un control representativo de la población en el área territorial donde esta oficina ejerza su jurisdicción. Un ejemplo de obligatoriedad se manifiesta con la imposición de sanciones aplicables a aquellas personas que dentro del período o plazo señalado por la Ley no informan de un hecho o acto que constituya, modifique o extinga un estado familiar. La sanción es por medio de multas, tal como lo regula el Artículo 28 de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio y el Artículo 194 del Código de Familia.

E.GRATUIDAD:

Los servicios del Registro del Estado Familiar persiguen una finalidad pública, razón por la cual no se cobra tasa o tributo por parte de los Registradores Familiares, lo cual no debe confundirse con el pago o tasa para la expedición de certificaciones de los asientos correspondientes a solicitud de las personas.

F. TOTALIDAD O GENERALIDAD:

Este principio consiste en cubrir todos los hechos y actos relativos a las personas naturales que viven en un determinado territorio, ya que los registros familiares son locales y están sujetos a la administración municipal. La Ley Orgánica del Registro Nacional de las Personas Naturales -al entrar en vigencia- pretende centralizar la información de los diferentes registros familiares locales, así lo establece el Artículo 187 del Código de Familia: "Habrá un Registro Central del Estado Familiar que orientará, coordinará y controlará el trabajo de todos los registros locales y tendrá a su cargo el Archivo Central del Registro del Estado Familiar. Los encargados locales de llevar el Registro del Estado Familiar, son los Municipios de la República."

Con esto se pretende cubrir uniformemente los datos registrales en todo el territorio nacional, ya que con la unificación de un Registro Central, se captará un mayor porcentaje de la información que llega de los diferentes registros. Ello contribuirá a mejorar la calidad de la información.

G. CONCENTRACIÓN:

Este principio se caracteriza por la información de los datos y hechos jurídicos de las personas naturales, ya que se pueden Registrar los diferentes hechos y actos que correspondan a una persona en el Registro de la municipalidad del lugar de su nacimiento. Por ejemplo: el nacimiento de una persona en un determinado lugar del interior del país, luego se casa en la capital y muere en Santa Ana. A pesar de que cada uno de estos hechos y actos jurídicos se hayan dado en lugares diferentes y se asiente en diferentes libros, por medio de este principio se puede llevar un seguimiento de todos los acontecimientos de la vida de las personas naturales, marginando en la inscripción de la Partida de Nacimiento todas aquellas modificaciones de su Estado Familiar, teniendo como base legal para este principio los Artículos 10, 11, 12,15,19, 21 y 22 de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio.

11. LEGITIMIDAD O AUTENTICIDAD:

La Ley establece que las certificaciones de las Partidas inscritas en los libros del Registro del Estado Familiar, extendidas en debida forma se presume que son autenticas y hacen prueba en juicio o fuera de él porque el Registrador al estampar su firma y sello en la certificación está dando fe pública de que son conforme con el original que está asentado en el Registro correspondiente. Y sólo podrían rechazarse aún cuando conste su autenticidad y pureza, probando la no-identidad personal, esto es el hecho de no ser una la misma persona a que el documento se refiere y la persona a quien se pretende aplicar." (9)

3.4. IMPORTANCIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

Por ser el Registro una institución garante de la fiel perpetuación de los hechos y actos jurídicos de las personas naturales, se le destaca por tener una trascendental importancia tanto en el ámbito individual, familiar, social y Jurídico.

A. "Desde el punto de vista individual la existencia y buen funcionamiento del Registro del Estado Familiar, tiene una gran importancia en la vida del hombre pues conlleva a una relación directa con aspectos fundamentales con la vida individuo, importancia que se deja ver desde su infancia. El principio tres de la Declaración de las Naciones Unidas, lo destaca así cuando dice: El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad. Para el goce de este derecho es necesario el Registro del nacimiento.

También se establece una edad mínima para que el individuo pueda trabajar, ya sea en la industria o en el comercio, edad que debe ser comprobada mediante la presentación de su Certificación de la Partida de Nacimiento.

Así mismo se necesita una edad mínima para contraer matrimonio, obtener licencia para conducir automóviles, para ejercer el sufragio. Para obtener una pensión del seguro social, para jubilarse, para probar su nacionalidad, etc.; en todos estos casos se tiene que presentar la Certificación de su Partida de Nacimiento a fin de establecer su nombre correcto y la edad requerida para cada situación.

B. Desde el punto de vista familiar. Como todo individuo es miembro de una familia, consecuentemente las dificultades que a él se le presentan para establecer su nacimiento, repercuten en su familia, pues la Partida de Nacimiento es el documento, por medio del cual se establece el vinculo de parentesco entre padre e hijos; de modo que , cuando fallecen los padres o uno de ellos y estos poseen bienes que transmitir, surge la necesidad de probar el derecho hereditario, para lo cual se necesita presentar las Certificaciones siguientes: De defunción del causante para establecer la muerte; Certificación de la Partida de Matrimonio en el caso de ser casados y las Certificaciones de las Partidas de Nacimiento de los hijos, a fin de establecer el parentesco y el derecho que les corresponde en los bienes de su padre o madre. El cónyuge sobreviviente también necesita presentar la Certificación de la Partida de Matrimonio, para probar su derecho a la herencia.

C. Desde el punto de vista de la importancia social: El Registro del Estado Familiar es trascendental porque en el quedan asentados todos los hechos y actos del individuo, ocurridos en el lugar donde nace, vive, crece, llega a la edad en que se convierte en ciudadano o mayor de edad, contrae matrimonio, se divorcia, enviuda o muere, etc.

D. Desde el punto de vista de la importancia jurídica: Es que determina la filiación legítima o ilegítima creando los correspondientes derechos y obligaciones, dentro de los miembros de la familia.

Además es una fuente de información para la elaboración de las estadísticas demográficas, que determina la realidad de una sociedad, para planificar desde el punto de vista económico y social, o establecer datos que evalúan las causas directas o indirectas de enfermedades mortales en los distintos grupos de población, contribuyendo así a mejorar los servicios del país, así como también a otros tipos de servicios como el electoral, la seguridad social, la educación, etc.

De acuerdo a lo anterior se puede decir que el Registro del Estado Familiar interesa a dos sectores:

a)- En primer lugar al Estado, para fines estadísticos, de planificación, electorales, tributarios y, en general, para cumplir debidamente múltiples políticas administrativas.

b)- Interesa a los particulares, como información fehaciente y segura del estado o status de las personas, como prueba suficiente y preconstituida de tal status, y la seguridad del tráfico en general, que de este modo obtiene la constancia pública, con plena fe, de los hechos y del status de cada cual.

Es incuestionable que el registro mismo y los documentos que certifica asientos suyos, y que otorga el funcionario competente son legales." (10)

3.5. ALCANCES DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

El Artículo 187 del Código de Familia, determina claramente la función unificadora de la información registral, que deberá tener el Registro del Estado Familiar. Al entrar en vigencia el Código de Familia, se derogó parte de las disposiciones relativas al Registro Civil de las personas naturales, que se encontraba regulado en los Artículos 303 al 337 del Código Civil, por lo que el Artículo 402 inciso final del Código de Familia señala una norma transitoria: Mientras no se establezca el régimen de Registro del Estado Familiar, estos actos se registraran de conformidad a lo dispuesto en el Registro Civil de las personas". "Sin embargo, por razones de unidad legislativa la Comisión de Familia del Ministerio de Justicia, juntamente con la Unidad Técnica Ejecutora del Proyecto de Reforma Judicial II. efectúo un estudio de la problemática legal y práctica de estos registros hasta culminar dicha labor en la elaboración de un Proyecto de Ley que fue aprobado en la Asamblea Legislativa, denominándosele "Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del “Matrimonio", la cual viene a dar a los funcionarios y empleados del Registro, lineamientos jurídicos y técnicos regístrales para optimizar los recursos y hacer efectiva la nueva legislación.

Esta Ley pretende la unificación de la información registral de los hechos vitales de las personas, a través de un organismo central que orientará, coordinará y controlará el trabajo de todas las oficinas registrales locales en todo el país. Esto asegurará la uniformidad de procedimientos y de interpretación de leyes, con lo cual se facilitará la captación de información más uniforme, la capacitación constante del personal que labora en tales oficinas, mejoramiento de infraestructura, etc., lo que vendrá a proporcionar a la comunidad un mejor servicio. La existencia de este organismo central, implica en la práctica dificultades superables, pero requiere de esfuerzos y de tiempo prudencial para modernizar y tecnificar los servicios de los registros a nivel nacional." (11)

3.6. FUNCIONES DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

Las funciones asignadas al Registro del Estado Familiar son diversas según los distintos ordenamientos jurídicos positivos. Encontrándose así las siguientes funciones:

A. “Función registral "stricto sensu": Esta función consiste en la registración o incorporación al archivo registral de los hechos autónomos que afectan al estado Familiar de las personas, previa la calificación de los títulos correspondientes.

B. Función de publicidad: Los Registros están a disposición de cuantos quieran consultarlo, o se expiden certificados de los asientos o inscripciones, por petición de las autoridades o de los particulares. De este modo se da a conocer el status de las personas. Es la publicidad propia de todo registro.

C. Función probatoria: La cumple el Registro del Estado familiar normalmente, y lo que se acredita fehacientemente es el Estado Familiar correspondiente y sus variaciones o extinción, o bien alguna otra materia objeto de este Registro. La prueba, a demás de plena, es preconstituida.

D. Función correctora a cargo del propio Registro: No es posible la rectificación del registro por sí mismo, sino sólo en virtud de resolución Judicial o Notarial y tras de seguirse el correspondiente procedimiento. Los sistemas actuales contemplan la atribución de rectificarse el Registro, por el propio organismo, si bien no todos con igual intensidad de facultades en tal sentido.” (12) Es de hacer referencia que nuestra legislación contempla dicha función en el Artículo 17 y 18 de la Ley Transitoria.

3.7. SEGURIDAD JURÍDICA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

El Estado, y más concretamente la Constitución de la República, la legislación secundaria, y los Tribunales de Justicia por medio de sus decisiones imponen un deber de seguridad jurídica, que a la vez constituye derechos o garantías de seguridad jurídica que van dirigidos a los gobernados, de igual modo, descendiendo a lo particular, para el caso del registro del Estado Familiar, que aquí nos interesa, representa y ofrece seguridad jurídica.

Si por un instante, imaginariamente, desecháramos u olvidáramos la seguridad en relación con el Registro del Estado Familiar, quedaría la noción de este sin una de sus bases de sustentación, y sin real valor funcional, convertido en nada, o en otra cosa. Diríamos que ya no es ni puede ser Registro.

Así entonces seguridad se entiende como "la aplicación de una rama de la administración pública, cuyo fin será el de velar por la seguridad de los ciudadanos.

También se entiende la seguridad, como ciertos mecanismos que aseguran un buen funcionamiento.

Al hablar de seguridad jurídica: Se relaciona un término jurídico, asiendo alusión a un tema tan amplio que es un tanto difícil de explicar en forma resumida; ya que todo Estado, Negocio, Empresa, Institución, etc., gira alrededor de una seguridad jurídica que es indispensable, para no caer en algún riesgo, generando como consecuencia protegerse y crear un ambiente que les permita proyectarse al máximo, por lo tanto la misión principal de la oficina del Registro del Estado Familiar será la de brindar una seguridad ajustada a derecho. Se puede establecer que todos los aspectos que tengan relación con el Registro del Estado Familiar, se realizan dentro del marco legal Vigente, por eso se dice, que dichos Registros ejercen sus funciones dentro de una perspectiva jurídica de trascendental importancia, partiendo de la buena fe en todos los hechos y actos que se llevan a cabo por los Registradores de Familia." (13)

(6) Fuentes Magaña, Francisco Hermógenes. Organización Administrativa y Funcionamiento del Registro Civil. Tesis. UES. San Salvador. 1979. Pág.7.
(7) Manuel Albaladejo. Comentarios al Código Civil Compilaciones Forales. Volumen 50. Tomo IV. Editorial Revista de Derecho Privado. España. 1994. Pág. 536.
(8) Albaladejo Manuel. Comentarios al Código Civil y Compilaciones Forales... Ibídem; Pág. 537.
(9) José P. Achard y Ubaldino Calvento. El Registro Civil en la Legislación Latinoamericana. Editorial PROC. S.A. España. 1995. Pág. 248.
(10) Albaladejo Manuel. Comentarios al Código Civil y Compilaciones Forales ... Op. Cit; Pág. 8-10.
(11) Unidad Técnica Ejecutiva. UTE. Editorial Comisión Coordinadora para el Sector de Justicia. El Salvador. 1994. Pág. 10.
(12) Fernando Fueyo La Nery. Teoría General de los Registros. Editorial ASTREA. Argentina. 1982. Pág. 26- 27.
(13) Fernando Fueyo la Nery. Teoría General de los Registros. Ibídem. 182- 191.
CAPÍTULO IV
INCIDENTES QUE PUEDEN SUSCITARSE
EN EL REGISTRO DEL ESTADO
FAMILIAR

En el presente Capítulo damos a conocer las únicas formas por las cuales la doctrina y la Ley de una forma taxativa regula como se puede variar o modificar un asiento de una partida determinada. Para una mejor comprensión sobre la temática, basamos la información primeramente dando un punto de vista propiamente doctrinario y posteriormente a la luz de la legislación, así entonces tenemos cuatro incidentes que son: la modificación, la rectificación, la substitución y la reposición, los cuales desarrollamos según el orden señalado:

4.1. DESDE EL PUNTO DE VISTA DOCTRINARIO.

A. MODIFICACIONES.

Según Guillermo Cabanellas la modificación es un cambio de la estructura, naturaleza, contenido, forma, lugar o destino de algo. Y agrega también que es una reforma. Es una enmienda, corrección o adición.

Se puede afirmar que en el ejercicio activo de este incidente no se da un sujeto pasivo contra quien se ejerce, es el propio interesado o los mismos inscritos, por intermedio de sus apoderados y de sus representantes legales que inician tal modificación.

Relacionando este contenido con el Registro del Estado Familiar, entendemos que, la modificación del Estado Familiar que ha variado por un hecho o acto jurídico. Por ejemplo los casos del soltero que se casa; o del casado que enviuda o se divorcia; el de quien es adoptado; o el del hijo extramatrimonial cuyos padres se casan. "También se ejercita esta acción cuando se incurrió en un error no salvado oportunamente y cuya corrección no implica alteración o cambio del Estado Familiar (el nombre de la madre el María y aparece Marina, o se colocó Tulia y es Julia, o la fecha del nacimiento es tres y se colocó trece, o sea, una fecha de nacimiento posterior a la del día de la inscripción).

Esta acción se ejercita ante el mismo Funcionario que Registró el hecho o acto jurídico referente al Estado Familiar o a la persona misma que pide la modificación quien hará la corrección con base a la solicitud escrita respectiva y fundamentada si es error o equivocación.

Las correcciones a que se refiere la modificación son con el fin de ajustar la inscripción a la realidad y no para alterar el Estado Familiar. Como ejemplo podemos mencionar el reconocimiento de hijo cuando los padres no lo hicieron en el respectivo asiento de nacimiento o por que no pueden acudir al lugar donde ésta se encuentra sino que lo hacen por medio de Escritura Pública." (14)

La modificación del Registro del Estado Familiar comprende los siguientes supuestos:

1- “La rectificación de errores en los asientos. Nos referimos a qué el supuesto concreto de rectificación o corrección de datos o circunstancias erróneas de los asientos o partidas, para lograr la concordancia entre el registro y la realidad.

2- La adición o supresión de datos. Consiste, no en la rectificación propiamente dicha de datos erróneos, sino en la integración de un asiento que se completa mediante la adición de datos o circunstancias que se hubieran omitido al tiempo de extenderlo, o en la supresión de circunstancias que indebidamente se hubieran hecho constar en el mismo.

3- La supresión total de un asiento. Consiste en la eliminación total de un Asiento Registral mediante su cancelación, ya sea por referirse a un hecho inexistente ya sea por reflejar un hecho que no debiera haber sido objeto de inscripción, o por otra causa legal.

4- La corrección de defectos formales. Se refiere este supuesto a la existencia de faltas o defectos que afectan, no al fondo o contenido del Asiento, sino al cumplimiento de las reglas formales o adjetivas establecidas como garantía para el buen funciona7miento de la institución.

5- La práctica de nuevos Asientos. Se comprenden en este apartado, tanto la práctica de nuevos asientos relativos a hechos inscribibles que no hayan tenido acceso al Registro en su momento oportuno (inscripciones fuera de plazo), como la reinscripción de hechos que ya constaban anteriormente inscritos, pero cuyos asientos hubieran sido destruidos o hubieran desaparecido (reposición de asiento)" (15)

“La inscripción de los hechos y actos referentes al Estado Familiar puede hacerse mediante la extensión de un Asiento, corno sucede generalmente con los nacimientos, matrimonios y defunciones,, o a través de una nota marginal o sub inscripción dirigida a documentar un hecho sobreviniente concerniente al estado de la persona que queda modificado por tal hecho, como sucede habitualmente con los reconocimientos, legitimaciones, adopciones, sentencias sobre filiación, divorcios, separaciones y nulidad de matrimonio; sin perjuicio de que algunas de estas circunstancias puedan dar lugar también a la formalización de un asiento independiente.

Así entonces, la modificación debe entenderse como un cambio o trueque efectuado en un Asiento por razones de conveniencia y no necesariamente de error, tales como la sustitución de un nombre, apellido, la adecuación de nombre u otro dato análogo." (16)

B. RECTIFICACIONES.

Según Guillermo Cabanellas las Rectificación es una aclaración de la verdad alterada por error o malicia, es una corrección, es una enmienda, es una Subsanación de defectos en un documento.

Ms la corrección de los' datos o circunstancias erróneas de los asientos y su sustitución por los verdaderos" (17)

“La rectificación opera cuando el Asiento en el registro del Estado Familiar adolezca de error, es inexacta, incompleta o excesiva, es necesario proceder a su rectificación para hacerla conforme a la verdad. De acuerdo con esto la rectificación puede efectuarse por vía de adición, supresión o corrección" (18)

Por regla general, cuando se realiza una inscripción en el Libro respectivo del Registro Familiar, esta pasa a formar parte de un Registro público, quedando inalterable, no pudiendo modificarse, ni corregirse, solo específicamente que tal corrección o modificación provenga de una resolución Judicial o Notarial, como consecuencia de las respectivas Diligencias de Estado Familiar o diligencias de Rectificación de Partida de Nacimiento.

"Uno de los problemas que se presentan en el Registro del Estado Familiar, es el relativo a los errores cometidos en la inscripción de los hechos y actos del Estado Familiar de las personas, los cuales pueden tener origen en una información inexacta por parte de las personas obligadas a declarar determinado hecho o acto vital, o por un error del personal de la oficina del Registro del Estado Familiar en el momento de elaborar la inscripción, dándose a veces casos que al inscribir a un niño del sexo masculino, se asienta un nombre masculino, pero se le pone del sexo femenino o viceversa; o el caso de que en la inscripción se lea el nombre femenino, indicando el sexo como masculino; pueda darse también el caso de que al relacionar en la inscripción, los nombres y los apellidos de los padres, por un error o equivocación del informante no se anotan los nombres que en realidad tienen los padres del inscrito; puede darse también el caso de error en la fecha en que ocurrió el nacimiento, etc.". (19)

“La rectificación es cuando se persigue la corrección de un error en el Estado Familiar, cometido en la inscripción misma, como sería el caso en que se pretende el cambio del nombre del padre o de la madre que figuran en el Asiento y que no concuerdan con los documentos antecedentes, fundamento de la inscripción o el cambio de una fecha de nacimiento o de matrimonio diferente a la que aparece en el folio del Registro del Estado Familiar respectivo.

Con la rectificación se persigue la corrección de un error cometido en el Registro en que aparece el nombre del titular, sin que toque el Estado Familiar del inscrito.

El funcionario encargado del Registro del Estado Familiar está autorizado para que a solicitud escrita del mismo interesado hecha ante él, de acuerdo al Artículo 17 de la Ley Transitoria, o por medio de escritura pública, se corrija el error o los errores siempre que no impliquen cambio en el Estado Familiar del inscrito.

En el ejercicio de la Rectificación el interesado es el mismo inscrito por sí o por medio de su apoderado, pero si el inscrito es incapaz, el actor es el respectivo representante legal, y en caso de muerte del inscrito puede ejercer la rectificación los herederos de este, lógicamente no hay parte pasiva en el ejercicio de esta acción. (20)

C. SUSTITUCIONES.

Según Guillermo Cabanellas la sustitución o substitución es una situación de una cosa en donde otra estaba. Es un reemplazo.

La sustitución es "un medio legal y por consiguiente, surte todos los efectos de autenticidad e idoneidad para probar un Estado Familiar como si fuera el mismo original, idéntico Asiento, igual inscripción.

Esta figura consiste en reproducir por cualquier medio (fotográfico, fotostático, mecanográfico, caligráfico) todo un libro o un solo folio por tarjeta de inscripción del Estado Familiar y aún de sus índices, con el fin de continuar usando únicamente esta reproducción como si fuera el original y este conservarlo en el Registro como, valga la expresión, una joya o especie única que por el paso del tiempo y, en especial, por el uso que del mismo se ha hecho carece ya de su brillantez, claridad y firmeza material aunque su contenido este intacto, legible y no desfigurado.

Lógicamente, el correspondiente funcionario del Registro del Estado Familiar, quien actúa con su propio criterio y autónomamente bajo su responsabilidad, tiene que dejar en la reproducción fiel y exacta la constancia respectiva y la fecha en que lo hace, las que respaldaran con su firma y sello. (21)

D. REPOSICIONES.

Según Guillermo Cabanellas la reposición es la colocación en el estado o puesto anterior de una cosa.

La reposición busca “llenar un vacío que dejó un folio o Asiento que ya no existe o, por lo menos no se encuentra en el sitio o lugar en que debería estar, bien por que desapareció o fue quitada de ahí fraudulentamente o por extravío simplemente o por destrucción, o por que, aún permaneciendo ahí ya no tiene la autenticidad ni la idoneidad propias del instrumento público al ser cambiada, deformada, falseado en su texto integro o en forma parcial.

Ahora bien, como no se trata ya de reproducir o copiar un folio o Asiento del registro del estado familiar que debe obrar en el archivo de la respectiva Alcaldía u oficina y que debería obrar en su estado original, sino suplir esa falta con documento similar pero no igual. El Registro del Estado Familiar deja o impone el deber u oficio de esta reconstrucción o reposición, tanto para su ordenamiento como para hacerlo o practicarlo.

Esta unidad administrativa especial sobre la reposición ha dicho que se ordenará mediante resolución Judicial o Notarial y a solicitud de parte interesada, aportando para ello uno de los documentos que señalen las leyes respectivas. (22)

'Ta reposición como su nombre lo indica supone la práctica de un nuevo asiento en sustitución de otro anterior de contenido idéntico que hubiera desaparecido, se hubiera destruido o resultare ilegible.

La reposición puede afectar a asientos aislados o a la totalidad de los que forman un libro, o varios libros de un Registro (23)

Se puede afirmar "que la reposición modifica el contenido del Registro del Estado Familiar, al igual que con los otros procedimientos pero de una forma en la que pueden encontrarse algunos elementos diferenciadores. No se trata de sustituir unos datos o circunstancias por otras ni de ampliar su contenido ni suprimir parte del mismo. Las contenidas en el nuevo Asiento son exactamente las mismas en la medida en que se hayan acreditado en el oportuno expediente que le sirve de precedente su título. No se trata de llevar al Registro un nuevo hecho aún no registrado en tanto que ya ha sido objeto de inscripción." (24)

4.2. DESDE EL PUNTO DE VISTA DE NUESTRA LEGISLACIÓN.

Luego de exponer la opinión vertida por diferentes autores, podemos percibir la diferencia doctrinaria referente a la Modificación, Rectificación, Sustitución y la Reposición; bajo ese esquema se considera necesario y conveniente establecer dicha diferencia tomando como referencia las distintas disposiciones legales existentes al respecto en nuestra legislación. Así tenemos que:

La Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio en el Artículo 21 dispone: "La modificación y la sustitución de un asiento, se hará mediante un nuevo asiento que se practicará por separado”

Las modificaciones a las que se refiere esta disposición, están relacionadas con las diferentes variaciones que los Estados Familiares de las personas tienen a causa de errores en las inscripciones. Así tenemos, por ejemplo: Cuando se efectúa la inscripción del nacimiento de una persona, tal Asiento es público, lo que lo convierte en inalterable, no puede ser corregido ni modificado al arbitrio de las personas interesadas, ni de los funcionarios registrales autorizados; tal como lo establece el Artículo 17 de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, que faculta a los Registradores de Familia a rectificar bajo su responsabilidad y mediante resolución motivada, las omisiones materiales y los errores materiales o manifiestos cometidos al asentarse un hecho o acto en los Registros.

Vamos pues a determinar qué es un error u omisión material o manifiesto para mejor comprensión de la disposición:

a) Cuando en el asiento se alteren frases o información obtenidas en los documentos originales, se copien palabras por otras o se supriman palabras o pasajes incluidos en tales documentos.

B) Si se desprende de su sola lectura del respectivo Asiento.

c) Cuando se deducen de los antecedentes que le dieron origen a la inscripción o de su cotejo con otros documentos públicos o auténticos.

Aclara el legislador que cualquier otro tipo de rectificación o Subsanación de Asiento sólo podrá practicarse en acatamiento de resolución judicial o mediante actuación Notarial cuando sea procedente.

Las resoluciones de carácter administrativo que se siguen ante el Registrador de Familia, podrán ser apeladas ante el Consejo Municipal, de conformidad a lo dispuesto en los Artículos 135 al 137 del Código Municipal y en el Articulo 18 de la Ley Transitoria; con el propósito de evitar fallos que atenten contra la legalidad de los Asientos Regístrales.

Estas, disposiciones vienen a llenar un enorme vacío jurídico que existía anteriormente en la legislación civil, ya que se ha dicho por los entendidos en la materia Registral Familiar, que nuestra legislación no regulaba por ejemplo: la rectificación de los Asientos Registrales Familiares y existía por ello una reiterada queja en cuanto a determinar que debía entenderse por error material y formal.

De ahí, que actualmente el legislador se haya preocupado en definir. Qué debe entenderse por error: ejemplo si existe error en cuanto al sexo de una persona que es masculino y se le pone en el Asiento de inscripción que es femenino, se está ante un error manifiesto, ya que es una equivocación de parte de quien ha realizado la inscripción y no una declaración falsa de quien proporcionó al Registro los datos de la persona. En tal sentido lo que vamos a demandar para solucionar esta situación, es la rectificación de una partida de nacimiento, y no la impugnación de ser falsa la declaración sobre este incidente.

Los errores que motivan las modificaciones, sustituciones, subsanaciones y rectificaciones, son los que frecuentemente ocurren en las oficinas Registrales y que tratan, por ejemplo: del sexo del recién nacido que es masculino pero se le describe como femenino o viceversa, o la inscripción de un varón con nombre femenino, indicando el sexo como femenino.

También se dan errores en los nombres y apellidos de los padres, ya que cuando no son los padres los que informan personalmente del nacimiento de un hijo, sino que lo hace un amigo o un pariente, el declarante no da la información acertada sobre los progenitores del menor, recibiéndose datos inexactos que motiven posteriormente una rectificación a través de un procedimiento Judicial, Notarial o Administrativo, ya que la legislación Registral permite al Registrador de Familia rectificar bajo su responsabilidad y mediante resolución motivada Administrativa.

Para una mejor comprensión de esta facultad Registral que se le otorga al Registrador de Familia, es necesario establecer lo que se entiende por error u omisión y cuáles son los errores materiales o manifiestos.

Judicialmente se entenderá por error, según el Diccionario de Ciencias Jurídicas de Manuel Ossorio "... el falso conocimiento; concepción no acorde con la realidad. El error suele equipararse, a la ignorancia; que no es el conocimiento falso, sino la ausencia del conocimiento. Uno y otro son vicios de la voluntad, que pueden llegar a causar nulidad del acto viciado, cuando no mediare negligencia por parte de quien incurrió en ellos; es decir, cuando se trate de un error excusable, y sólo cuando recae sobre el motivo principal del acto. Sea o no excusable, el error de derecho no puede alegarse nunca como excusa".
Las omisiones son aquellas abstenciones de actuar, inactividad frente a un deber o conveniencia de obrar, olvido, descuido en la elaboración de un documento Registral.

Retornando el tema relativo a las modificaciones, sustituciones, subsanaciones y rectificaciones diremos que a demás de los errores provenientes de las declaraciones de los particulares interesados en la inscripción de los hechos y actos jurídicos familiares, existen errores Administrativos de la oficina Registral, que actualmente son resueltos por el Registrador de Familia, tal como lo señalan los Artículos 192 y 193 del Código de Familia, que establecen en su orden, Art. 192: "Los encargados de llevar el Registro del Estado Familiar serán los responsables de los perjuicios que causaren a los interesados por la omisión o inexactitud de alguna inscripción o marginación, por no asentarla en legal forma, por su falsificación y por inserción de hechos, circunstancias o declaraciones prohibidas por la Ley; igual responsabilidad tendrán por la falsedad o inexactitudes que cometieren en las certificaciones que expidan, todo sin perjuicio de la responsabilidad penal. "

Y además el Art. 193 del Código de Familia, dice: "Los errores de fondo y las omisiones que tuvieren las inscripciones cuya Subsanación no se pida dentro del año siguiente a la fecha en que se asentó la partida, sólo podrá rectificarse en virtud de sentencia Judicial o actuación Notarial. " Esta disposición faculta al Registrador para corregir errores materiales o formales, entendiéndose por errores materiales aquellos errores que recaen sobre la cosa objeto del acto jurídico, es decir, que es un error causante de la nulidad del acto y recae sobre lo fundamental de la cosa, sobre una misma existencia, identidad, cantidad o extensión. Y por errores formales aquellos que afectan el cumplimiento puntual y exacto del trámite o procedimiento de un acto público o en una causa o expediente.

Luego de la explicación de los errores, materiales y formales debemos señalar facultades que le atribuye la nueva Ley al Registrador de Familia y que en la normativa anterior solo podía efectuarse vía procedimiento Judicial o Notarial.

Al momento de señalar la Ley que los Registradores de Familia serán responsables de las actuaciones jurídicas y Administrativas, los faculta para calificar, rechazar o aprobar los Asientos Registrales de aquellas declaraciones o documentos recibidos y que tuvieren errores, inexactitudes u omisiones que hagan imposible su asiento.

La calificación registral es una facultad que introduce la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio y trata de mejorar el nivel técnico de los Funcionarios Regístrales, que deben capacitarse constantemente para poder cumplir con esta responsabilidad jurídica tan importante. Se pretende unificar los criterios registrales y mejorar la calidad de las inscripciones, que utilizadas, vendrán a unificar todo el sistema registral actual en mejora del servicio y de la demanda creciente de la población, al facilitarse una información veraz, rápida y efectiva que favorezca a las familias, la Sociedad y el Estado entero.

Las resoluciones que denieguen un Asiento, deberán ser motivadas por el Registrador de Familia, y de las mismas, se expedirá certificación al interesado; estas calificaciones se entenderán limitadas, al efecto de ordenar o negar el Asiento. Así, las, certificaciones y subsanaciones de Asientos podrán rectificarse bajo la responsabilidad del Registrador de Familia, mediante resolución Administrativa. Señalaría las omisiones materiales y los errores materiales o manifiestos cometidos al asentarse un hecho o acto.

Si los interesados no están de acuerdo con la negativa por parte del Registrador para efectuar las inscripciones, podrán apelar de la misma ante el Consejo Municipal competente, conforme a los Artículos 135 al 137 del Código Municipal. Esta disposición, por lo tanto, garantiza la legalidad de los Asientos registrales y limita el abuso del poder jerárquico, ya que al permitirse el recurso de apelación sobre las resoluciones se está saneando el procedimiento Registral y permitiendo así la revisión del fallo del Registrador de Familia, en mejora del procedimiento Registral.

(14) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural. Editorial María Viceo Ltda. Colombia. 1995. Pág. 128-129.
(15) Francisco Luces Gil. Derecho Registral Civil. Editorial Boset Casa Editorial S.A. España. 199 1. Pág. 258- 259.
(16) José P. Achrd y Ubaldino Calvento. El Registro Civil en la Legislación Latinoamericana. Editorial PROC. S.A. España. 1995. Pág.- 246- 247.
(17) Francisco Luces Gil. Derecho Registral Civil... Op. Cit., Pág. 259.
(18) Francisco Luces Gil Derecho Registral Civil... Op. Cit., Pág. 247.
(19) Francisco Hermógenes Fuentes Magaña. Organización Administrativa y Funcionamiento del Registro Civil. Tesis. UES, El Salvador. 1979. Pág. 74.
(20) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural. Editorial María Viceo Ltda. Colombia, 1995.. Pág. 128.
(21) Francisco Luces Gil. Derecho Registra] Civil. Editorial BOSCH, Casa Editorial España. 199 1. Pág. 245
(22) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural. Editorial Marín Viceo Ltda. Colombia. 1995. Pág. 246- 248.
(23) Francisco Luces Gil. Derecho Registral Civil... Op cit; Pág. 267.
(24) Manuel Albaladejo. Comentarios al Código Civil Compilaciones Forales. Editorial Revista de Derecho Privado. España. 1994. Pág. 700.
CAPÍTULO V
REPOSICIÓN DE ASIENTOS O PARTIDAS
SEGÚN EL TITULO VIII DE LA LEY
TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL
ESTADO FAMILIAR

Es normal dentro de la actividad del Registro, que por el transcurso del tiempo y el uso continuo de los libros que se llevan en las Alcaldías Municipales, que estos sufran deterioros, llegando al punto de no servir más; o también podría suceder, que se haya omitido realizar una inscripción por parte de la persona interesada, o pueda ser que, por cualquier motivo o siniestro se hayan destruido el libro en el cual se encontraba el Asiento respectivo. Estas circunstancias son tomadas en consideración de acuerdo al Título VIII de la Ley Transitoria, en donde se regula de una forma clara la Reposición de un Asiento o Partida de Nacimiento, de Matrimonio, de Defunción, de Divorcio y de Adopción, en donde se faculta al Jefe del Registro del Estado Familiar a realizar, diferentes procedimientos, tales como: Reposición basada en Asientos originales; casos de destrucción y pérdidas de libros; casos de ausencia de documentos base; conservación de Asientos marginales correlaciones y numeración; libros de reposición; efectos y valor de los Asientos o partidas repuestas y repetición de inscripciones de partidas. En el orden mencionado procederemos a explicar cada uno de ellos:

5.1. REPOSICIÓN BASADA EN ASIENTOS ORIGINALES.

En este tipo de Reposición el Registrador de Familia la realiza de una forma oficiosa. Este procedimiento lo regula el Art. 55 de la Ley Transitoria, el cual literalmente dice "Cuando por razón de la antigüedad y el uso constante de los libros, estos se hubiesen inutilizado al grado que ya no puedan seguir prestando el servicio debido, pero sus asientos fuesen legibles en su totalidad, el Registrador de Familia ordenará su reposición con base en las inscripciones y anotaciones marginales originales. Los libros repuestos deberán conservarse para cualquier cotejo o confrontación posteriores.

Cuando los asientos apareciesen deteriorados en forma aislada, dentro de libros en buen estado de conservación, podrán reponerse con base en los mismos si los datos esenciales., como nombres y fechas sean legibles y la reposición será ordenada por el Registrador de Familia. En caso contrario, la reposición únicamente podrá verificarse de conformidad a lo que adelante se establece. "

De lo anterior se colige que, el Registrador de Familia ordenará la reposición del libro inservible basándose, en el contenido del nuevo Libro, en las inscripciones y anotaciones marginales originales.

Los libros sustituidos o repuestos siempre deberán ser conservados para futuras confrontaciones.

Se debe aclarar que esta disposición habla de Libros deteriorados por el uso y el transcurso del tiempo, no de Libros destruidos, caso que se expondrá en el numeral 5.2 de esta Capítulo. Sin embargo, puede darse el caso de que el deterioro sea tal, que la información original no esté completa. Ante esta circunstancia, la información para reponer el contenido del Libro deberá fundamentarse en el texto de otros documentos en los que se hayan relacionado los datos de la persona que aparecía en la inscripción original.

5.2. CASOS DE DESTRUCCIÓN Y PERDIDA DE LIBROS.

Este tipo de reposición al igual que en la Reposición basada en asientos originales el Registrador de Familia la realizará de forma oficiosa, o a solicitud de parte interesada, este procedimiento; lo regula el Art. 56 de la Ley Transitoria, el cual literalmente dice: "Cuando por efecto de cualquier suceso o siniestro quedasen destruidos o faltare, en todo o en parte, los libros de los registros, o cuando algunas partidas o inscripciones se encontrasen parcialmente destruidas, el Registrador de Familia, de oficio o a solicitud de parte interesada, levantará un acta en la que hará constar detalladamente tales circunstancias. Con base en esa acta, el Consejo Municipal acordará la reposición de los libros o de las inscripciones, cuando sea procedente"

De acuerdo al Artículo anteriormente transcrito se entiende que cuando por cualquier circunstancia como por ejemplo, incendio, terremoto, etc.; una inscripción o Libro se destruye o se perdiera, los documentos base que se exigen para la reposición, se encuentran regulados en el Artículo 57 de la Ley Transitoria el cual literalmente dice: La reposición total o parcial de libros destruidos, o desaparecidos por cualquier causa, o de partidas o inscripciones no legibles, se harán con base en los siguientes documentos: Certificaciones o fotocopias certificadas por notario de inscripciones o de partidas; testimonios de escrituras en las que se hayan protocolizado las partidas o inscripciones o de instrumentos públicos de identidad personales en los que aquellas se hayan relacionado; certificaciones notariales de fotocopia o de copias debidamente confrontadas, o certificaciones de partidas o inscripciones razonadas en autos, agregadas en juicios u otras diligencias, expedidas por funcionario judicial o administrativo; certificaciones de sentencias definitivas ejecutoriadas, pronunciada en juicios de estado familiar; certificaciones de partidas o inscripciones de los registros que llevan los agentes diplomáticos o consulares; certificaciones de películas, microfilms, u otros medios técnicos que emplean las municipalidades y el Tribunal Supremo Electoral, en donde consten en forma fehaciente las partidas o inscripciones que se pretenden reponer.

A falta de los anteriores documentos se podrá hacer la reposición en base a la certificación expedida por el Director General de Estadísticas y Censos o Jefe del Departamento respectivo, de datos que aparezcan en los archivos de esa Dirección General, o certificaciones de las actas de bautismo, de la Iglesia respectiva, donde consten en forma fehaciente los datos necesarios para su reposición.

Las partidas de matrimonio, además podrán reponerse con certificaciones de actas matrimoniales o testimonios de los respectivos instrumentos de matrimonio.

Las partidas de divorcio, además podrán reponerse con certificaciones de sentencia definitiva ejecutoriadas pronunciadas en los respectivos juicios.

Las partidas de defunción, también podrán reponerse con certificaciones de los archivos expedidos por los administradores de cementerios o Alcaldías Municipales, siempre que conste en los mismos los datos de asiento de las partidas en su época oportuna.

Los asientos previstos para las adopciones, también podrán reponerse con certificaciones de las sentencias definitivas pronunciadas en los procesos respectivos; o con testimonios de las escrituras de adopción, para el caso de las ocurridas antes de que entrase en vigencia el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia. "

Para los efectos de este trabajo analizamos cada uno de los documentos base que señala la disposición anteriormente transcrita y así en el orden en que se mencionan en dicha disposición explicaremos cada uno de éstos:

1- Certificaciones o fotocopias certificadas por Notario de inscripciones o de partidas; es decir que el legislador se refirió a fotocopia de una Certificación de Partida siempre que un Notario de fe de haber tenido a la vista el original de la misma, su fundamento legal se encuentra en el Artículo 30 de la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias. Dicha razón puede estamparse ya sea al frente o al reverso de la fotocopia de la certificación de partida, en la práctica generalmente se redacta así: "El suscrito Notario Certifica la fidelidad y conformidad de la presente fotocopia con el original que tuvo a la vista y para los efectos del Artículo treinta de la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias, para constancia, firmo y sello la presente en la ciudad de San Salvador, a los tres días del mes de agosto del año dos mil". (Ver anexo No. l), en el que se encuentra una copia de Certificación de Partida de Nacimiento autenticada por Notario.

2- Testimonios de Escritura en las que se hayan protocolizado las partidas o inscripciones o instrumentos públicos de identidad personales en los que aquellos se hayan relacionado. Debe entenderse que el legislador ha tomado en consideración, de que antes de suceder el hecho o circunstancia, de no existir un asiento determinado, la parte afectada por este hecho, con anterioridad haya comparecido ante notario y se haya relacionado su certificación de partida en un instrumento público, sea este una Escritura Matriz o una Acta Notarial. La Escritura Matriz es aquel acto o declaración de voluntad de la parte interesada que se asienta en el protocolo, de cuyo asiento se saca una transcripción literal que es la Escritura Pública, y es con esta última que a la parte afectada por el hecho o suceso, le sirve de prueba para reponer su asiento respectivo; y Acta Notarial es también un acto o declaración de voluntad de la parte interesada pero con la diferencia de que esta no se asienta en el protocolo. La base legal de lo anterior se encuentra regulado en el Art. 2 de la Ley de Notariado. Como ejemplo de los instrumentos en los cuales se pudo relacionar la certificación de la partida tenemos: Protocolización de partida; una rectificación de partida sea ésta de nacimiento, de divorcio, de defunción; diligencias matrimoniales, etc. (Ver anexo No. 2) donde ejemplificamos mediante una Protocolización de Partida de Nacimiento, una Acta Notarial Prematrimonial y un Testimonio de Escritura Matriz de Matrimonio.

3- Certificaciones notariales de fotocopia o de copias debidamente confrontadas, o certificaciones de partidas o inscripciones razonadas en autos, agregadas en juicios razonadas en autos, agregadas en juicios u otras diligencias, expedidas por funcionario judicial o administrativo. Hace referencia al caso de que antes de suscitarse el hecho mediante el cual se perdiera o destruyera el asiento, la persona había presentado la Certificación original o fotocopia certificada de su partida de nacimiento, en cualquier proceso judicial o administrativo. Así por ejemplo, podemos mencionar las diligencias de aceptación de herencia, por vía Judicial, que de acuerdo al artículo 988 del Código Civil las personas facultadas o con derecho a la sucesión intestada, deben comprobar el parentesco con el causante por medio de su Certificación de Partida de Nacimiento.

También podemos mencionar ejemplos desde el punto de vista Administrativo, como es el caso de: El Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP), donde para iniciar trámites para pensionarse la persona debe presentar una Certificación de Partida de Nacimiento; en la Dirección General de la Renta de Aduanas se exige que una persona que solicita que se le autorice como Agente Aduanero debe cumplir con determinados requisitos, dentro de los cuales está el presentar su Certificación de Partida de Nacimiento; así también las diferentes facultades de la Universidad de El Salvador, exigen determinados requisitos que son indispensables y que el estudiante debe cumplir para poder graduarse, dentro de los cuales está el abrir expediente de graduación, dentro del cual se encuentra que presente una Certificación de Partida de Nacimiento original. Es así que en caso que posterior a la fecha en que se presentaron las certificaciones, aconteciera un hecho o suceso que causare la destrucción o perdida del Asiento en el que se encontraba Registrado, en la Alcaldía respectiva, esta persona puede solicitar a los funcionarios respectivos, sean estos Judicial o Administrativo, que le extienda una fotocopia certificada de la partida de nacimiento con una razón que haga constar que existe partida original en el respectivo expediente, dicha razón debe estar firmada y sellada por el funcionario correspondiente. (Ver anexo 3), en el que se encuentra una fotocopia de Certificación de Partida de Nacimiento que se encontraba en el Tribunal de Primera Instancia de Tonacatepeque en las respectivas diligencias de Aceptación de Herencia, extendida y autenticada por dicho Tribunal; y una Certificación de Partida de Nacimiento debidamente extendida, firmada y autenticada por el funcionario competente de una institución administrativa como lo es la Dirección General de la Renta de Aduanas.

4- Certificaciones de Sentencias Definitivas Ejecutoriadas, pronunciadas en juicios de Estado Familiar. Este literal el legislador se refiere básicamente a una diligencia de Jurisdicción voluntaria de Estado Familiar subsidiario, regulado en el Artículo 197 del Código de Familia y en los Artículos 179 al 184 de la Ley Procesal de Familia, en el cual es un procedimiento que se ha realizado a nivel Judicial y que ya existe una resolución por parte del Tribunal de Familia competente en el cual en base a dicha sentencia se ordenó reponer un asiento o partida de alguna persona con anterioridad de que sucediera el hecho o siniestro en donde se haya ocasionado una destrucción sea esta parcial o total, o se hubiera perdido, un asiento o partida determinada. Es a esta resolución previamente existente en ese Tribunal que se podría reponer un asiento o partida determinada. Es importante aclarar que no ampliaremos la explicación de este literal debido a que posteriormente lo desarrollaremos en el Capítulo VII de este trabajo referente a la Reposición de Partidas de acuerdo al Código de Familia y a la Ley Procesal de Familia. (Ver anexo No.4), el cual contiene una Certificación de Sentencia Definitiva de una diligencia de jurisdicción voluntaria de Estado Familiar Subsidiario de Nacimiento extendida por un Tribunal de Familia.

5- Certificaciones de partidas o inscripciones de los registros que llevan los Agentes Diplomáticos o Consulares; así por ejemplo una persona que haya solicitado su pasaporte ante el Cónsul Estadounidense, y presento su Certificación de Partida de nacimiento, o de quien haya contraído matrimonio en el extranjero ante Cónsul Salvadoreño; sobre la base de esto puede solicitar a dichos funcionarios le extiendan certificación de dichos documentos, para que le sirva en un momento determinado, reponer su Asiento o partida en un caso especifico, la actuación de dichos funcionarios se encuentra regulado en la Ley de Notariado, específicamente los Artículos 68 al 71. Se debe tomar en cuenta que dichos acontecimientos deben haber sucedido antes de que ocurriera el hecho que ocasionara la destrucción o pérdida del Asiento respectivo. (Ver anexo No.5), el cual contiene una fotocopia de Certificación de Partida de Nacimiento debidamente extendida y autenticada por el Consulado Salvadoreño.

6- Certificaciones de películas, microfilms, u otros medios técnicos que emplean las Municipalidades y el Tribunal Supremo Electoral, en donde consten en forma fehaciente las partidas o inscripciones que se pretende reponer. Debemos aclarar que en la práctica las Municipalidades no ocupan estos medios técnicos a que hace referencia la Ley Transitoria, sino que únicamente lo utiliza el Tribunal Supremo Electoral, cuando empadrona o registra a las personas mayores de edad. En los microfilms, lo que se hace constar es la fecha de nacimiento de las personas, así como los nombres y apellidos de los mismos y de los padres de este, que se obtienen basándose en la Certificación de la Partida de Nacimiento. Este es otro de los documentos base que pueden ser usados para reponer una partida de nacimiento, siempre y cuando ese acto se haya realizado con anterioridad al hecho de destrucción o perdida del asiento respectivo. (Ver anexo No.6), el cual contiene una fotocopia de microfilms que lleva el Tribunal Supremo Electoral anexada con su respectiva fotocopia de certificación de Partida de Nacimiento.

En la misma Ley Transitoria se establece que a falta de los anteriores documentos, se podrá hacer la reposición en base a:

7- Certificación extendida por el Director General de Estadística Y Censos o Jefe del Departamento respectivo, de datos que aparezcan en los archivos de esa Dirección General. Es importarte explicar que en la práctica es complicado obtener una certificación expedida por esta institución, no obstante que el legislador tomo a bien considerarla de una forma supletoria para poder obtener una Reposición de Asiento o Partida, debido a que se considera que dicha institución lleva el registro de todos los habitantes del país.

8- Certificaciones de las Actas de Bautismo de la Iglesia respectiva, donde consten en forma fehaciente los datos necesarios para su reposición. La cual se debe solicitar en la Parroquia donde la persona afectada haya sido bautizada, en ésta Certificaciones se debe hacer constar la fecha y el lugar del bautizo y del nacimiento de la persona, el número de folio y de libro en el cual está inscrito dicho acontecimiento, los nombres y apellidos del bautizado y los de sus padres. Debe aclararse que la constancia de dicho bautismo no es lo que la Ley exige, sí no la Certificación del mismo, el cual contiene las características mencionadas inicialmente. Es indispensable que para que este documento surta efectos legales, tenga la firma del párroco y el sello de la iglesia respectiva.

Es importante mencionar que de todos los documentos base que la Ley Transitoria señala para poder reponer un asiento o partida, este es el documento de mayor accesibilidad que tienen las personas debido a que gran número de la población fueron o han sido bautizados en su oportunidad. (Ver anexo No.7), donde ejemplificamos mediante una Certificación de una Acta de Bautizo de la Iglesia Parroquial de Tonacatepeque.

9- Las Partidas de Matrimonio, a demás podrán reponerse con certificaciones de actas matrimoniales o testimonios de los respectivos instrumentos de matrimonio. Se considera atinente diferenciar entre lo que es la certificación de acta de matrimonio y testimonio de matrimonio. Entendiendo por el primero que son aquellos que expide el funcionario público en el ejercicio de sus funciones, que de acuerdo al Artículo 13 del Código de Familia, puede ser: el Procurador General de la República, los Gobernadores Políticos Departamentales, los Alcaldes Municipales, los Procuradores Auxiliares Departamentales y los Jefes de Misión Diplomática Permanente y los Cónsules de Carrera; quienes están autorizados para poder celebrar un matrimonio. Ahora bien, en cuanto al Testimonio Matrimonial, este solamente lo puede expedir el Notario que haya autorizado el matrimonio, dicho testimonio se debe entender que es aquel documento que comúnmente se conoce como Escritura Pública de Matrimonio, y que consiste en una transcripción literal de la Escritura Matriz asentada en el protocolo del Notario. Basta con la presentación de uno de estos instrumentos para poder solicitar la reposición del asiento o partida en un caso específico. (Ver anexo No.8), el cual contiene un Testimonio de Escritura Matriz de Matrimonio.

10- Las Partidas de Divorcio, además podrán reponerse con certificaciones de sentencias definitivas ejecutoriadas pronunciadas en los respectivos juicios. El legislador incorpora aquí la fuerza probatoria que tiene la sentencia definitiva ejecutoriada, bebido a que éste es el único instrumento para poder disolver el vinculo matrimonial, y es por esta razón que previniendo el hipotético caso de que se destruyere o perdiere el Asiento respectivo en el cual se encontraba registrado, es lógico pensar que, con la presentación de la misma certificación de la sentencia definitiva de divorcio, el Jefe del Registro del Estado Familiar, está en la obligación de reponer el Asiento de la partida de divorcio que estuviere deteriorada o extraviada. (Ver anexo No.9), mediante el cual ejemplificamos una Certificación de Sentencia Definitiva de Divorcio expedida por un Tribunal de Familia.

11- Las Partidas de Defunción, también podrán reponerse con Certificaciones de los archivos expedidos por los administradores de cementerios o Alcaldías Municipales, siempre que conste en los mismos los datos de asiento de las partidas en su época oportuna. Es de aclarar que en la práctica las distintas Municipalidades no cuentan con los archivos de cementerios, sino que es en las mismas Alcaldías Municipales en donde se pide el permiso para el sepelio, y por lo tanto es en esta misma donde se asienta el hecho de la muerte de una persona en particular, a excepción del municipio de San Salvador que es el único a nivel del Departamento de Salvador, donde efectivamente existe un archivo en el cual llevan registrados los entierros que se llevan a cabo, y es a esto último que el legislador hace referencia, mediante el cual se espera, que el administrador de dicho archivo del cementerio expida una certificación y con esta poder solicitar la reposición de una Partida o Asiento.

12- Los Asientos previstos para las Adopciones, también podrán reponerse con certificaciones de las sentencias definitiva pronunciadas en los procesos respectivos; o con testimonios de las Escrituras de Adopción, para el caso de las ocurridas antes de que entrase en vigencia el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia. En cuanto las Adopciones el legislador a tomado en consideración lo regulado en el Código de Familia; así también la forma en que se hacía antes de la entrada en vigencia dicho Código, en la cual el Notario estaba facultado por la Ley para hacer una escritura de Adopción, y esta se asentaba en el registro correspondiente, pero en la actualidad la única forma de Adoptar a una persona es mediante un juicio de Adopción, respetando todas las formalidades exigidas por el Código de Familia, especialmente lo regulado en el Artículo 168 del mismo Código, el cual contempla la garantía especial para que se dé la Adopción, el cual es que para que se dé, esta deberá ser autorizada por el Procurador General de la República y el Instituto Salvadoreño de Protección al Menor, y decretada por el Juez de Familia. Y es así que el legislador ha previsto que si se da la situación de la destrucción o pérdida de un Asiento determinado se podrá reponer con la certificación de la sentencia o el testimonio de la escritura de adopción en su caso. (Ver anexo No.10), donde ejemplificamos mediante una Certificación de Sentencia Definitiva de Adopción, extendida por un Tribunal de Familia.

Es de aclarar que, en ambos casos ya sea de destrucción o perdida de Libro, o inscripción la Ley Transitoria, dispone, que el Registrador debe levantar un Acta en la cual haga constar el hecho de la destrucción o pérdida. Posteriormente, el Acta levantada deberá pasar a conocimiento del Consejo Municipal, para que este mediante un Acuerdo apruebe la reposición del Libro o de la inscripción de un Asiento o Partida.

Después de haber interpretado y explicado ampliamente los Artículos 55,56 y 57 de la Ley Transitoria, que regulan de forma clara lo relativo a la Reposición de un Asiento o Partida, consideramos necesario desarrollar de forma breve los Artículos 58 al 62 de la misma Ley, con el objeto de dar cumplimiento a la delimitación teórica de nuestro trabajo de investigación, el cual se dijo que se centraría en el Título VIII de la Ley. Trataremos, entonces sobre: caso de ausencia de documentos base; conservación de asientos marginales; correlaciones y numeración; libros de reposición; efectos y valor de los Asientos o Partidas repuestas y repetición de inscripción de partidas.

5.3. CASOS DE AUSENCIA DE DOCUMENTO BASE. Puede suscitarse el hecho de que ante una destrucción o pérdida de un documento, no exista otro documento base para efectuar la reposición tal y como se mencionó en el caso anterior. Ante tal circunstancia la Ley Transitoria lo regula en su artículo 58, el cual literalmente dice: "A falta de los documentos mencionados no podrán hacerse reposiciones de a cuerdo con lo previsto en este Título, y los interesados deberán cumplir con lo preceptuado por el Código de Familia para el caso de destrucción de inscripciones". En el Código de Familia además de preveer los casos de pérdida y destrucción, incluye la omisión de la inscripción del hecho o acto que da origen al Estado Familiar. Es así que el artículo 197 de dicho Código dice: " ...Cuando se hubiere omitido o destruido la inscripción de un Estado Familiar, podrá este declararse Judicialmente probando los hechos o actos jurídicos que lo originaron o la posesión notoria del mismo.

Si se omitiere o destruyere la inscripción de la muerte de una persona, también podrá establecerse judicialmente.

Para tales efectos, el encargado del Registro del Estado Familiar competente expedirá una constancia que acredite la omisión o la destrucción%

Como podemos notar, la Ley es clara en este sentido, y a su vez, agrega una obligación más a cumplir por parte del Registrador, cual es de extender constancia de la omisión o la destrucción en su caso.

5.4. CONSERVACIÓN DE ASIENTOS MARGINALES CORRELACIONES Y NUMERACIÓN.

Esta situación está regulada en el Artículo 59 de la Ley Transitoria el cual, expresamente estipula: "Los nuevos libros o inscripciones conservaran los asientos marginales que se encuentren en los asientos que sirvan de base para la reposición.

Cuando la Reposición se haga basándose en libros o asientos existentes en el Registro, se pondrá en aquellos una razón que exprese esta circunstancia y que identifique al libro de reposiciones y en este, otra que relacione al nuevo libro o asiento con el original que sirvió de base para la reposición.

Cuando la reposición no se haga basándose en libros o asientos existentes en los registros, en los nuevos asientos se pondrá una razón que relacione el documento o documentos que fundamentaron aquella.

Cuando se reponga todo un libro basándose en otro existente en los registros, las Partidas o Inscripciones conservarán los mismos números que tenían en los libros repuestos.

Cuando se repongan inscripciones o Partidas aisladas, las nuevas llevaran el número correlativo que les corresponda de acuerdo con la hora y fecha con que se efectúe el asiento de reposición.

Los Libros o inscripciones que vienen a sustituir al parcial o totalmente destruidos o perdidos, deberán conservar todo asiento marginal que conste en el documento que sirvió de base a la reposición. "

Luego de la transcripción del artículo anterior, debemos decir que, son dos las circunstancias que el Registrador debe hacer constar mediante una razón:

1 - Que la reposición se hizo basándose en documentos existentes en los registros, como puede ser un Libro o un Asiento. En este caso necesariamente el Registrador deberá mencionar en el Libro de Reposición, de qué libro tomó los datos y a su vez marcar en éste último la identificación del Libro de Reposición.

2- Que la reposición se hizo basándose en documentos no pertenecientes al Registro.

Puede darse en la práctica otro tipo de casos:

A- Si un 'libro se repone basándose en otro que existe en el registro, se deberá conservar la misma numeración.

B- Si la reposición es de inscripciones o partidas aisladas, las nuevas inscripciones o partidas en su caso, deberán llevar el número correlativo correspondiente al Asiento de reposición.

5.5. LIBROS DE REPOSICIÓN.

Libro de reposiciones es aquel que autoriza el Registrador de Familia a efecto de que se Registre la Reposición de un libro completo, partes del libro o inscripciones tardías o partidas aisladas, según lo dice la Ley Transitoria en el Artículo 60, el cual regula lo siguiente: "la reposición de libros, inscripciones o partidas se hará en libros autorizados por el Registrador de Familia. Cada libro se llamara "Libros de Reposiciones" y podrá ser autorizado para reponer un libro completo, partes del libro, o inscripciones o partidas aisladas".

Este Libro, además de llamarse "Libro de Reposiciones", es a nuestro parecer importante que se señale en él, que tipo de información va a contener, por ejemplo: "Libro de Reposición de Matrimonios correspondiente al año "X" o "Libro de Reposición de Divorcios correspondiente al año "Y".

5.6. EFECTOS Y VALOR DE LOS ASIENTOS O PARTIDAS REPUESTAS.

Ahora cabe preguntar ¿qué valor tienen los libros, inscripciones o partidas repuestas?

Según el Artículo 61 de la Ley Transitoria, estos tendrán el mismo valor y efectos legales que el que tenían y producían los originales.

Esta circunstancia es tomada en consideración por la Ley Transitoria, debido a que se encuentra regulado en su Artículo 61, el que literalmente establece que “Los libros, Inscripciones o Partidas repuestas de acuerdo a este Título surtirán todos los efectos legales. Las inscripciones o partidas repuestas tendrán el mismo valor probatorio para establecer los hechos o actos que constaban en las originales".

5.7. REPETICIÓN DE INSCRIPCIONES DE PARTIDAS.

La repetición de una inscripción, fuera de los casos de pérdida o destrucción total o parcial, se da en ocasión a que las anotaciones marginales ya no tengan cabida en el documento original, por tanto, el registrador en este caso deberá emitir resolución, manifestando tal circunstancia, lo que permitirá que la inscripción sea repetida fielmente y, cuidadosamente, el Registrador deberá hacer anotaciones marginales en el original y Su repetición que las relacione entre sí, cuya base legal se encuentra en el Art. 62 de la Ley Transitoria, el cual literalmente dice: "Las Inscripciones o partidas se repetirán cuando ya no haya espacio para las anotaciones marginales o este deteriorada la página del libro que lo contenga.

Para hacer el nuevo asiento será preciso que haya resolución del Registrador de Familia y se pondrán anotaciones marginales en la inscripción repetida y en la original, que las correlacionen.

El nuevo Asiento será una copia literal de la inscripción repetida
CAPÍTULO VI
EFECTOS JURÍDICOS QUE SE
OCASIONAN POR NO APLICAR EL
TÍTULO VIII DE LA LEY TRANSITORIA

Para iniciar este Capítulo, es necesario aclarar que el hombre es titular de un conjunto de derechos, algunos de los cuales son adquiridos por el simple hecho de nacer y otros en el transcurso de su vida. De acuerdo a esto, las personas afectadas por no contar con su respectiva Partida de Nacimiento legalmente registrada, no tienen por un lado seguridad jurídica y por otro, tampoco puede ejercer y cumplir tanto con sus derechos como con sus obligaciones.

"Los derechos de la persona natural son como atributos de la personalidad, ya que consisten en, ciertas características, ciertos rasgos o propiedades inherentes al hombre como ente social. Son derechos reconocidos a la persona desde tiempos inmemoriales, es decir, que algunos de ellos son tan antiguos como el hombre mismo. (25)

Dentro de los derechos que tiene la persona podemos mencionar: la Vida, la Nacionalidad, la Libertad, la Igualdad, la Ciudadanía, la Educación, la Asociación, el Nombre, la Salud, a la Dignidad, el Estado Familiar, el Bienestar Económico, etc.

Pero debido al objeto de estudio de nuestro trabajo, consideramos que la persona que no pueda reponer su Partida de Nacimiento, se le están violentando los derechos siguientes: a) la Nacionalidad; b) la Ciudadanía; c) el Nombre y d) el Estado Familiar. Siendo estos los efectos jurídicos que se ocasionan por la no aplicación del Título VIII de la Ley Transitoria, por parte del Registrador de Familia.

En relación al tema objeto de nuestra investigación, consideramos que toda persona que no tiene Partida de Nacimiento y que no puede Reponerla en base al Artículo 57 de la Ley Transitoria por la negativa del Registrador de Familia de aplicar dicha Ley, se le están violentando los derechos antes mencionados. Al carecer de una Partida de Nacimiento legalmente registrada, que es el documento principal y base para poder determinar y/o comprobar su derecho; ya que en el caso de la Nacionalidad se le estaría coartando el derecho establecido en el Artículo 73 numeral 2 de la Constitución de la República, en cuanto que no podrá interponer ningún tipo de recurso de inconstitucionalidad de Ley alguna pues no tendrá documento que compruebe su nacionalidad; así como también se le está violentando el derecho de la ciudadanía porque, al carecer del respectivo Asiento no podrá ejercer un conjunto de derechos y obligaciones; por no tener la documentación requerida para ello. A la documentación a la cual nos referimos es a la Cédula de identidad Personal y el carné electoral, el primero extendido por el Registro del Estado Familiar respectivo y el segundo por el Tribunal Supremo Electoral se le estaría violentando también el derecho al nombre, por que al estar en tal situación se encuentra en una inseguridad jurídica, debido a que tiene o está usando un nombre de hecho v no de derecho tal como constitucionalmente Ie corresponde. Aunado a ello se puede decir, que la persona que a cuenta con su Partida de Nacimiento legalmente asentada no tiene existencia jurídica, lo cual le imposibilita poder ejercer derechos y obligaciones que como persona le corresponde; finalmente consideremos que se le está violentando el derecho de tener un Estado Familiar, el cual está íntimamente vinculado con la Partida de Nacimiento, y al no contar con ella, es imposible que se tenga un Estado Familiar, ya que este derecho se origina por vínculo matrimonial o vincula parental, y en ambos es fundamental siempre contar con dicho documento legalmente asentado, pues de lo contrario se gozaría de hecho y su de derecho, el Estado Familiar.

A continuación analizaremos en qué consiste cada uno de estos derechos en el orden detallado:

A) LA NACIONALIDAD.

Podríamos decir que, desde el punto de vista jurídico, suele definirse la Nacionalidad como: "el vinculo existente entre el individuo y el Estado a que pertenece como súbdito, del que se derivan una serie de derechos y obligaciones recíprocas.

También se define como la condición que tienen las personas que integran la comunidad nacional. (26)

Es indudable que la Nacionalidad es una importante condición o cualidad de Estado Familiar, en cuanto influye en la esfera de la capacidad jurídica, de la persona y determina el estatuto aplicable a las relaciones regidas por la Ley personal.

Este vínculo se manifiesta en derechos y obligaciones recíprocas entre el Estado y sus nacionales; como serían la protección y el reconocimiento de ciertos derechos civiles y políticos, por su parte, el Estado debe exigir el cumplimiento de las leyes.

La Constitución de la República en el Artículo 90 establece lo relativo a la nacionalidad y expresa que "son salvadoreños por nacimiento:

1° Los nacidos en el territorio de El Salvador;

2°. Los hijos de padre o madre salvadoreños, nacidos en el extranjero;

3°. Los originarios de los demás Estados que constituyeron la República Federal de Centroamérica que teniendo domicilio en El Salvador, manifiesten ante las autoridades competentes su voluntad de ser salvadoreños, sin que se requiera la renuncia a su nacionalidad de origen." Y también se regula que son salvadoreños por naturalización en el Artículo 92, el que estable literalmente que: "Puede adquirir la calidad de salvadoreños por naturalización:

1°. Los españoles e hispanoamericanos de origen que tuvieren en año de residencia en el país;

2°. Los extranjeros de cualquier origen que tuvieren cinco los de residencia en el país;

3° Los que por servicios notables prestados a la República obtengan esa calidad del órgano legislativo;

4° El extranjero casado con salvadoreño o la extranjera casada con salvadoreño que acreditaren dos años de residencia en el país, anteriores o posteriores a la celebración del matrimonio.

La nacionalidad por naturalización se otorgará por autoridades competentes de conformidad con la Ley. "

En nuestro Código Civil, se regula la Nacionalidad en el Art.53, señalando que existen dos clases de personas naturales:

las salvadoreñas y las extranjeras. Dicho artículo nos dice: "son salvadoreños los que la Constitución del Estado declara tales.

Los demás son extranjeros.

No todos los nacionales son ciudadanos, ya que nuestra Constitución en el Titulo III, Art. 71 establece: "que son ciudadanos todos los salvadoreños, mayores de dieciocho años" Podemos decir que una persona para poder ser ciudadano en el Salvador necesita dos requisitos esenciales: 1) ser salvadoreño Je acuerdo a nuestra Constitución y 2) ser mayor de 18 años.

La Nacionalidad es de origen o por adquisición voluntaria. La primera se adquiere por el hecho de nacer, y a ella permanece ligada la persona hasta que voluntariamente adquiere otra; y si Se adquiere la Nacionalidad, por elección del individuo, se realiza la naturalización.

B) LA CIUDADANÍA.

Este es un status jurídico político que posee una persona natural, que la habilita para el goce y ejercicio de los derechos políticos y la obliga al cumplimiento de los deberes de la misma naturaleza, de conformidad a lo que estatuyen las leyes.

Es así que se entiende por Ciudadanía "al vinculo jurídico de naturaleza específica en el cual los sujetos de la relación son por una parte el Estado y por la otra una persona natural. (27)

De ahí que se puede asegurar que sin Partida de Nacimiento, ni documentación alguna, la persona no podrá tener la calidad mencionada, ni ejercer el derecho señalado.

El vínculo jurídico produce una condición jurídica especial o status la cual está constituida por un conjunto de derechos y obligaciones, especialmente de carácter jurídico.

La Ciudadanía es una cualidad jurídica de ciertas personas naturales que se encuentran vinculadas con un Estado determinado. Esta cualidad jurídica es de derecho constitucional fundamental para la existencia del Estado.

Esta cualidad jurídica es, exclusivamente de la persona natural, pues es la única capaz de ejercer y cumplir estos derechos y deberes políticos. La Nacionalidad, en cambio, puede encontrarse tanto en las personas naturales como en las Jurídicas.

Desde el punto de vista teleológico, la Ciudadanía persigue la intervención política del ciudadano, como elector o como elegido y en general, en la toma de las grandes decisiones políticas.

La Ciudadanía exige como presupuestos legales constitucionales:

a) Ser nacional.
b) Mayor de dieciocho años.

La calidad de Ciudadano puede perderse o suspenderse de conformidad con lo establecido constitucionalmente.

De acuerdo con nuestra Constitución y respecto de la Ciudadanía, podemos establecer lo siguiente:

Los derechos políticos del ciudadano son, con base en el Art. 72 Cn. Los siguientes:

1- Ejercer el sufragio;
2- Asociarse para constituir partidos políticos de acuerdo a la Ley e ingresar en los ya constituidos;
3- Optar a cargos públicos, cumpliendo con los requisitos que determinan la Constitución de la República y las leyes secundarias.

Los deberes políticos del ciudadano, con base en el Art.73 Cn. son los siguientes:

1. Ejercer el sufragio;
2. Cumplir y velar por que se cumpla la Constitución;
3. Servir al Estado de conformidad con la Ley.

Los derechos del ciudadano pueden suspenderse o llegar a perderse, de conformidad con lo dispuesto en los Arts.74 y 75 Cn.

De ahí que la Constitución distinga la Ciudadanía identificándola con la capacidad para ejercer funciones políticas. Los derechos políticos solo son conferidos por el Estado a determinadas categorías de personas, con base por lo menos en la Nacionalidad y en la edad de la misma (18 años) Art. 71 Cn. los extranjeros y los menores de dieciocho años están excluidos de los derechos políticos. Porque estos derechos entrañan un poder y una función de participación política que confiere a quienes lo tienen, la potestad y la atribución de intervenir en la vida del Estado. (En virtud de tales derechos, sus titulares participan directamente en la designación de los gobernantes de los municipios y del Estado, e indirectamente en la formación de las normas.) Los derechos políticos a su vez aseguran la libertad política, que es la de intervenir en la formación y marcha del gobierno, por ello, la libertad política es la libertad de la democracia, ya que la esencia de esta consiste en la intervención real y efectiva del pueblo en el gobierno del Estado,

Teniendo un estudio de lo que evoca la terminología ciudadana, es conducente examinar el primer derecho político el cual es el ejercicio del sufragio.

Según nuestra Constitución, el sufragio debe entenderse como la facultad reconocida al ciudadano para intervenir de manera expresa en la vida del Estado por medio del voto.

Esta facultad es reconocida de una forma directa, ya que es el mismo Estado el ente necesitado del sufragio como una función constitucional y como un deber político (Art. 73 No.I. Cn.). Se entiende que el que sufraga y elige no impone obligaciones personales al candidato; ni le confiere otro mandato que las derivadas del cargo para el que es nombrado, es decir, que la consecuencia lógica, es que el elector no puede pedir contraprestaciones a la persona del candidato ni del elegido; los Art. 72 y 73 Cn. establecen que: el sufragio es un derecho y un deber de los ciudadanos.

Es así que en el Artículo primero de nuestra Constitución, se estipula que es obligación del Estado garantizar, salvaguardar y proteger a sus nacionales, del goce de todos los derechos que como salvadoreños les corresponden. Se puede decir entonces, que si el sufragio es un derecho, su ejercicio queda a discreción del ciudadano, es decir, que tiene la libertad de sufragar o no sufragar cuando así lo desee, de lo anterior se deduce entonces que el sufragio es un derecho subjetivo, y su ejercicio no sería obligatorio. Pero se entiende que de acuerdo al Art. 73 No. 1 Cn. constituye un deber político y su incumplimiento acarrea una sanción y es esto lo que ocurre en nuestro país, cuya Constitución está inspirada en la teoría que el sufragio es una función pública, por parte de quien esta envestida de ella, significa un deber.

Según la literalidad del Art. 71 Cn. se tiene que, la calidad de ciudadano confiere automáticamente el derecho del sufragio, pero se tiene que existen ciertas restricciones lo cual vuelve que la característica de nuestra Constitución es la de ser liberal, a tenor de lo estipulado en esta disposición. Exigiendo solo estas condiciones: no encontrarse comprendidos en los casos contemplados en los Arts. 74 y 75 Cn.; que hayan obtenido Cédula de Identidad Personal (Art. 1, 3, 5, y 10 de la Ley de Cédula de Identidad Personal); y que se hallen inscritas en el Registro de electores que al efecto lleva el Tribunal Supremo Electoral (Art.77 Cn.) y la primera de las prohibiciones constituyen una sanción y tiene su justificación en el sentido de que la democracia no consiste en dar poder electoral a los incapaces, a los infractores de la ley, ni a los indignos.

C) EL NOMBRE.

Ahora veremos otro de los derechos o atributos esenciales de la persona natural, como lo es el Nombre, que lo identifica y lo distingue de las personas,, individualizándolo; representando con este un conjunto de derechos y obligaciones, un valor jurídico, moral, económico y social.

Si existe un Nombre, habrá mayor facilidad de comunicación de una persona con otra determinada y mejor posibilidad de correspondencia entre quienes se desea, ciertamente, cada persona es una suma de valores que en un momento dado debe aparecer con un solo enunciado: El Nombre; la misión de este es procurar la individualización de una persona, tanto en la familia como en la sociedad políticamente organizada, por rudimentarias que sean estas organizaciones, las cuales requieren no solo la diferenciación de cada uno de sus miembros, sino también la identificación de ellos.

Debe tenerse en cuenta el significado de individualizar y el de identificar: con el primero se determina a los seres por sus características particulares para distinguirlos unos de otros, para particularizar al individuo dentro de los de su misma especie y así diferenciarlos de los otros. Con la identificación se pretende comprobar si un ser es realmente el que pretende ser o el buscado o indagado.

La individualización opera en el campo de las relaciones -jurídico- privadas (derecho civil, derecho mercantil, etc.), la identificación es más propia del derecho público (derecho penal, derecho procesal penal, investigación judicial y policial).

La función primordial del nombre es la individualización del ser humano con su solo pronunciamiento, en forma abreviada y plenamente, como una especie de etiqueta sintética, y así evitar hacer una reseña biográfica de la persona para determinarla, por lo cual solo debe tolerarse los cambios de nombre de modo excepcional, restringido y fundamentado.

Es por esta razón que concebimos al Nombre como un derecho o atributo de la persona, que la individualiza, y como un derecho subjetivo sin contenido patrimonial; esto es, sin perjuicio de constituir una institución que ofrece características de derecho público, en cuanto interesa al Estado, asegurar la individualización o identificación de las personas, mediante la inmutabilidad del Nombre (o sea del Nombre propio y del apellido) y su uso obligatorio (frente al Estado) y es así que nuestra Constitución en el Inciso tercero del Artículo 36, regula lo referente a que toda persona tiene derecho a tener un Nombre que lo identifique y que la Ley secundaria regulará esta materia. Dicha Ley secundaria es la Ley del Nombre de la Persona Natural, que entró en vigencia por Decreto Legislativo número 450, publicado en el Diario Oficial número 303, Tomo 307, del día cuatro de mayo de 1990. Dicha Ley, regula el Nombre de la persona natural, en cuanto a su formación, adquisición, elementos, cambios, uso y protección.

Por ser el Nombre un derecho tan fundamental para la persona tiene ciertos caracteres jurídicos que lo identifican los cuales son:

A- Ms inalienable o indisponible. Porque siendo algo personalísimo, algo que carece de apreciación pecuniaria, el Nombre no puede venderse ni cederse gratuita ni onerosamente.

B- Es imprescriptible. Es decir, que el Nombre no se adquiere por el uso ni se pierde por el no uso, ya que la prescripción solo recae sobre derechos patrimoniales, los que si son disponibles y mutables, por su esencia misma.

C- Cumple una función identificadora. Pues la misma ley asimila la individualidad y el Nombre, ya que ambos interesan al orden público como derechos subjetivos que son, pues el Nombre es un instrumento necesario para la adecuada individualización de las personas como unidades del grupo social, un medio imprescindible para identificar y distinguir a los sujetos protagonistas de las relaciones jurídicas.

Por esta característica el nombre y primordialmente el apellido ofrecen aspectos del derecho público aunque son un derecho subjetivo privado pues es en este interés público de individualización y diferenciación de sus miembros en el que el ordenamiento jurídico hace obligatorio el uso del Nombre.

D- Es uno e inmutable. Esto es, que no puede cambiarse el inicialmente atribuido, salvo en los casos de excepción taxativamente señalados por la ley, o sea, que sólo habrá mutación del Nombre, por obra y ordenamiento de la ley, la cual lo permite al modificarse un Estado Familiar o como consecuencia de una decisión judicial o cuando median justas causas que sustentan a plenitud la pretensión o acción de quien pide esa mutación de Nombre.

E- Es irrenunciable. Porque siendo el nombre un derecho subjetivo que cumple una función social y pública, con instrumento convencional al servicio de la identidad personal y de adecuada individualización de la persona como integrante del grupo social en que vive y dentro del cual es protagonista de relaciones jurídicas, la renuncia no está permitida pues el nombre no solo mira el interés individual del renunciante-titular sino el de toda una sociedad y del Estado mismo. En este interés público se basa la obligación general de usar el Nombre la persona humana

F- Es tutelado por la ley. Esta tutela legal sea en el campo civil, administrativo, penal, no toca estricta y directamente con el Nombre como medio de individualización sino que recae y busca proteger otros intereses o bienes como son el honor de la persona o el de sus parientes, el derecho a la intimidad, el uso o el ocultamiento de un hombre, la falsificación de documentos de identidad y el uso de los mismos, ostentación y uso de diplomas, títulos o insignias con nombre falso. (28)

De acuerdo a lo anterior es importante decir que no se puede ni ello es conveniente deslindar las distintas leyes que sobre el nombre señalan el derecho público y el privado ya sea en el campo penal, en el administrativo y registral; ya en el civil y aún en el consuetudinario pues todos ellos están íntimamente interrelacionados al derecho o facultad de gozar de un Nombre como medio de identificación e individualización de la persona en todas y cada una de las ocasiones en que actúa privada o públicamente, aunque no se den relaciones jurídicas sino simplemente sociales y aún familiares de la sociedad misma y aun del Estado para no impedir ese goce, para no dañar ni obstaculizar el ejercicio pleno de ese derecho de la personalidad, como es el Nombre.

Si al propio Estado le interesa asegurar la individualización Los deberes políticos del ciudadano, con base en el Art.73 Identificación de las personas, sea natural o jurídica, mediante la inmutabilidad del Nombre y su uso obligatorio, como "Bien" inherente a la personalidad, es lógico que ese mismo Estado proteja al Nombre contra pretensiones de otras personas que ataquen o restrinjan el interés legítimo de su titular de conservar limpio y completo ese derecho de la personalidad.

Ahora bien, para la efectividad de ese derecho subjetivo, como es el Nombre, la ley lo tutela, esto es, concede a su titular Cl medio efectivo de accionar o para hacer valer ese "Bien" de la personalidad, para defenderlo de ataques injustos para reclamarlo cuando se le niega o se le usurpa o simplemente se le perturba y aún para obtener indemnización de los daños materiales y morales que el proceder ilegítimo haya podido causar al titular del Nombre.

D) EL ESTADO FAMILIAR.

Ahora veremos otro derecho o atributo importante de la persona, como lo es el Estado Familiar. Entendiendo por este "que es la situación jurídica que la persona humana tiene en la sociedad, en orden a sus relaciones de familia, en cuanto le impone ciertas obligaciones y le confiere ciertos derechos civiles”. (29)

En nuestro ordenamiento jurídico, específicamente el artículo 186 del Código de Familia establece que "el Estado Familiar es la calidad jurídica que tiene una persona en relación a la familia y por el cual la ley le atribuye determinados derechos y deberes. "

Las definiciones anteriores ubican a la persona humana en la sociedad o sea, sitúa al individuo dentro del Estado donde tiene derechos y obligaciones no solo para y con sus semejantes, como también para y con esa unidad jurídica organizada que se denomina Estado, el cual le deduce de esa situación derechos y obligaciones en relación con la familia.

Consideramos que la posición que cada persona ocupa en la sociedad y en la familia, lo reviste de cualidades o condiciones jurídicas especiales y le da un Estado Familiar determinado. Desde el punto de vista de la Nacionalidad, será nacional o extranjero; desde el punto de vista de la familia, será casado, viudo o soltero, marido o mujer casado(a), padre madre o hijo.

El Estado Familiar es propio de personas naturales, así que se excluyen las personas jurídicas; el Estado Familiar se determina con cada persona por el nacimiento y de allí en adelante es modificado por diferentes causas, como el matrimonio, divorcio, reconocimiento de hijo, adopción, etc.

Se puede decir que el Estado Familiar de las personas son los modos de ser de esta, en relación con la sociedad (derecho público) o con la familia (derecho privado).

Esta calidad de la persona humana se origina o nace de la misma ley, que, con base en hechos o en actos jurídicos producidos o ejecutados con intervención o no de la voluntad humana, asigna o señala la posición de la persona en la sociedad en orden a sus relaciones de familia.

De ahí que los efectos jurídicos que produzca un determinado Estado Familiar estén reglamentados por la ley y no le este permitido al titular de este derecho personalísimo aceptar o rechazar sus consecuencias favorables o adversas.

La ley, al asignar un determinado Estado Familiar, tiene en cuenta no solo los actos jurídicos emanados de la voluntad de la persona, como son: un matrimonio, una adopción, una separación consensual de bienes, un reconocimiento de hijo, sino que también se basa en hechos jurídicos en que no ha intervenido la determinante voluntad de la persona y aún contra ella, tales como el nacimiento y la muerte misma que producen o extinguen la personalidad ante el Estado, la viudez, la declaratoria judicial de paternidad o de maternidad, el divorcio decretado por el juez.

Las causas del Estado Familiar, de una manera general, tienen su origen:

1- En la ley: es la ley misma la que asigna el estado familiar, por ejemplo el de hijo, el de adoptado, etc.

2- En hechos ajenos a la voluntad humana, es decir, la voluntad de la persona no interviene en la designación de ese Estado: la muerte de uno de los cónyuges, hace pasar del Estado de casado al de viudo; el nacimiento de una persona le da personalidad ante el Estado.

En la voluntad del hombre, o actos jurídicos: o sea, cuando interviene la voluntad del hombre; que él lo busca; el estado de casado por el matrimonio; el de hijo adoptivo, por la adopción. (30)

El Estado Familiar es el resultado de cualquiera de las tres fuentes anteriores, es la ley, y no el individuo, quien reglamenta sus efectos jurídicos.

De acuerdo a lo anteriormente planteado, se puede decir que son dos los hechos jurídicos (nacimiento y defunción) y uno el acto jurídico (matrimonio) principales que determinan el Estado Familiar.

Es decir entonces, que al rededor de ellos gira todo el Estado Familiar, pues con el primero se origina, con el segundo termina, y con el tercero, se modifica.

Es importante recordar que, generalmente, por hecho se entiende lo que sucede, lo que se hace sin intervención deliberada de la voluntad, al paso que en el acto se toma la acción en que hay entendimiento y voluntad. Si el hecho (como el nacimiento o la muerte) o el acto (como casarse) obran en el derecho, si ellos producen efectos jurídicos, reciben el nombre de hechos y actos jurídicos para diferenciarlos de los hechos físicos (rallos, tormentas) y de los actos humanos (saludar, sentarse).

Como todo derecho o atributo fundamental de la persona natural tiene sus propias características que lo distinguen los del Estado Familiar son los siguientes:

“1-) Toda persona humana tiene Estado Familiar.

Al ser el Estado Familiar proyección de la personalidad no se puede concebir un individuo que en cualquier momento de su vida, no pueda ser ubicado en la sociedad.

Ciertamente, si Estado es la situación que se ocupa o se tiene con los demás, o cada uno de los sucesivos modos de ser de una persona o cosa sujeta a cambios que influyen en su condición, y si el adjetivo Familiar es lo pertinente a las relaciones privadas entre las personas, forzoso es concluir que en ningún momento de la humanidad se puede concebir a un individuo sin Estado Familiar, esto es, sin que su modo de ser tenga nexo con los demás.

2-) Uno e indivisible.

Así como la persona es una, su situación en la sociedad también es unidad indivisible, por lo cual no pueden darse en aquella Estados antagónicos, contradictorios (ser casado y soltero o viudo al mismo tiempo), pero si complementarios (ser hijo adoptado y viudo simultáneamente).

3-) Está regulado por normas de orden público.

Si por orden público se entiende la armonía general resultante del imperio de las instituciones que regulan la organización, conservación y funcionamiento de la sociedad y como, el concepto de Estado Familiar, en su acepción lata comprensiva del estado político y del familiar, y en su sentido estricto que lo reduce a este último, es evidente la vinculación intima que existe entre dicho estado y el orden público, pues es de incuestionable interés general la definición de la calidad de los súbditos del Estado, en cuanto los habilita para ejercer derechos políticos y les impone obligaciones de la misma índole, como también la determinación del lugar que cada individuo ocupa frente a su familia y del que dependen sus relaciones con los miembros de la misma, las que se juzgan vitales para la conservación de esa célula primaria de la sociedad.

4-) Indisponible - inalienable.

Esto quiere decir, que el Estado Familiar esta fuera del comercio; no se compra ni se vende la sangre ni la filiación, y por lo mismo no puede ser objeto de acto jurídico alguno que implique el comercio en el sentido legal de la palabra. Nadie puede transigir sobre su Estado: la transacción supone una renuncia, no se concibe que un hijo renuncie a su Estado; esto equivaldrá a renunciar de su sangre; lo cual no permite la ley, por ser de orden público o de interés general. A los particulares se les permite la injerencia indispensable para la constitución del mismo, como la celebración del matrimonio, lo cual no es atentatorio de los dictados de interés general.

5-) No es susceptible de confesión, en principio.

Es decir que no es posible modificar por la simple voluntad individual la posición que corresponde a una persona dentro del Estado para deducir de ella sus relaciones para con la familia, la ley regula la comprobación del Estado Familiar indicando pruebas taxativas y precisas.

De acuerdo a lo anterior existe una excepción, ya que, el Estado Familiar no es susceptible de confesión, generalmente, se debe a la circunstancia de que, como lo anota el distinguido tratadista Antonio Rocha "si lo es en ciertos casos, por ejemplo, para darle a una persona el tratamiento de hijo por reconocimiento voluntario, o para que un hijo, contra la voluntad del padre, obtenga del juez el pronunciamiento de que este lo es. Entonces la confesión es medio idóneo de prueba para la declaración del Estado Familiar, porque no versaría sobre el estado mismo, sino sobre los hechos constitutivos o fuentes de ese estado.

6-) Es un derecho adquirido.

Es decir, que el Estado Familiar de las personas adquirido con forme a la ley vigente en la fecha de su constitución, subsistirá aunque aquella ley fuere abolida; pero los derechos y obligaciones anexos al mismo estado, a las consiguientes relaciones recíprocas de autoridad o dependencia entre los cónyuges, entre padres e hijos, entre guardadores y pupilos, y los derechos de usufructo y de administración de bienes ajenos, se regirán por la ley nueva, sin perjuicio de que los actos y contratos válidamente celebrados bajo el imperio de la ley anterior tengan cumplido efecto.

7-) Es imprescriptible ero sus acciones precluyen.

Como el Estado Familiar es un derecho de la persona y, por consiguiente extramatrimonial y como, además, la figura jurídica de la prescripción o modo de adquirir las cosas ajenas, o de extinguir las acciones o derechos ajenos, por haberse poseído las cosas y no haberse ejercido dichas acciones y derechos durante cierto lapso, está instituida para ganar o perder los derechos reales solamente, se concluye que un Estado Familiar no puede adquirirse o perderse por el uso o no uso que se haga del mismo, pues no es un bien corporal, ni está en el comercio humano ni figura entre los derechos reales.

8) Asignado por la Ley.

El señalamiento de un Estado Familiar "corresponde a la ley" y, aunque esta no lo dijera, es al Estado a quien toca determinar la situación de una persona dentro de la sociedad en orden a sus relaciones jurídicas socio familiares y no puede dejar a la voluntad de cada uno de sus gobernadores escoger esa situación a las resultantes de la misma, porque se alteraría el orden Social o público.

9) Tutelado por la Ley.

Si es la ley la que determina el Estado Familiar según las circunstancias en que se encuentre la persona y sus modos de ser y si ese estado es tenido como un derecho adquirido, forzoso es concluir que la persona debe gozar de los medios legales para alcanzar la efectividad de los derechos que la ley le otorgue o le reconozca por encontrarse en esa situación permanente. Esta protección, como medio de defensa que es la acción, es conocida como Tutela Estatal. (31)

(25) Manuel Osorio, Diccionario de Ciencias Políticas y Sociales. Editorial Eliasta, S.R.L. Viamonte, Argentina. 1970. Pág.465.
(26) Francisco Luces Gil. Derecho Registral Civil. Editorial BOSCH, Casa Editorial. S.A. España. 1991. Pág. 175.
(27) Manuel Ossorio. Diccionario de Ciencias Políticas y Sociales. Op cit. Pág. 220.
(28) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural. Editorial María Viceo Ltda. Colombia. 1995. Pág. 33-38.
(29) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural... Ibídem. Pág. 112.
(30) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y nombre de la Persona Natural... Ibídem. Pág. 114 y 115.
(31) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural... Ibídem. Pág. 117- 126.
CAPÍTULO VII

LA REPOSICIÓN DE UN ASIENTO O PARTIDA DE ACUERDO
A: LA LEY DEL EJERCICIO NOTARIAL DE LA JURISDICCIÓN
VOLUNTARIA Y DE OTRAS DILIGENCIAS; EL CÓDIGO DE
FAMILIA Y A LA LEY PROCESAL DE FAMILIA; Y LA LEY
TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

La falta del documento base, es decir, carecer de la partida o asiento de nacimiento, matrimonio, de defunción, de divorcio y de adopción legalmente Asentada en el Registro del Estado Familiar correspondiente, que pueda indicar un Estado Familiar determinado, da lugar a establecer sub sidiariamente un Estado Familiar.

La doctrina define al Estado Familiar como "la situación jurídica que la persona humana tiene en la sociedad, en orden a sus relaciones de familia, en cuanto le impone ciertas obligaciones y le confiere ciertos derechos Civiles. (32)

Cabe además decir que el término subsidiario significa: Mo que sirve como auxilio o socorro, algo supletorio o que refuerza lo principal. Es decir que opera o se aplica en defecto de lo principal. " (33)

Nuestra legislación; para el efecto establece diferentes procedimientos para la Reposición de los Asientos o Partidas de Nacimientos, de defunción, de matrimonio, de divorcio y de adopción en base a la Ley respectiva.

A- TRÁMITE PARA LA REPOSICIÓN DE ASIENTO O PARTIDA SEGÚN LA LEY DEL EJERCICIO NOTARIAL DE LA JURISDICCIÓN VOLUNTARIA Y DE OTRAS DILIGENCIAS.

El tramite a realizar se encuentra regulado en la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de Otras Diligencias, específicamente en su Artículo 12, el cual literalmente dice: "Cuando de conformidad con los artículos 336 y 330 del Código Civil, haya necesidad de establecer subsidiariamente el estado civil de una persona, el interesado se presentará ante notario exponiendo su pretensión y ofreciendo la prueba necesaria.

El Notario recibirá las pruebas que presente el interesado, y después dará audiencia por ocho días hábiles al Sindico Municipal del lugar donde debió haberse registrado la Partida. Si no evacuare la audiencia se entenderá que la opinión es favorable a lo solicitado, y si la opinión fuere adversa, el Notario dejará de conocer y enviará el expediente al Tribunal competente para su resolución final, previa notificación a los interesados; y si hubiere varios Tribunales competentes, al que el Notario elija. Si fuere procedente, el Notario pronunciará resolución favorable, la que deberá contener los datos indicados en el Artículo 969 Pr.

El Testimonio que el Notario expida al solicitante, producirá los efectos que indica el Artículo 971 Pr. "

Para empezar, es importante mencionar que el artículo anteriormente transcrito se refiere a artículos que antes se regulaban o se encontraban en el Código Civil pero que actualmente se encuentran derogados con la entrada en vigencia del Código de Familia, y es por esta razón que este trámite se realiza tomando como base el Artículo 197 del Código de Familia y 184 de la Ley Procesal de Familia.

Es de mencionar, que por medio de esta ley, solo las personas mayores de dieciocho años, podrían por sí mismo o por medio de apoderado especial o general con cláusula especial comparecer ante el Notario a efecto de solicitarle, establecer su Estado Familiar de forma subsidiaria de nacimiento; podemos decir que aquí si se cumple la regla de la capacidad legal establecida en el Artículo 1316 del Código Civil, para ser sujeto de derechos y obligaciones.

Ahora bien, por medio de esta ley, aún cuando también es un procedimiento sumarlo, conlleva un término considerable; puesto que reúne toda una serie de requisitos, comenzando en que el interesado comparecerá ante Notario, por sí o por medio de su Apoderado, con una solicitud exponiendo los hechos y agregando los documentos necesarios y ofreciendo pruebas que oportunamente comprobará. Dentro de los documentos que debe presentar el solicitante, se encuentra una constancia extendida por el Jefe del Registro del Estado Familiar, en la cual se establezca que el Asiento de la Partida de Nacimiento de la persona que haya comparecido ante Notario no se encuentra asentada. Dicha Constancia deberá estar firmada y sellada por este funcionario. Así el Notario como un funcionario con atribuciones públicas recibirá la petición, y de ella correrá traslado por el término de ocho días al señor Síndico Municipal del domicilio del interesado, es decir del lugar donde debió haberse inscrito la Partida de Nacimiento.

Con respecto al procedimiento contemplado en esta ley, es un poco engorroso por que corre el riesgo de que el Síndico Municipal por puro capricho se oponga al consentimiento para establecer el estado familiar del solicitante. Podrá suceder también, que favorablemente el Sindico Municipal no se oponga, conteste afirmativamente la petición del solicitante. También podría suceder que el Sindico Municipal no conteste, es decir, que no evacué la audiencia, entonces se entendería que su opinión es favorable a lo solicitado.

En el tercer caso, si el Sindico Municipal no contesta en el termino de ley, se tendrá por contestada la audiencia en sentido negativo y se recibirá las diligencias a prueba testimonial por el termino de ocho días; posteriormente el Notario dictará la resolución final declarando la existencia del Estado Familiar del interesado, haciendo mención de los nombres de la persona que lo constituyen, o de quienes se deriva el Estado Familiar y de la fecha en que dio principio, dando fe del hecho o situación Jurídica comprobado, redactando la resolución final en una forma breve y sencilla, es decir, no estará sujeto el Notario a elaborarla como una verdadera sentencia, a nombre de la República como en un juicio, sino que bastaría que de fe del acto.

En dicha resolución definitiva tendrá que decir el Notario que, esta declarando la existencia del Estado Familiar de nacimiento. Una vez realizada, el Notario deberá protocolizar el Acta que contenga su resolución final; y el Testimonio que del Acta protocolizada se extienda al interesado tendrá el mismo valor que la certificación de la resolución judicial correspondiente.

Oportunamente, expedirá el testimonio de la Escritura Matriz al interesado, este la presentará al Jefe del Registro del Estado familiar del lugar donde debió haber sido inscrito, para que lo inscriba en el libro que se autorice para tal efecto.

Finalmente, la Certificación que extienda el Jefe del Registro del Estado Familiar del asiento en referencia, producirá los mismos efectos de ley tal como lo señala el Artículo 196 del Código de Familia.

De la misma forma antes planteada, realizara el procedimiento el Notario si se diera la situación como en el segundo caso, el cual es que el Síndico contesta favorablemente a la petición solicitada.

Por otra parte, podrá suceder también que el Sindico Municipal, conteste oponiéndose al establecimiento del Estado Familiar que se solicita; en este caso, el Notario al recibir la contestación, declinará en seguir conociendo de las diligencias y remitirá lo actuado al Tribunal competente dentro de ocho días hábiles, previa notificación del interesado.

Se entenderá que, al darse esta situación, existirá un procedimiento mixto, pero la razón es que el Notario solo conocerá de meras diligencias dentro del ejercicio de las facultades de jurisdicción voluntaria, donde se entiende que no existe contención o litigio; pero existiendo controversia en este caso de parte del Sindico Municipal, el procedimiento después de ser de mera diligencia de jurisdicción voluntaria, se convierte en un Juicio de Estado Familiar en forma Subsidiaria de Nacimiento, ya regulado en el Código de Familia, en el Artículo 197; y en la Ley Procesal de Familia en su Artículo 184. De igual forma este procedimiento ya lo prevé la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias en el Art.2. parte ultima cuando dice: "si iniciado un procedimiento y en este hubiere oposición, el Notario se abstendrá de seguir conociendo y remitirá lo actuado al Tribunal competente, dentro de ocho días hábiles, previa notificación de los interesados. "

Para tener una mejor comprensión de lo que hemos desarrollado con respecto a una Reposición de un Asiento o Partida según la Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de Otras Diligencias lo ejemplificamos con un caso práctico (Ver anexo No. 11), en dicho anexo se contempla un ejemplo de diligencias de Estado Civil Subsidiario de Nacimiento.

B. TRÁMITE PARA LA REPOSICIÓN DE ASIENTO O PARTIDA, SEGUN EL CÓDIGO DE FAMILIA Y LA LEY PROCESAL DE FAMILIA.

El procedimiento para poder realizar una Reposición de un Asiento o Partida, desde el punto de vista judicial, se encuentra regulado en el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia, En el cual se hace constar que es un trámite de Jurisdicción Voluntaria.

Consideramos importante aclarar que a nivel judicial no se habla de Reposición de un Asiento o Partida, sino que lo llama Estado Familiar subsidiario.

Ahora bien, luego de lo anterior, veamos cómo se realiza este procedimiento en la práctica, en base a lo regulado en la Ley pertinente, especificando y explicando los Artículos pertinentes.

Así entonces el Artículo 197 del Código de Familia, que es la disposición legal que específicamente regula lo pertinente a este tipo de procedimiento, el cual dispone que "Cuando se hubiere omitido o destruido la inscripción de un estado familiar, podrá este declararse judicialmente, probando los hechos o actos jurídicos que lo originaron o la posesión notoria del mismo.

Si se omitiere o destruyere la inscripción de la muerte de una persona, también podrá establecerse judicialmente.

Para tales efectos, el encargado del Registro del Estado Familiar competente expedirá una constancia que acredite la omisión o la destrucción. "

Luego de ver la Ley adjetiva, es conveniente revisar lo que regula la Ley Procedimental al respecto. La Ley Procesal de Familiar, regula en su Titulo V, diligencias de Jurisdicción voluntaria, en su Capítulo 1, disposiciones generales; lo siguiente:

En su Artículo 179, dice que: "se seguirán por el trámite de jurisdicción voluntaria todos los asuntos que no presenten conflicto entre partes. "

En su Artículo 180 regula que: "La solicitud deberá reunir los requisitos previstos para la demanda, en lo que fuere aplicable, excepto lo referente al demandado. "

En su Artículo 181 dice que: "Para la admisión de la solicitud se apicaran las reglas de la admisión de la demanda.

En el auto de la admisión de la solicitud el juez ordenará la Notificación al Procurador de Familia, las citaciones y publicaciones a que hubiera lugar; se pronunciará sobre las pruebas solicitadas y ordenará de oficio las que considere necesarias y fijará fecha para que se celebre la audiencia de sentencia dentro de los quince días siguientes.

En su Artículo 182, regula que: "Para la audiencia de sentencia y su ejecución se aplicaran las normas del proceso de familia. "

Pero fundamentalmente en el Artículo 184, del mismo Título V en su Capítulo II, disposiciones especiales, sección 1, estado familiar; regula que 'la la solicitud para establecer el Estado Familiar de forma subsidiaria deberá anexarse constancia de Registro del Estado Familiar sobre la inexistencia de la inscripción o la destrucción del Registro respectivo, sin perjuicio del procedimiento establecido en Leyes especiales sobre materias registrales.

Igual constancia se exigirá para establecer supletoriamente el fallecimiento de alguna persona.

Al quedar ejecutoriada la sentencia se librará oficio para la inscripción del Estado Familiar a la oficina correspondiente. "

Ahora bien, luego de conocer lo regulado tanto por el Código de Familia como la Ley Procesal de Familia acerca de dicho procedimiento, en la práctica se hace de la siguiente forma:

Presentación de una solicitud por un Abogado, como Apoderado de la persona afectada por no tener Asiento o Partida debidamente Registrada; en un juzgado de familia correspondiente, de acuerdo al domicilio de la persona, en el cual en dicha solicitud tiene que llevar las generales de la persona afectada; además debe de contener las razones o hechos por los cuales no tiene Partida; se tiene que agregar quiénes son sus padres y el lugar y fecha en que nació; y además tiene que estipulase, de que como pretende probar lo que se está argumentando, es decir tiene que ser por lo menos con dos testigos de la persona afectada, quienes pueden dar su palabra bajo juramento, de que todo lo que esta argumentado en la solicitud es cierto; en dicha solicitud deberá agregarse una constancia expedida por el Jefe del Registro del Estado Familiar de la Alcaldía Municipal, del lugar donde nació, en donde este funcionario va a ser constar que dicha persona no se encuentra asentada por las razones expuestas en la solicitud, y además deberá agregarse el poder donde se está facultando al Abogado realizar este procedimiento.

2- Como segundo paso esta la admisión de la solicitud del Estado Familiar subsidiario, por parte del Juzgado de Familia competente y a la vez en esta se va a ser constar el lugar día y hora en el cual se llevara a cabo la audiencia de sentencia.

3- En tercer lugar se tiene que notificar al Apoderado de la persona afectada, el auto donde se admite la solicitud de Estado familiar Subsidiario; así como también la fecha y hora en el cual se celebrará la audiencia de sentencia.

4- En cuarto lugar se lleva a cabo la celebración de la audiencia de sentencia, en la cual se va a valorar la prueba que oportunamente se dijo que se iba a presentar, el cual es la prueba testimonial, en donde dichos testigos se les pregunta en forma separada sobre lo que en su oportunidad se ha solicitado. Y con dicha valoración de prueba por parte del Juez de Familia, este decidirá si repone o no el Asiento o Partida de la persona afectada por no tenerla.

5- En quinto lugar, en la misma audiencia se dictará la sentencia por el Juez de Familia en el cual se va a establecer y argumentar si se repone o no el Asiento o Partida anteriormente solicitada.

6- Y por último se librará un oficio, por parte del Juez de Familia para el Jefe del Registro del Estado Familiar del lugar de donde se estableció que había nacido la persona afectada por no tener Partida; en dicho oficio se le ordenará reponer el asiento o partida al Registrador de Familia, luego este funcionario, en base a el oficio repondrá el Asiento o Partida de la persona afectada, para que posteriormente, extenderle una Certificación de dicho Asiento o Partida a la persona interesada. (Ver anexo No.12), el cual contiene unas diligencias de jurisdicción voluntaria de Estado Familiar Subsidiario realizadas en un Tribunal de Familia.

C. TRÁMITE PARA REPOSICIÓN DE ASIENTO O PARTIDA SEGÚN LO ESTABLECIDO EN LA LEY TRANSITORIA DEL REGISTRO DEL ESTADO FAMILIAR.

El procedimiento establecido en la Ley Transitoria con respecto a la Reposición de un Asiento o Partida, es más que todo de tipo Administrativo debido a que, dicho procedimiento es breve y sencillo, a diferencia de los dos procedimientos anteriores que son un poco más largos, engorrosos y a la vez causan un gasto económico para las personas.

El Título VIII de dicha Ley regula que la Reposición, el Jefe del Registro del Estado Familiar lo realizará en dos casos los cuales son:

a) Cuando la Reposición se haga basándose en Asientos originales, es decir que, este tipo de Reposición el Registrador de Familia la hará de una forma oficiosa. Este procedimiento a seguir lo regula el Artículo 55 de la Ley Transitoria el cual literalmente dice: "Cuando por razón de la antigüedad y el uso constante de los libros, estos se hubiesen inutilizado al grado que ya no puedan seguir prestando el servicio debido, pero sus asientos fuesen legibles en su totalidad, el Registrador de Familia ordenará su reposición con base en las inscripciones y anotaciones marginales originales. Los libros repuestos deberán conservarse para cualquier cotejo o confrontación posteriores.

Cuando los asientos apareciesen deteriorados en forma aislada, dentro de libros en buen estado de conservación, podrán reponerse con base en los mismos si los datos esenciales, como nombres y fechas sean legibles la reposición será, ordenada por el Registrador de Familia. En caso contrario, la reposición únicamente podrá verificarse de conformidad a lo que adelante se establece. "

De acuerdo al artículo transcrito el Registrador ordenará la Reposición del libro inservible basándose, en el contenido del nuevo Libro, en las inscripciones y anotaciones marginales originales.

Los libros sustituidos o repuestos siempre deberán ser conservados para futuras confrontaciones.

Se debe aclarar que se habla de Libros deteriorados por el uso el transcurso del tiempo, no de Libros destruidos, caso que más adelante se expondrá. Sin embargo, puede darse el caso de que el deterioro sea tal, que la información original no esté completa. Ante esta circunstancia, la información para reponer el contenido del Libro deberá fundamentarse en el texto de otros documentos en los que se hayan relacionado los datos de la persona que aparecía en la inscripción original.

B) Cuando la Reposición se haga por la destrucción o pérdida del Libro o de un Asiento determinado, es decir que, este tipo de procedimientos de reposición a seguir, por el Registrador de Familia, podrá hacerla de una forma oficiosa, o a solicitud de parte interesada; dicho procedimiento lo regula el Artículo 56 de la Ley Transitoria el cual literalmente dice: "Cuando por efecto de cualquier suceso o siniestro quedasen destruidos o faltare, en todo o en parte, los libros de los registros, o cuando algunas partidas o inscripciones se encontrasen parcialmente destruidas, el Registrador de Familia, de oficio o a solicitud de parte interesada, levantará un acta en la que hará constar detalladamente tales circunstancias. Con base en esa acta, el Consejo Municipal acordará la reposición de los libros o de las inscripciones, cuando sea procedente"

De acuerdo al Artículo anteriormente transcrito se entiende que cuando por cualquier circunstancia como por ejemplo, incendio o terremoto, etc.; una inscripción o Libro se destruye o se perdiera, los documentos base que se exigen para la reposición, se encuentran regulados en el Artículo 57 de la Ley Transitoria, que anteriormente se han desarrollado en el Capítulo V de la Reposición de Asientos o Partidas según el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar de esta Investigación.

Ejemplo del procedimiento regulado en la Ley Transitoria ante un caso en concreto:

1) En primer lugar, la persona afectada por no tener asentada en legal forma su Partida de Nacimiento, se apersonará ante el jefe del Registro del Estado Familiar de la Alcaldía Municipal del lugar donde nació o donde debería de estar asentado, y le presentará una solicitud exponiendo las circunstancias o el hecho por el cual no tiene asentada su Partida de Nacimiento. El cual en la práctica se redacta de la siguiente forma:

Ejemplo:

“Señora: Elsa Virginia Gálvez de Recinos:

Jefe del Registro del Estado Familiar.

Yo, Nori del Carmen Guevara, de veinticinco años de edad, de oficios domésticos de este domicilio; a usted con el debido respeto solicito: se me extienda una reposición de Partida de Nacimiento ya que, como es de su conocimiento debido al incendio sucedido en esta Alcaldía en septiembre de mil novecientos ochenta, el Libro donde se encontraba mi respectivo asiento fue totalmente destruido, razón por la cual en base a lo establecido en los Artículos 56 y 57 inciso segundo última parte de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, le presento Certificación de Acta de Bautismo, para que previo al Acuerdo Municipal respectivo, emitido por el Consejo Municipal, se resuelva reponer mi Partida de Nacimiento.

En la ciudad de Guazapa, a los veinte días del mes de octubre del año dos mil.

Firma del Solicitante."

2) En segundo lugar el Jefe del Registro del Estado Familiar verificará si la solicitud que le ha presentado la persona, cumple con todas las formalidades, tanto de forma, como jurídicas, es decir que constatará si cumple con lo regulado en los Artículos 56 y 57 de la Ley Transitoria, y si cumpliera con todas estas formalidades, las recibirá y levantara una acta en la que hará constar detalladamente tales circunstancias, y le dará el Tramite correspondiente.

3) El Jefe del Registro del Estado Familiar lo pasará a revisión ente el Consejo Municipal para que sea este, con base a la acta levantada por el registrador de familia, acordara o realizará un acuerdo municipal en el cual previo a realizar y valorar si cumple con todas las formalidades jurídicas, ordenará al Registrador de Familia que reponga la Partida de Nacimiento del solicitante cuando sea procedente.

4) Y finalmente, el Registrador de Familia luego de conocer el resultado del Acuerdo Municipal; y si este es positivo o favorable a los intereses de la persona que presentó la solicitud, repondrá la Partida, en la cual hará constar que dicha Partida se repone en base a la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio y además tendrá que relacionar que fue autorizado por el Acuerdo Municipal, teniendo que relacionar la fecha y el número. En la práctica la reposición del Asiento de una Partida la realizan de la siguiente forma:

"Partida Número CINCUENTA Y SIETE.- De conformidad con el Artículo cincuenta y seis y cincuenta y siete de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio y Acuerdo Municipal número dos de fecha catorce de agosto del corriente año, habiéndose comprobado la destrucción total del Libro de Partidas de Nacimientos, que esta oficina llevó durante el año de mil novecientos ochenta, y teniéndose a la vista copia debidamente legalizada de la Partida de Nacimiento de JULIO ALBERTO LÓPEZ, la cual se agregará al legajo respectivo, se repone dicho asiento, así: Partida Número CINCUENTA Y SIETE.- JULIO ALBERTO LÓPEZ, varón, nació a las ocho horas y treinta minutos, del día nueve del corriente mes, en el Barrio el Calvario de esta ciudad, siendo hijo de Manuel de Jesús López, sastre y de María del Carmen Calles Vásquez, de oficios domésticos, ambos de este origen y domicilio, Y nacionalidad salvadoreña.- Dio estos datos el padre del inscrito, quien exhibió su Cédula de Identidad Personal Número uno- diecisiete cero cero tres mil ciento dieciocho, expedida por las autoridades municipales de esta ciudad y firma la presente Partida en la oficina del Registro del Estado Familiar del la Alcaldía Municipal de Guazapa a los once días del mes de septiembre del año dos mil. "

Después de haber desarrollado el procedimiento a seguir para reponer un asiento o partida, creemos importante señalar que este procedimiento es más beneficioso para la persona afectada por no tener Partida de Nacimiento de Defunción, de Matrimonio, de Divorcio y de Adopción, debido a que no incurre en gastos económicos, convirtiéndose así este procedimiento en el más favorable para las personas de escasos recursos que no solucionan su problema debido a que no cuentan con los ingresos mínimos suficientes para poder iniciar cualquiera de los dos procedimientos anteriores, ya que, obligatoriamente tienen que pagar un Abogado o Notario, dependiendo del caso a efecto de que les realice dichos procedimientos, para lo cual incurrirían en gastos económicos, lo cual les es difícil conseguir, y por consiguiente es imposible que puedan solucionar su problema de una forma eficaz. Para tener una mejor comprensión del procedimiento ver anexo numero 20.

(32) Jorge Angarita Gómez. Estado Civil y Nombre de la Persona Natural... Ibídem. Pág. 112.
(33) Guillermo, Cabanellas de Torres. Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual. Tomo 11. Editorial ELIASTA. S.R.L. Argentina. 1968. Pág. 300.
CAPÍTULO VIII
ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS
DE LA INVESTIGACION DE CAMPO

Este capítulo tiene el propósito de exponer los resultados de la investigación, a fin de respaldar los criterios teóricos vertidos anteriormente en este estudio.

Tal como se explico en el primer Capítulo, referente a la metodología utilizada, estos resultados provienen de la aplicación de la entrevista, a la muestra constituida por diecinueve Jefes del Registro del Estado Familiar, radicados en las distintas municipalidades del Departamento de San Salvador; con el único objetivo de recabar la información necesaria para la comprobación de las hipótesis.

Los resultados aquí expuestos se desarrollan de acuerdo al orden de las preguntas establecidas en el Instrumento de recolección de datos, que responden a las variables e indicadores de las hipótesis previamente formuladas en el diseño que orientó el proceso de investigación.

La opinión o actitud de los funcionarios entrevistados en torno a la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio (*), en relación a Reposición de Asientos o Partidas, regulado en su Título VIII de la misma; habiendo obtenido los resultados siguientes:

(*) Debe de advertirse que en razón de su abreviación, al referirse a dicha legislación, se utilizará el término Ley Transitoria, para no ser repetitivo.

8.1. DESARROLLO DE ENTREVISTA REALIZADA A LOS REGISTRADORES DE FAMILIA.

Pregunta No. 1.
¿Aplica usted la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar?

Objetivo:
Saber el grado de conocimiento de los Jefes del Registro del Estado Familiar de las diferentes municipalidades del Departamento de San Salvador, en relación a la existencia de la Ley Transitoria.

OPINIONNUMEROPORCENTAJE
SI
NO
18
1
94.74%
5.26%
TOTAL19100%


Análisis:
El total de las personas entrevistadas fueron diecinueve, de las cuales dieciocho personas, es decir el noventa y cuatro punto Setenta y cuatro por ciento respondieron que si aplican la Ley Transitoria. Y por otra parte tenemos que una tan sola persona, es decir el cinco punto veintiséis por ciento del total de los entrevistados opino que no la aplica y que ni siquiera la conoce.

Como grupo consideramos, que de acuerdo a las respuestas obtenidas se puede decir que, el grado de aplicabilidad de la Ley Transitoria es de casi un cien por ciento, por cuanto que solamente un Jefe del Registro del Estado Familiar de los diecinueve entrevistados dijo que no la aplica. No obstante lo anterior se pensó que solamente con esta pregunta y con las respuestas dadas, no se agota la interrogante de la aplicabilidad de la Ley, razón por la cual se tomó a bien hacer otras preguntas que vinieran a confirmar o no dicha respuesta. Las cuales desarrollamos a continuación.

Pregunta No. 2.
Si su respuesta anterior es afirmativa diga sí aplica la Ley de una forma parcial o total, y por qué:

Objetivo:
Determinar el grado de aplicabilidad de la Ley Transitoria en las diferentes municipalidades del Departamento de San Salvador, por parte del Registrador de Familia.

Análisis.
Después de haber tabulado los datos o resultados obtenidos se determina que: el sesenta y tres punto dieciséis por ciento del total de entrevistados, que es el equivalente a doce personas aplican la Ley Transitoria de una forma total, y en las respuestas se tiene que el criterio que priva en relación a de dicha afirmación es que dicen que es una Ley de la República; y que por lo tanto reúne los parámetros legales para realizar esta clase de actos; y que además es la guía básica para el Registro del Estado Familiar y que deben aplicarla; porque para ellos es un respaldo por ser dictada por la Asamblea Legislativa. Por otra parte, siete personas que representan el treinta y seis punto ochenta y cuatro por ciento dicen que la aplican de una forma parcial, la argumentación general al respecto fue de que tienen temor de aplicar la Ley de una forma total; otros argumentaron que sienten miedo de cometer algún error, por consiguiente pueden infringir la misma Ley, por lo que prefieren que estos casos los resuelva un Notario y en base a eso reponer las respectivas Partidas o Asientos para así sentirse seguros.

Sobre lo anterior, consideremos que es preocupante la aplicación que en la práctica está teniendo la Ley Transitoria por parte de los Jefes del Registro del Estado Familiar, ya que dichos funcionarios deberían ser los especializados en el contenido y aplicación de la misma; partiendo de que esta tiene aproximadamente cinco años de estar en vigencia, pues es Ley de la República desde diciembre de mil novecientos noventa y cinco. Agravando la situación el hecho de que existen Jefes que se niegan a aplicarla totalmente, actuando entonces negligente e irresponsablemente, pues no obstante ser Ley de la República y ser clara en los requisitos para reponer partidas estos funcionarios dicen no aplicarla de una forma total, por sentir temor de hacerlo.

Pregunta No.3.

¿De acuerdo a su criterio cuales son las razones que inciden en que se dé la aplicabilidad de una forma parcial?

Objetivo.

Determinar los obstáculos que inciden en que la aplicabilidad de la Ley Transitoria sea de una forma parcial por parte del Registrador de Familia.

OPINIONNUMEROPORCENTAJE
Desconocimiento de la Ley
Falta de Asesoría o Capacitación
Desconocimiento de la Ley y falta de Asesoría de la misma
Otras
2

10


4
3
10.53

52.63


21.05
15.79
TOTAL19100%


Análisis.
De los datos que ofrecemos en la tabulación anterior, conducen a señalar que dos Jefes del Registro del Estado Familiar. Es decir, el diez punto cincuenta y tres por ciento de los entrevistados respondieron, que de acuerdo a su criterio el motivo por el cual la aplican de una forma parcial, es por el desconocimiento de la Ley; por otra parte diez Jefes del Registro del Estado Familia, que representan el cincuenta y dos punto sesenta y tres por ciento de los entrevistados, consideran que aplican parcialmente la Ley por el motivo de falta de asesoría o capacitación; así también cuatro Registradores de Familia, que representan el veintiuno punto cinco por ciento consideran que aplican la Ley de una forma parcial, tanto por desconocimiento de la Ley como por falta de asesoría o capacitación; y solamente tres Jefes que constituyen el quince punto setenta y nueve por ciento de entrevistados, respondieron la pregunta complementaria, que daba lugar a decir, que otras razones que a su juicio considera importante de valorar en relación a cuáles son los motivos que inciden en la aplicación parcial de la Ley, dando las siguientes argumentaciones:

- Que es por falta de personal idóneo en la materia de Registro del Estado Familiar.

- Por desconocimiento del Artículo 74 de la Ley Transitoria, que establece la derogatoria de las demás disposiciones legales que en cualquier forma contradigan o se opongan a la presente Ley, que están derogadas.

- Debido a desconocimiento del Artículo 193 del Código de Familia, que es la base o instrumento legal que los ampara.

Consideramos que de las respuestas vertidas y reflejadas anteriormente se pude percibir que la mayoría de los funcionarios involucrados directamente en la materia coinciden que la Ley no se aplica totalmente porque no se les brinda la capacitación adecuada, la cual consideramos que le corresponde y es responsabilidad del Estado, pues es este como ente encargado de velar por la administración y el buen funcionamiento del Registro del Estado Familiar; esta en el deber de hacerlo; lo que hasta ahora pese a la importancia y trascendencia de la misma; ha hecho poco o casi nada al respecto.

Pregunta No. 4.
¿Aplica usted el Título VIII de la Ley que contempla la Reposición de Asientos o Partidas?

Objetivo.
Establecer en qué medida es aplicable el trámite o procedimiento de la Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria por el registrador de familia.

OPINIONNUMEROPORCENTAJE
SI
NO
13
6
68.42
31.58
TOTAL19100%



Análisis.
Después de procesar los datos obtenidos se determina que: trece funcionarios del Registro del Estado Familiar; que constituyen .el sesenta y ocho punto cuarenta y dos por ciento de los entrevistados, responden que si aplican el Título VIII de la Ley Transitoria. Por otra parte, el treinta y uno punto cincuenta y ocho por ciento equivalente a seis personas entrevistadas, contestaron que no aplican dicho Título que contempla la Reposición de Asientos o Partidas, de la Ley Transitoria.

De la respuesta anterior podemos decir que esta, constituye un pilar fundamental de nuestra por cuanto que rata de la aplicación de la Ley Transitoria, específicamente en cuanto a Reposición de Asientos o Partidas, por lo que, es preocupante que sean seis la respuestas negativas en cuanto su aplicación. Interpretando ampliamente se visualiza que entonces son seis los municipios afectados por la no aplicación de dicho Titulo, aunado a ello se debe entender que este es solo un indicio o una idea general de la verdadera aplicación de él; pues en las preguntas consiguientes elaboradas y realizadas en la entrevista a los funcionarios, se persigue corroborar la veracidad de la aplicación del Título VIII de la Ley.

Pregunta No. 5.

El Artículo 57 de la Ley Transitoria, establece los documentos base para la reposición de Asientos o Partidas, ha rechazado usted algún documento de estos. ¿Por qué?

Objetivo.
Determinar el grado de certeza de las respuestas brindadas en relación a la pregunta número cuatro, en cuanto a la aplicabilidad de la Reposición de Asientos o Partidas contemplado en el Título VIII de la Ley Transitoria.

Análisis.
Como se puede observar, en el cuadro que antecede el cuarenta y siete punto treinta y siete por ciento equivalente a nueve Jefes del Registro del Estado Familiar, respondieron que si han rechazado un documento de los contemplados en el Artículo 57 de la Ley Transitoria. Argumentando que tienen temor de cometer algún error y consideran que es mejor que haga el trabajo un Notario y reponer el Asiento o Partida en base a lo que este realice, además dicen que no los realizan porque en ocasiones los documentos están incompletos, tienen errores u omisiones. Por otra parte, tenemos que diez Jefes del Registro del Estado Familiar que constituyen el cincuenta y dos punto Sesenta y tres por ciento respondieron que nunca han rechazado uno de los documentos contemplados en el Artículo 57 de la Ley Transitoria, exponiendo que eso lo hacen porque así se le está dando fiel cumplimiento a lo que la Ley dice; y que por lo tanto aplican dicho Título de una forma total, considerando que es lo correcto.

Como grupo consideramos que existe una clara contradicción entre el resultado de la pregunta número cuatro con lo obtenido en esta, porque en aquella se determinó que trece Registradores de Familia dijeron que si aplicaban el Título VIII de la Ley, posteriormente cuando se les preguntó que si han rechazado documentos, nueve dicen que si, siendo que para poder aplicar Cl procedimiento estipulado en el Título VIII es indispensable que se admitan al menos uno de los documentos contemplados en el mismo.

Por lo que se puede interpretar que cuatro de los Registradores de Familia que nos dijeron que sí aplicaban dicho Título en realidad no lo aplican.

Pregunta No. 6
¿Cuál (es) es el documento más común que de los mencionados en el Artículo 57, que le han presentado para tramitar la reposición de Asientos o Partidas?

Objetivo.
Determinar cuál es el documento de los mencionados en el Título VIII de la Ley, que las personas afectadas les es más accesible obtener, y consecuentemente es más presentado para la Reposición, en el Registro del Estado Familiar.

Análisis.
Del cien por ciento de las personas entrevistadas, el setenta y tres punto sesenta y ocho por ciento, es decir catorce Jefes del Registro del Estado Familiar coincidieron que los documentos más comúnmente presentados son: en primer lugar las certificaciones de Actas de bautismo; en segundo lugar las certificaciones y fotocopias certificadas por Notario de inscripciones o de partidas; y en tercer lugar las certificaciones de películas, microfilms que emplea el Tribunal Supremo Electoral. Por otra parte, el veintiséis punto treinta y dos por ciento, es decir cinco Jefes del Registro del Estado Familiar se abstuvieron de dar su opinión al respeto.

De los resultados obtenidos con esta respuesta, comprobamos lo sostenido en el Capítulo donde se desarrollo la Reposición de Asientos o Partidas en cuanto que de todos los documentos base que la Ley Transitoria señala para poder reponer un Asiento o Partida la Certificación de Acta de Bautismo es el documento de mayor accesibilidad que tienen las personas afectadas debido a que gran número de estas fueron o han sido bautizados en su oportunidad en la Iglesia respectiva, así como también que es una institución accesible para la población.

Es importante traer a cuanta el hecho que, cinco Jefes del Registro del Estado Familiar no se pronunciaron al respecto, mostrando al mismo tiempo desconocimiento de los documentos base los cuales son muchos lo que viene a confirmarnos el desconocimiento de la Ley.

Pregunta No. 7
¿Considera usted que lo regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria que contempla la Reposición de Asientos o Partidas, es una solución viable para resolver el problemas de muchas personas que a nivel nacional no tienen partida de nacimiento, de matrimonio, de defunción, de divorcio y de adopción legalmente asentada?

Objetivo.
Determinar si la reposición de asientos o partidas regulada en el Título VIII de la Ley Transitoria es una solución para garantizar a las personas afectadas que puedan ejercer sus derechos y obligaciones.

Análisis.
El cien por ciento de las personas entrevistadas coincidieron y argumentaron que efectivamente el Título VIII de la Ley Transitoria es una solución viable, manifestando de una forma general que si una persona tiene Asentada su Partida de Nacimiento puede obtener los demás documentos personales; además de que con esto se les facilita obtener documentos a personas de escasos recursos, logrando con esto documentar al público afectado sin pagar ningún honorario por este trámite; y se garantiza documentación confiable a la persona, ya que si no tiene Partida de Nacimiento legalmente asentada es como si no existiera.

En relación a esta interrogante consideramos que existe una evidente contradicción con las respuestas obtenidas en las preguntas anteriores, debido a que en aquellas manifestaron claramente que no aplicaban la Ley o si lo hacen solo era de forma parcial, no obstante confirmar en esta oportunidad que están consientes que es una solución viable para resolver el problema de muchas personas que a nivel nacional se encuentran afectadas por carecer de un Asiento o Partida.

Pregunta No. 8
¿Considera usted que está obligado a aplicar la L forma total?

Objetivo.
Identificar el grado de conocimiento del Registrador de Familia en cuanto que si dentro de sus obligaciones está el aplicar la Ley de una forma total.

Análisis.
Un porcentaje de ochenta y cuatro punto veintiuno, equivalente a dieciséis Jefes del Registro del Estado Familiar contestaron de que consideran que sí están obligados a aplicar la Ley de una forma total, argumentando que si no la aplican incurrirían en sanciones ya que el Código de Familia así lo establece; porque se tiene que cumplir con las leyes, ya que, para eso fueron creadas; también se dijo que se tienen que aplicar de una forma total porque con esto se va a beneficiar a la población que se encuentra afectada dentro de los municipios. Por otra parte, el quince punto setenta y nueve por ciento, es decir tres Jefes del Registro del Estado Familiar contestaron que no están obligados a aplicar de una forma total la Ley, argumentando que algunos artículos no los aplican por temor a cometer algún error.

Después de tabular las respuestas brindadas sobre la anterior interrogante creemos conveniente y necesario hacer ver que existe una contradicción entre las preguntas números 2, 3, 4, y 5 que con anterioridad se han desarrollado. Debido a que en las respuestas los Jefes del Registro del Estado Familiar se han mostrado cautelosos en el sentido de aplicar de una forma total la Ley Transitoria. Llámanos mucho la atención dos situaciones: en primer lugar, el hecho de que en esta respuesta (8), un porcentaje bastante alto (84.71%) manifiestan que están consientes que es obligación fundamental el aplicar la Ley totalmente por ser ésta una Ley de la República, y en segundo lugar que ninguno de los entrevistados argumentó que según la Ley Transitoria están obligados a ello, no obstante que dicha Ley Transitoria regula en su Artículo 9 literal b) que dichos funcionarios están obligados a aplicar la Ley de una forma total.

Pregunta No. 9.
¿Cree usted que puede incurrir en una sanción por negarse a aplicar la Ley ante un caso en particular?

Objetivo.
Determinar si el Registrador de Familia conoce que dentro de las disposiciones de la Ley Transitoria, existe un Artículo en el cual se establece que puede incurrir en sanción por negarse a aplicar la misma ante un caso concreto.

Análisis.
Después de tabular la información obtenida nos damos cuenta que el cincuenta y dos punto sesenta y tres por ciento, es decir diez de los entrevistados contestaron que sí pueden incurrir en sanción al negarse a aplicar la Ley ante un caso en particular, y por otra parte un cuarenta y siete punto treinta y siete por ciento es decir, nueve Jefes respondieron de que no incurren en ninguna sanción, si deciden no aplicar la Ley.

Luego de conocer los resultados obtenidos de esta interrogante podemos darnos cuenta de que los distintos Registradores de Familia de las municipalidades de] Departamento de San Salvador no conocen a exactitud todo el Articulado que regula la Ley Transitoria, debido a que casi el cincuenta por ciento considera que si lo pueden sancionar al negarse a aplicar la Ley ante un caso en particular; y el otro casi cincuenta por ciento consideran que no; llámanos mucho la atención de que no obstante haber obtenido el resultado anterior podemos determinar que dicha respuestas no son fehacientes ya que ningún entrevistado hizo referencia a que dentro de la Ley Transitoria exista un Artículo determinado que regule esta situación. A pesar que efectivamente si se encuentra regulada expresamente dicha circunstancia en el Artículo 66 de la Ley Transitoria.

Pregunta No. 10
¿Conoce algún tipo de responsabilidad a la cual podría incurrir por negarse a aplicar la Ley? Diga cuales son.

Objetivo.
Identificar el grado de conocimiento de los Registradores de Familia en cuanto a los diferentes tipos de responsabilidad en las que pueden incurrir al negarse a aplicar la Ley.

Análisis.
De acuerdo al resultado obtenido el veintiséis punto setenta y dos por ciento, es decir, cinco funcionarios contestaron que si pueden incurrir en responsabilidad por negarse a aplicar la Ley, argumentando que se puede dar siempre que cometan actos arbitrarios o vayan en contra de la Ley misma; coincidiendo los cinco en que las responsabilidades que conocen son la Civil, Penal y Administrativa. Por otra parte el setenta y tres punto sesenta y ocho por ciento, es decir catorce entrevistados respondieron de que no conocen ninguna responsabilidad a la que podrían verse afectados por no aplicarla.

De acuerdo al resultado obtenido nos llama mucho la atención, el hecho de que un elevado índice de las personas entrevistadas contestaron con toda naturalidad de que no conocen ninguna responsabilidad que podría infringir al darse el caso de que se nieguen a aplicar la Ley, esto es verdaderamente preocupante, tomando en cuenta que, son ellos los funcionarios netamente encargados del Registro del Estado Familiar de cada municipio, siendo que tal desconocimiento de sus responsabilidades se ve reflejado en toda una población, en otras palabras estamos hablando de catorce municipios donde se queda al arbitrio de dicho funcionarios aplicar o no la Ley porque desconocen la sanción a las que podría estar sujeto al negarse a aplicarla.

No obstante que los tipos de responsabilidades a las que puede incurrir este funcionario están claramente regulados en el Artículo 66 de la Ley Transitoria, el cual literalmente dice: que "los Registradores de Familia serán responsables penal, civil y disciplinariamente por los actos contemplados en el .4rtículo 192 del Código de Familia.

La imposición de las multas previstas en esta Ley se hará de acuerdo a lo dispuesto por el Código Municipal.

Para la determinación de la cuantía de las multas, dentro de los rangos establecidos en esta Ley, se tomará en cuenta el tiempo de la demora en su caso y la gravedad de la infracción " y Art. 192 del Código de Familia, el cual regula que "los encargados de llevar el Registro del Estado Familiar serán responsables de los perjuicios que se causaren a los interesados por la omisión o inexactitud de alguna inscripción o marginación, por no asentaría en legal forma, por su falsificación y por inserción de hechos, circunstancias o declaraciones prohibidas por la Ley; igual responsabilidad tendrán por las falsedades o inexactitudes que cometieren en las certificaciones que expidan, todo sin perjuicio de la responsabilidad penal.”

Pregunta No. 11
¿Considera que una persona que no está de acuerdo con lo decidido por usted ante algún caso en concreto, puede presentar un recurso o escrito ante una instancia superior, manifestando su inconformidad?

Objetivo:
Determinar si el Registrador de Familia conoce de que si una persona, que no esté de acuerdo con su decisión puede recurrir ante una instancia superior.
Análisis.
De las personas entrevistadas el cincuenta y dos punto sesenta y tres por ciento afirmó que consideran que, efectivamente, una persona que no esté de acuerdo con lo que él le haya resuelto, puede presentar un escrito o recurso ante una instancia superior,, en la que exponga su inconformidad. Sobre esto se obtuvo, por parte de los Jefes del Registro una opinión generalizada, por cuanto que consideran que las instancias a las que pueden recurrir son: ante el Alcalde o el Consejo Municipal competente. Por otra parte, un cuarenta y siete punto veintisiete por ciento, equivalentes a nueve Jefes del Registro consideraron todo lo contrario, ya que para ellos las personas no tienen ninguna instancia superior donde recurrir cuando se sientan agraviados o inconformes con sus decisiones, esta posición no la apoyaron con ningún tipo de argumentos.

En base a las respuestas brindadas y tabuladas anteriormente, colegimos que es una situación preocupante, el hecho de que nueve de los Registradores de Familia entrevistados hayan argumentado que los particulares no pueden ejercer sus derechos de acción ante alguna resolución emitida por ellos, aún cuando se contemple la posibilidad de que le haya causado un agravio.

Por otra parte, diez Registradores de Familia, respondieron de que el particular si puede interponer un recurso ante una resolución emitida por ellos, argumentando solamente que estos pueden acudir ante el Alcalde o ante el Consejo Municipal respectivo; pero que ninguna de estas diez personas nos mencionó la base legal que regula expresamente dicha situación. No obstante que las resoluciones de dichos funcionarios pueden ser apeladas ante el Alcalde Municipal y ante el Consejo Municipal, en su caso, de conformidad a lo dispuesto en el Artículo 18 de la Ley Transitoria, así como también el Artículo 135 al 137 del Código Municipal. Consideramos que el legislador tomó a bien, regular lo contemplado en estas disposiciones con el único objetivo de garantizar la legalidad de los asientos registrales y limitar el abuso del poder jerárquico, del Registrador de Familia, ya que al permitirse el recurso de apelación sobre las resoluciones de ese funcionario, se está saneando el procedimiento registral y permitiendo así la revisión del fallo del Registrador de Familia, en mejora del procedimiento registral.

Si el particular, no está de acuerdo con la resolución emitida en apelación por el Alcalde Municipal o el Consejo Municipal en su caso, porque considera que le causa agravio, podrá este recurrir ante la Sala de lo Contencioso Administrativo, de acuerdo a lo dispuesto en los Artículos, 2,3 y 9 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, por ser esta la instancia a la que pueden abocarse los particulares para lograr que se cumpla la legalidad de los actos de la administración pública.

8.2. COMPROBACIÓN DE LAS HIPÓTESIS.

Con base en el análisis de la información obtenida durante el desarrollo de la investigación, en nuestro tema de estudio, hemos comprobado las Hipótesis Generales y Específicas:

A. Hipótesis Generales.

1- La Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales de Matrimonio es una solución viable al problema de la inseguridad jurídica para las personas afectadas que no cuentan con ningún documento de identidad personal.

En el sentido que se ha demostrado que, el procedimiento que regula la Ley Transitoria, es claro, sencillo y muy ágil; siempre y cuando la persona afectada que no cuenta con ningún documento de identidad personal tenga una orientación sobre la importancia y la accesibilidad de los documentos 'base que establece el Artículo 57 de la Ley Transitoria para poder reponer su Asiento o Partida.

2- La Reposición de Asientos o Partidas regulada en la Ley Transitoria, garantiza que las personas afectadas por falta de partida de nacimiento, puedan ejercer sus derechos y deberes políticos de ciudadano establecidos en la Constitución.

Debido a que con la aplicación de la Ley Transitoria por parte del Jefe del Registro del Estado Familiar reponiendo un Asiento o Partida a una persona se le está garantizando ejercer el conjunto de derechos y deberes regulados en la Constitución de la República, por ser la Partida legalmente asentada, el documento base para poder gozar de derechos, tales como: la Nacionalidad, la Ciudadanía, el Nombre y el Estado Familiar.

B. Hipótesis Específicas.

1- El incumplimiento del funcionario competente ante la no aplicación de la Ley Transitoria; dará la facultad para que los particulares ejerzan su derecho de acción.

La presente Hipótesis se ha comprobado en el sentido de que efectivamente la Ley es clara en regular la facultad que le asiste a la persona que se considere agraviada por el incumplimiento o por alguna resolución emitida por el Registrador de Familia, de acuerdo al Artículo 18 de la Ley Transitoria, así como también los Artículos 135 al 137 del Código Municipal, los cuales establecen que las resoluciones de estos funcionarios pueden ser apeladas ante el Alcalde Municipal y ante el Consejo Municipal v si no se estuviera de acuerdo con la resolución emitida en Apelación por el Alcalde Municipal o el Consejo Municipal en su caso, podrá recurrir ante la Sala de la Contencioso Administrativo, de acuerdo a lo dispuesto en los Artículos 2,3, y 9 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativo.

2- La Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar en cuanto a Reposición de Asientos o Partida adolece de obstáculos en su aplicabilidad.

Con certeza se puede afirmar que la mayoría de los funcionarios involucrados directamente con la aplicación de la Ley Transitoria, coinciden que esta no se aplica totalmente por qué no se les ha brindado la capacitación adecuada, la cual consideran que le corresponde y es responsabilidad del Estado, por ser este el ente encargado de velar por la administración y el buen funcionamiento del Registro del Estado Familiar; esta en el deber de hacerlo, lo que hasta ahora pese a la importancia y transcendencia de la misma, ha hecho poco o casi nada al respecto. Siendo ello uno de los principales obstáculos de la aplicabilidad de la Ley, en cuanto a la Reposición de Asientos o Partidas, aunado a ello, está el hecho de que la mayoría (16) de los Jefes del Registro del Estado Familiar del Departamento de San Salvador, no son Abogados, como lo establece el Artículo 8 de la Ley Transitoria.

En conclusión, las hipótesis planteadas al inicio del estudio fueron debidamente probadas tal como se reflejó en el desarrollo de este Capítulo, por la cual afirmamos que si se cumplen, debido a que los responsables de que no se aplique la Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria, son: en primer lugar el Estado por ser este el ente encargado de velar por el buen funcionamiento del Registro del Estado Familiar, ya que este, es una parte integrante de él y por lo tanto, tiene que estar pendiente de su buena administración; y en segundo lugar el Jefe del Registro del Estado Familiar por ser este el encargado y obligado por la Ley Transitoria de aplicar la Ley ante un caso en particular, y en este caso específico aplicar el procedimiento de la Reposición de un Asiento o Partida.
CAPÍTULO IX
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

En este apartado se presentan las conclusiones y recomendaciones de la investigación, apoyado de un estudio bibliográfico y de entrevistas. Y son las siguientes:

9.1. CONCLUSIONES:

1- Que el Registro del Estado Familiar, es una institución de gran importancia en la vida del individuo, de la familia y para el Estado mismo; por lo que son muchos los beneficios que se pueden lograr con una buena organización y administración de esta, como grandes son los perjuicios que se pueden ocasionar a las personas por los distintos actos y hechos de su vida, que se pueden Registrar, sino se mejora los servicios que presta esta institución.

2- Que existe un desconocimiento por parte de los Jefes del Registro del Estado Familiar, del verdadero procedimiento de la Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria.

3- Que no existe un criterio uniforme por parte de los Registradores de Familia acerca del procedimiento a seguir para Reponer un Asiento o Partida determinada; debido a la falta de una verdadera capacitación o asesoría por parte del Estado, ya que este es el ente que debe velar por su buen funcionamiento.

4- Que los Registradores de Familia se niegan a aplicar la Ley Transitoria en cuanto a la Reposición de Asientos o Partidas, porque sienten temor de hacerlo. No obstante que según la Ley Transitoria, están obligados a aplicarla.

5- Que el Registrador de Familia desconoce la mayoría de los documentos base regulados en el Artículo 57 de la Ley Transitoria y por lo tanto no los acepta o los rechaza para Reponer un Asiento o Partida determinada.

6- La falta de unificación de criterios por parte de los Jefes del Registro del Estado Familiar, en cuanto a la Reposición de Asientos o Partidas, hace que dicho procedimiento, no se aplique de una forma total, perjudicándose con esto a la persona afectada por no contar con su Asiento o Partida debidamente Registrada.

7- Que el Registro del Estado Familiar por no contar con el personal idóneo o conocedor del derecho, no aplican el título VIII de la Ley Transitoria, ya que desconocen la importancia que tiene, contar con una Partida legalmente asentada en el Registro correspondiente.

8- Que por la negativa aplicación de la Ley Transitoria, del Título VIII por parte del Registrador de Familia, aun caso en particular, o a una persona determinada que no tenga partida se le están vulnerando ciertos derechos; los cuales son: la Nacionalidad, la Ciudadanía, el Nombre y el Estado familiar, ya que para el goce de estos derechos es requisito fundamental contar con su Partida de Nacimiento debidamente asentada en un Registro del Estado Familiar.

9- Que de todos los documentos base que la Ley Transitoria regula en el Artículo 57, para poder Reponer un Asiento o Partida, a los que tienen mayor accesibilidad las personas afectadas por no contar con su Partida debidamente asentada en el Registro del Estado Familiar, son: la Certificación de Actas de Bautismo; la Certificaciones y fotocopias certificadas por Notario de inscripciones o de Partidas; las certificaciones de películas microfilms que emplea el Tribunal Supremo Electoral.

10- Que los Registradores de Familia, por no ser dieciséis de estos Abogados como lo establece claramente la Ley Transitoria, desconocen totalmente a qué tipo de responsabilidad pueden incurrir por negarse a aplicar la Ley ante un caso en concreto; así como también que el particular tiene derecho a recurrir ante una instancia superior cuando se sienta agraviado por una resolución o decisión emitida por ellos.

No obstante que dichas circunstancias están reguladas expresamente en el Artículo 8 y 66 de la Ley Transitoria, 192 del Código de Familia y 135 al 137 del Código Municipal.

11 - Que las responsabilidades en las que el funcionario Jefe del Registro del Estado Familiar puede incurrir por negarse a aplicar la Ley ante un caso en particular son las reguladas en el Artículo 66 de la Ley Transitoria y 192 del Código de Familia, las cuales son: la disciplinaria o administrativa; la civil y la penal.

12- Que el procedimiento contemplado en el Título VIII de la Ley Transitoria es la solución viable para resolver el problema de muchas personas que a nivel nacional, se encuentran afectadas por carecer de un Asiento o Partida legalmente Registrada; pero por la negativa aplicación por parte del Registrador de Familia, se está volviendo un problema complejo.

13- En cuanto a las hipótesis que como grupo de investigación se planteó al inicio del presente trabajo, una vez concluido se pudo comprobar que: los responsables de que no se aplique la Reposición de Asientos o Partidas regulado en el Título VIII de la Ley Transitoria, son: en primer lugar el Estado por ser este el ente encargado de velar por el buen funcionamiento del Registro del Estado Familiar, ya que este, es una parte integrante de él y por lo tanto, tiene que estar pendiente de su buena administración; y en segundo lugar el Jefe del Registro del Estado Familiar por ser este el encargado y obligado por la Ley Transitoria de aplicar la Ley ante un caso en particular, y en este caso específico aplicar el procedimiento de la Reposición de un Asiento o Partida.

De acuerdo a las conclusiones dadas anteriormente, podemos decir que, por la no aplicación del Título VIII de la Ley Transitoria, por parte del Registrador de Familia, los únicos afectados, son los cientos de personas que no cuentan con su Partida de Nacimiento legalmente asentada en un Registro del Estado Familiar determinado.

9.2. RECOMENDACIONES:

Después de conocer cuáles son las conclusiones a las que hemos llegado, consideramos pertinente hacer las recomendaciones siguientes:

1- Que se le dé fiel cumplimiento a lo regulado en la Ley Transitoria específicamente en el Artículo 8 el cual estipula que los Jefes del Registro del Estado Familiar deben de ser Abogados de la República, ya que cumpliendo este requisito existirá una mejor administración para los Registros del Estado Familiar y así garantizar un mejor servicio a las personas que hacen uso de esta institución.

2- Que el Estado debe prestar mayor atención a los servicios que presta el Registro del Estado Familiar; dotándolos o asignándole mayores recursos económicos suficientes, así como también del personal idóneo que los habilite para cumplir eficientemente, su función jurídica y así brindar un mejor servicio a la población.

3- Que el Estado diseñe y ejecute programas de capacitación en forma permanente a los Jefes del Registro del Estado Familiar sobre la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar, específicamente sobre el Título VIII, que contempla la Reposición de Asientos o Partidas; y además a todos aquellos funcionarios que intervengan en la aplicación de esta Ley.

4- Que la Universidad de El Salvador a través de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales se involucre en la ejecución de programas de capacitación, encaminadas al conocimiento de la Ley Transitoria, ya que hay Registros del Estado Familiar en donde el Registrador de Familia no es conocedor del Derecho, con el único objetivo de favorecer a la población que se encuentra afectada por no tener Asiento o Partida debidamente Registrada, ya que son estos quienes se beneficiarían, esto podría hacerse con los estudiantes que se encuentran realizando su servicio social.

5- Que el Estado de amplia divulgación a la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar, a través de los diferentes medios de comunicación social, a fin de hacer del conocimiento de la población la importancia y el contenido de la misma.

6- Redactar una especie de paquín con caricaturas, sobre el trámite del Título VIII de la Reposición de Asientos o Partidas de la Ley Transitoria, que sea de fácil comprensión para la población y para el funcionario Registrador de Familia.

Que el Estado intensifique la propaganda sobre el conocimiento de la Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y Regímenes Patrimoniales del Matrimonio, así como lo hizo con la entrada en vigencia del Decreto Legislativo 205 que contenía la Ley Especial Transitoria para Establecer el Estado Civil de Personas Indocumentadas Afectadas por el Conflicto Armado.

________________________________


BIBLIOGRAFÍA

LIBROS

1) Augusto Otero. Derecho de Familia. Tomo 1. Editorial Ediciones Depalma. Buenos Aires, Argentina. 1982.

2) Calderón de Buitrago y otros. Manual de Derecho de Familia Centro de Investigación y Capacitación. Proyecto de Reforma Judicial. 2'. Edición. El Salvador. 1995.

3) Comisión Coordinadora para el sector de Justicia. Documento Base y Exposición de motivo del Código de Familia. Tomo 1. 1ª Edición. Proyecto de Reforma Judicial 11, San Salvador 1994.

4) Díaz de Guijarro Enrique. Tratado de Derecho de Familia. Editorial Ediciones Depalma. Buenos Aires Argentina. 1990.

5) Diez, José María. Manual de Derecho Administrativo. Tomo I y II. Argentina. Editorial: Difusora de Publicaciones S.R.L. 1971.

6) Diez, Manuel María. Manual de Derecho Administrativo. Tomo 1. Editorial Plus Ultra. Segunda Edición. Buenos Aires Argentina. 1980.

7) Entrena Cuestas, Rafael. Curso de Derecho Administrativo. V. Edición. Editorial Tecnos. Madrid, España. 1976.

8) García de Enterria, Eduardo. Curso de Derecho Administrativo. Tomo 1, Octava Edición. Editorial Civitas. Madrid. España. 1998.

9) Luces Gil, Francisco. Derecho Registral Civil. Editorial BOSCH, casa Editorial. España. 4' Edición. 1991.

10) Olivera Toro, Jorge. Manual de Derecho Administrativo. Editorial Purrua. S.A. México. 1997.

11) Segundo Seminario Interamericano del Registro. Montevideo, Uruguay. Del 12 al 16 de junio de 1981.

TESIS

12) Alas Alas, Jorge Armando, la Seguridad Jurídica en los Registros Civiles de las Personas Naturales en El Salvador. Tesis para Optar el Grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas Universidad Matías Delgado. San Salvador. 1991.

13) Alvarado Alvarado, Oscar Gilberto y otros. Efectividad de los hechos y actos inscritos en el Registro del Estado Familiar y consecuencias jurídicas del divorcio. Trabajo de Graduación para Optar el Grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas (UES). San Salvador 1996.

14) Avendaño Ramírez, Ivania. Análisis y Diseño para el control del Archivo Central del Registro del Estado Familiar para la Municipalidades de El Salvador. Tesis. Universidad Matías Delgado. 1996.

15) Huezo Chávez, Efraín Antonio. Consideraciones sobre el Registro Civil en El Salvador. Tesis (UES) para Optar el Grado de Doctorado en Ciencias Jurídicas. San Salvador. 1972

REVISTAS

16) Revista ECA. Estudios Centroamericanos. No. 525-526. Julio-agosto. Año 1992.

17) Boletín Número uno. Instituto Centroamericano del Niño. Uruguay 1983.

18) Revista Presencia, Año No. 1. Abril - junio 1998. (Publicaciones Universidad José Simeón Cañas.)

19) Revista Proceso No. 577. Año 1992 (Publicaciones Universidad José Simeón Cañas.)

LEYES

20) Constitución de la República de El Salvador. Publicada en el D.0. número 234. Tomo 281. Del 16 de diciembre de 1983.

21) Código Civil. Publicado en el D.O. Número 85. Tomo número 8. Del 14 de abril de 1860.

22) Código de Procedimientos Civiles. Decreto Ejecutivo del 31 de diciembre, publicado en el D.O. del primero de enero de 1882.

23) Código de Familia. Publicado en D.O. Número 231. Tomo número 321. Del 13 de diciembre de 1993.

24) Código Municipal. Publicado en el D.O. Número 23, del Tomo 290 del 5 de febrero de 1986.

25) Decreto 165. Disposiciones para la Prestación de Servicios Municipales en todo el Territorio Nacional sin interrupción. Publicado en el D.0. Número 239. Tomo 301. Del 23 de diciembre de 1988.

26) Ley de Cédula de Identidad Personal. D.O. número 220. Tomo 185, del 2de diciembre de 1959.

27) Ley de Notariado. Publicado en el Diario Oficial número 225. Tomo 197, del siete de diciembre de mil novecientos sesenta y dos.

28) Ley del Nombre de la Persona Natural. D.O. número 103. Tomo 307, del 4 de mayo de 1990.

29) Ley del Ejercicio Notarial de la Jurisdicción Voluntaria y de otras Diligencias. Publicado en el Diario Oficial número 66, Tomo 275, del trece de abril de mil novecientos ochenta y dos.

30) Ley Orgánica del Registro Nacional de las Personas Naturales. Publicado en el Diario Oficial número 21, Tomo 230, del treinta y uno de enero de mil novecientos noventa y seis.

31) Ley Transitoria del Registro del Estado Familiar y de los Regímenes Patrimoniales del Matrimonio. Publicado en el Diario Oficial número 228, Tomo 329, del ocho de diciembre de mil novecientos noventa y cinco.

32) Decreto 577. Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil. Publicado en el D.O. Número 16. Tomo 270. Del enero de 1981.

33) Decreto 205. Ley Especial Transitoria para establecer el Estado Civil de Personas Indocumentadas Afectadas por el Conflicto. Publicado en el D.O. Número 57. Tomo Número 314. Del 24 de marzo de 1992.

34) Decreto 1040. Ley Transitoria para suplir la Certificación de la Partida de Defunción de los Combatientes fallecidos a consecuencia del Conflicto Armado. Publicado en el D.O. Número 79. Tomo Número 335. Del 5 de mayo de 1997.

35) Decreto 204. Reformas a la Ley de Reposición de Libros y Partidas del Registro Civil. Publicado en el D.O. Número 45. Tomo 294. Del 6 de marzo de 1987.