logo

DESEAS CONSULTAR BOLETINES ANTERIORES
presiona aca...

 
..

01

San Salvador, 19 de Junio de 2008 

MÉXICO Y CENTROAMÉRICA BUSCAN ENFRENTAR CAMBIO CLIMÁTICO

Campeche, México (AP). Ministros y funcionarios de medio ambiente de México y Centroamérica debaten mecanismos para asumir mayores compromisos en materia de cambio climático, biodiversidad y bosques a nivel regional.

Tenemos que ir juntos en el cambio climático e intercambiar experiencias operativas, dijo el martes el ministro de Medio Ambiente de Guatemala, Luis Ferraté, al arrancar una reunión en esta región del sureste mexicano, en la que se prevé la aprobación de la llamada Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental (EMSA).

Un borrador de la declaración indicó que los ministros buscan desarrollar planes comunes de adaptación y mitigación ante los efectos del cambio climático, bajo la premisa de que la inacción frente a ese fenómeno es una restricción al desarrollo... la erradicación de la pobreza y a la competitividad regional.

La reunión en Campeche, a unos 800 kilómetros al este de la capital mexicana, concluirá el martes. Participaron representantes de Belice, Guatemala, El salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y México.

Los gobiernos tienen previsto realizar o concluir estudios por país y a nivel regional de los impactos económicos y sociales del cambio climático, además de elaborar un atlas regional de vulnerabilidad.

Ferraté refirió que su país ya ha comenzado la elaboración de un estudio, con apoyo del gobierno de Inglaterra, y esperan tenerlo listo en no más de siete meses.

La presencia de huracanes, la presencia de tormentas, los efectos del cambio climático, la deforestación, algunas otras amenazas integran problemas comunes para todos nosotros, dijo el secretario mexicano de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira. Confió que la nueva estrategia permita en el corto plazo crear programas específicos con presupuestos y metas específicas.

La idea del EMSA es recoger experiencias y propuestas ya hechas como la del llamado Fondo Verde de México, que plantea que arranque con una dotación inicial por 10.000 millones de dólares.

Elvira dijo que la EMSA puede unir a México y Centroamérica para gestionar en bloque medidas a nivel internacional.

Aunque no estaba planteado como un tema de discusión durante el encuentro, Ferraté dijo que también analizarán el tema de justicia ambiental, con el propósito de que se reconozca que hay algunas zonas como Centroamérica que no han producido gases de efecto invernadero en los niveles que lo han hecho las naciones industrializadas.

Centroamérica ha producido mínimamente gases de efecto invernadero... y vamos a ser de los países más afectados del mundo, dijo.

Añadió que es injusto ambientalmente y hay una deuda ecológica de los países industrializados que han contaminado el pulmón de la tierra que es la atmósfera... (y) ellos tienen que compensarnos.

Datos presentados en la cumbre sobre cambio climático que se realizó en mayo en Honduras, señalan que Centroamérica contamina en 0,05% al mundo, mientras que las naciones ricas en 80%.

HACEN FALTA 45 BILLONES DE DÓLARES
PARA LOGRAR EL OBJETIVO DE REDUCIR EL CO2

Tokio,jun (EFE).- El mundo necesita una inversión de al menos 45 billones de dólares en tecnología hasta 2050 para reducir a la mitad las emisiones globales de CO2 en esa fecha, según un informe publicado hoy en Tokio por la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Según el documento titulado "Perspectivas de Tecnología de Energía 2008", la inversión supondría anualmente 1,1 billones de dólares o el 1,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) global.

Con este informe la AIE, fundada en 1974 y formada por 27 países industrializados, responde a la solicitud de los líderes del G8 de proponer perspectivas para poder cumplir con las metas energéticas en 2050.

La AIE indica que para responder a la demanda de energía para China, la India y otras economías emergentes entre 2010 hasta 2050, se deberían instalar nuevos equipo de captura de CO2 cada año en 25 plantas de energía de gas y 35 de carbón, con un coste de 1.500 millones de dólares cada uno.

Además, la AIE añade que cada año deberían construirse en todo el mundo 17.500 turbinas eólicas y 32 plantas de energía nuclear.

El estudio señala también la necesidad de reducir la cantidad de emisiones de carbono que genera el sector del transporte, y que esto representa "el paso más difícil y costoso debido al rápido crecimiento de la demanda y el potencial limitado de la tecnología actual".

"Para alcanzar la meta de reducción del 50 por ciento de las emisiones (...) necesitamos acción política inmediata y una transición tecnológica a una escala sin precedentes", dice el texto, que señala 17 tecnologías que serán claves en el futuro de la energía.

La AIE sostiene que las claves para un futuro energético sostenible incluyen capturas de CO2 por parte de las industrias, el desarrollo de una electricidad más limpia, de la energía solar y de la segunda generación de biocombustibles.

El informe insta a una "acción inmediata" que implica fondos adicionales de entre 100.000 y 200.000 millones de dólares anuales durante la próxima década, que deberán aumentarse a entre 1 y 2 billones de dólares durante las décadas siguientes.

Según aseguró hoy en Tokio el director ejecutivo de la AIE, Nobuo Tanaka, estas medidas requerirán "una nueva revolución energética global" que transforme completamente "el modo en el que producimos y usamos la energía".

Estas y otras propuestas de la AIE servirán como base de los diálogos que tendrán lugar en la cumbre del G8 en Hokkaido entre el 7 y el 9 de julio.

09

10

Elaborado por: José Arturo Núñez C.
Biólogo Colaborador
Unidad de Medio Ambiente

En cualquier sistema económico, las funciones elementales de producción, distribución y consumo ocurren dentro de un mundo natural circundante. Una de las funciones que desempeña el entorno natural es la de proveer materias primas y energía, sin los cuales serán imposibles la producción y el consumo. En consecuencia, uno de los impactos que tiene cualquier sistema económico sobre la naturaleza es explotarla para proveerse de materias primas para mantener el sistema en funcionamiento. Las actividades de producción y consumo también generan desechos o residuos que regresan al entorno natural.

Dicha situación origino a partir de la década de los 70 que el pensamiento económico viera la necesidad de mantener los ecosistemas para así garantizar la propia supervivencia de la actividad económica. Esto dio lugar a la Economía Ambiental y al nacimiento del concepto de ecodesarrollo, el cual fue sustituido posteriormente por desarrollo sostenible.

La Economía Ambiental es la rama de la economía que se encarga de aplicar el análisis económico a los recursos naturales y al ambiente. Está utiliza un conjunto de técnicas y métodos que permiten medir las expectativas de beneficios y costos derivadas de acciones, tales como: uso de un bien o activo ambiental, realización de una mejora ambiental, generación de un daño ambiental, entre otros.

Esta rama de la economía, se fundamenta no en la asignación de un valor a un recurso; sino en el mantenimiento de los ecosistemas. Por así decir, el valor más importante es el de la propia existencia de los mismos y la comprensión de las funciones que el ecosistema cumple en el proceso de producción y en la propia existencia de los seres humanos como especie.

10

Existen tres campos donde la economía ambiental ofrece una información relevante y estrechamente relacionada. En primer lugar, con respecto a las causas de la degradación del medio natural que tienen su origen en la esfera de la economía, y que son la mayoría. Comprender e identificar estas variables es algo fundamental a la hora de resolver los problemas ambientales. En segundo lugar, con respecto a los costes, también económicos, que para la sociedad supone esta pérdida de recursos naturales y ambientales. Una buena gestión de los recursos de la biosfera se facilita notablemente si se cuenta con una valoración económica de los mismos, aun cuando se sea consciente de que el valor económico es, por definición, únicamente una parte de su valor total. En tercer lugar, la Economía Ambiental ofrece un análisis riguroso de las distintas medidas que podrían adoptarse para tratar de revertir el proceso de degradación ambiental: de su eficacia, de su eficiencia, y de sus implicaciones sobre el resto de variables económicas (empleo, competitividad, equidad, etc.).

La Economía Ambiental tiene como una de sus características el hecho de que realiza un análisis del medio ambiente en términos económicos y cuantitativos, es decir, en función de precios, costes y beneficios monetarios.

VALOR ECONÓMICO DE LOS RECURSOS NATURALES

El valor económico de un recurso natural es una expresión monetaria de los beneficios que dicho recurso genera para la sociedad. Este valor no necesariamente está ligado al uso directo o indirecto del recurso, si no que también está basado en motivos de tipo altruistas, éticos y morales. Por tanto, el valor económico total de un recurso natural está compuesto por valores de uso y de no uso, que la literatura define de la forma siguiente:

Valor de uso: El valor de uso se deriva del uso real de los recursos naturales. Según Freeman (1993), el valor de uso se define como el valor económico asociado con el uso “in situ” de un recurso. Considerando la variedad de usos que incluye, éste a la vez se subdivide en valor de uso directo, indirecto y de opción:

Valor de uso directo: se refiere al valor por el uso de un recurso en un lugar específico. Este uso puede ser consuntivo o no consuntivo. En el primero, el recurso es consumido por la actividad que se desarrolla en él, por ejemplo la extracción de leña y frutos, la caza y la pesca. Mientras en el uso no consuntivo el recurso se usa de manera contemplativa, tal es el caso de visitas a un lugar recreativo o paisajístico.

Valor de uso indirecto: surge cuando las personas no entran en contacto directo con el recurso en su estado natural, pero aún así el individuo se beneficia de él. Este es el caso de las funciones ecológicas o ecosistémicas como regulación de clima, reciclaje de nutrientes y de residuos, entre otros.

Valor de opción: hace referencia al valor de uso potencial de un recurso, es decir, corresponde a lo que los individuos están dispuestos a pagar hoy por usar el recurso en el futuro. Adicionalmente, algunos autores han desarrollado el concepto de valor de cuasi-opción, el cual refleja el beneficio neto obtenido al posponer una decisión de usar o no un recurso, en espera de despejar total o parcialmente la incertidumbre existente mediante la obtención de una mayor información.

Valor de no uso: El valor de no uso o valor intrínseco se refiere a valores que están en la propia naturaleza de las cosas, pero a la vez están disociados del uso o incluso de la opción de usarlas. Viene dado por la sola existencia del recurso en los ambientes naturales y de sus atributos. La existencia de este valor es independiente de la apreciación de las personas, no obstante su valor o utilidad es captado a través de la revelación de las preferencias de los seres humanos. El valor de no uso incluye el valor de legado y el valor de existencia.

Valor de legado: corresponde al valor que cualquier individuo le asigna a un recurso al saber que otros puedan beneficiarse del mismo en el futuro.

Valor de existencia: es un concepto que surge al asignar un determinado valor a un recurso simplemente porque éste existe, aún cuando los individuos nunca han tomado contacto con él, ni lo harán en el futuro.

Valor Económico Total: corresponde a la sumatoria de los valores de uso y de no uso (VET = Valor de uso + Valor de no uso).

Los recursos naturales se categorizan frecuentemente en recursos renovables y no renovables. Un recurso natural renovable presenta una tasa de crecimiento o renovación significativa en una escala económica relevante de tiempo. Una escala de tiempo económica es un intervalo de tiempo para la que la planeación y el manejo son significativos.

Un recurso natural no renovable se entiende como aquel cuya utilización económica disminuye sus reservas. El ritmo de extracción es mucho mayor que el ritmo de producción, de manera que para efectos prácticos, se considera la tasa de renovación nula.

03

II PARTE: ANALISIS SOBRE EL PROTOCOLO DE KYOTO

Ms.c: Lucía Zamora Ch.

Continuando con el análisis del protocolo de Kyoto, nos quedamos en el articulo 10, que contempla las responsabilidades comunes pero diferenciadas de todas las partes, esto significa que los países desarrollados que han alcanzado dicho desarrollo aumentando la contaminación ambiental, tienen mucha mas responsabilidad y mas obligación de bajar los niveles de CO2 emitidos a la atmósfera que los países en vías de desarrollo, los cuales emiten niveles de CO2 a la atmósfera mucho menores que los países desarrollados.

El protocolo de Kyoto en sus artículos 6, 12 y 17 nos menciona los mecanismos de flexibilidad, los cuales, nacieron a raíz de las negociaciones de los países que integran la Convención de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CNUCC), para elaborar el protocolo de Kyoto. Son herramientas que facilitan a los países del Anexo I de la UNFCCC, (países desarrollados y economías en transición) cumplan con los compromisos políticos de bajar los niveles emitidos de CO2 equivalente a niveles que se tenían en 1990 y 1995. Estos mecanismos son tres:

1. APLICACIÓN CONJUNTA (Art. 6, Protocolo de Kyoto): Se puede realizar entre países comprendidos en el Anexo I del Protocolo. Se podrán transferir tecnologías limpias que ayuden a reducir las emisiones antropógenas por las fuentes, o incrementar las absorciones antropógenas por los sumideros de los gases de efecto invernadero en cualquier sector de la economía. Esto permitirá la adquisición de créditos llamados Unidades de Reducción de Emisiones (ERU´s) que pueden ser intercambiados por títulos de derechos de emisión a favor del país que transfiera la tecnología.

2. MECANISMOS DE DESARROLLO LIMPIO (Art. 12 Protocolo Kyoto.) En este caso el país desarrollado (Anexo I Protocolo Kyoto) invierte en tecnologías de desarrollo limpio en un país en vías de desarrollo. El recorte de la contaminación derivado de esta inversión se documenta en un certificado de reducción de emisiones (CER´s) que el país desarrollado puede intercambiar por derechos de emisión.

3. COMERCIO DE DERECHOS DE EMISIÓN (art.17 P. Kyoto) La apertura oficial de este mercado de comercio de CO2 equivalente, fue realizada el 1 de enero de 2008. Consiste en la venta de permisos de exceso de emisiones de CO2 equivalente (UCAs), permitiendo a los países desarrollados comprar créditos de emisión de otro país que haya logrado reducir sus emisiones por debajo de los objetivos exigidos por Kyoto, el comprador evitará así reducir sus emisiones de

CO2 equivalentes en el interior de sus fronteras, pudiendo cumplir los compromisos de Kyoto.

En el articulo 25 del mismo protocolo, nos explica la manera de entrar en vigencia; en la cual exige que este instrumento sea ratificado, aceptado y aprobado con por lo menos 55 estados partes de la Convención (CNUCC), en las que estén partes del anexo I cuyas emisiones totales representen por lo menos el 55% del total de las emisiones de CO2 emitidas a la atmósfera.

Con esto terminamos de explicar de forma general, los artículos más importantes del Protocolo de Kyoto, y así lograr un entendimiento mas profundo del tema del Cambio Climático y su importancia a nivel mundial.

BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN EL ORGANO JUDICIAL

¿QUE PODEMOS RECICLAR?
Reciclar es un proceso simple que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas creados por la forma de vida moderna. Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados.
La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el calentamiento global.

PRODUCTOS RECICLABLES
• Papel bond
• Periódico
• Viruta
• Revistas
• Hojas de contómetro
• Calendarios
• Hojas volantes
• Libros sin pasta
• Folletos
• Afiches
• Latas de aluminio
• Botellas de vidrio
• Bronce
• Cajas de cartón
• Bolsas plásticas
• Latas de hierro
• Restos de comida
PRODUCTOS NO RECICLABLES
• Papel carbón
• Papel de China
• Papel de Aluminio
• Envolturas de cigarros
• Pañales desechables
• Papel higiénico
• Servilletas de color diferente al blanco
• Guías telefónicas
• Toallas sanitarias
• Papel de regalo.

¿Cómo utilizar los contenedores para la separación de la Basura?

Una de las acciones más importantes del proceso de reciclaje, es la separación de los desechos sólidos o basura. Esta consiste en colocar en el depósito correspondiente única y exclusivamente el tipo de residuo que se indique. En el Órgano Judicial, nosotros separemos la basura según estos colores:

EN EL COLOR VERDE PUEDES COLOCAR
MATERIA ORGANICA

Todo desperdicio alimenticio, como cáscaras y recortes de frutas y verduras, desperdicio de café, cáscaras de huevo, restos de animales (excepción de carne) y desechos de jardín como pasto y hojas, también puedes incluir servilletas de papel únicamente blancas.

EN EL COLOR AMARILLO PUEDES COLOCAR
METAL

Latas de soda o de jugo, tapaderas, corcholatas y cualquier otra lata de alimento. A las latas enjuagadas podemos quitarles el fondo aplanarlas y así ocupar menos espacio

EN EL COLOR AZUL PUEDES COLOCAR
PLÁSTICO

Botellas de soda de agua, bolsas plásticas, bolsas de agua, envolturas, cubiertos y platos desechables, charolas, bolsas metalizadas (comida chatarra), etc.) Limpio y seco.

 

EN LAS CAJAS DE CARTÓN PUEDE COLOCAR

Todo el papel hojas de papel bond de cualquier tamaño, periódico, revistas, cajas de cartón, tetrapack, etc. Es necesario que el papel no contenga grapas, clic, ni grasa. Acomodarlo plano y desdoblado, ayudara a generar más espacio en la caja.

03

04

 

 

02

NOTA: SI DESEA MANTENER ESTE CORREO EN SU BUZON
FAVOR HACER UNA COPIA EN SU BUZON LOCAL DE CORREOS
ELIMINE CORREOS PARA MANTENER LIMPIO SU BUZON.