CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
BIBLIOTECA JUDICIAL "DR. RICARDO GALLARDO"


BIBLIOGRAFÍA DE TESIS

CLASIFICACION T
346.2
C957e
AÑO [1990?]
INVENTARIO 012149 PAGINA(S) xvi, 151 h.
EJEMPLAR CM 28 cm.
AUTPPAL Cruz Cuestas, Wilfredo CARRERA Optar al grado de Lic. en Ciencias Jurídicas
AUTOR(ES) Wilfredo Cruz Cuestas...[y otros] TITULO La efectividad de las normas de familia, en la proteccion del derecho de alimento, como consecuencia del rompimiento del vinvulo matrimonial en la sociedad salvadoreña
PAIS San Salvador, El Salv. UNIVERSIDAD Universidad de El Salvador
FECHA 22/12/2004
DESCRIPTORES
1. DERECHO A LA ALIMENTACION 2. DERECHO DE FAMILIA I. Título
MATERIA DERECHO A LA ALIMENTACION
TÍTULO La efectividad de las normas de familia, en la...
TOPOGRÁFICA Cruz Cuestas, Wilfredo
CONTENIDO


Texto
UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR
FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES


LA EFECTIVIDAD DE LAS NORMAS DE
FAMILIA, EN LA PROTECCIÓN DEL DERECHO
DE ALIMENTO, COMO CONSECUENCIA DEL
ROMPIMIENTO DEL VINCULO MATRIMONIAL EN
LA SOCIEDAD SALVADOREÑA


TRABAJO DE GRADUACIÓN PARA OBTENER EL TITULO DE:
LICENCIADO EN CIENCIAS JURÍDICAS

PRESENTADO POR:
WILFREDO CRUZ CUESTAS
SANDRA EUGENIA MENJIVAR DÍAZ
ROSALBA RIVAS RIVAS

SAN SALVADOR, EL SALVADOR, CENTROAMERICA

___________________________________________


UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR

RECTOR
Doctor José Benjamín López Guillén

VICE RECTOR
Lic. Salvador Castillo Arévalo

SECRETARIO GENERAL
Lic. Ennio Arturo Luna

FISCAL GENERAL
Dr. José Hernán Vasgas Cañas

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES

DECANO
Dr. René Madecadel Perla Jiménez

VICE DECANO
Lic. Juan Carlos Castellón Murcia

SECRETARIO
Lic. Rodolfo Castro

DIRECTOR DE SEMINARIO
Lic. Mario Elmer López Escobar

___________________________


"MIRA QUE TE MANDO QUE TE ESFUERCES Y SEAS VALIENTE; NO TEMAS NI DESMAYES, PORQUE JEHOVA TU DIOS ESTARÁ CONTIGO EN DONDEQUIERA QUE VAYAS"
JOSUÉ 1:9
ACTO QUE DEDICO

A MI SEÑOR JESUCRISTO, POR HABERME FORTALECIDO PARA ALCANZAR LA META PROPUESTA.

A MIS PADRES POR HABERME GUIADO Y BRINDADO SU APOYO INCONDICIONAL Y ESTAR CONMIGO EN LAS ADVERSIDADES COMO EN MIS TRIUNFOS, SOLIDARIAMENTE.

A MIS CATEDRÁTICOS POR LOS CONOCIMIENTOS IMPARTIDOS, QUE NOS SERVIRÁN EN NUESTRA CARRERA PROFESIONAL.

A MI DIRECTOR DE SEMINARIO, LIC. MARIO ELMER LÓPEZ ESCOBAR, POR SU PACIENCIA Y COMPRENSIÓN.

A MIS HERMANOS POR SU APOYO MORAL Y AMOR FILIAL.

A MIS COMPAÑEROS Y AMIGOS POR LAS EXPERIENCIAS COMPARTIDAS.

A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE DE UNA U OTRA FORMA NOS BRINDARON SU APOYO Y AYUDA INVALUABLE Y PERMITIERON QUE CONCLUYÉRAMOS NUESTRA META, SATISFACTORIAMENTE.

- AL SEÑOR JESUCRISTO, por ser mi amigo fiel en el recorrido de mi vida y convertir mis sueños en una realidad.

- A LA UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR, por darme la oportunidad de instruirme y desarrollarme como una persona útil para la sociedad.

- A MIS PADRES: JUAN FRANCISCO DÍAZ Y ANGÉLICA GRISELDA MENJIVAR, por haber depositado en mi la confianza y el deseo de verme como una profesional.

- A MI ESPOSO: LUIS ALONSO GUZMÁN, al cual amo y ruego a Dios que nos una siempre con el verdadero amor de su palabra.

- A MIS HIJOS: YESSICA YAMILETH y LUIS JOSUÉ, por brindarme todo su amor y ternura, son la fuente de mi inspiración.

- A MIS HERMANOS: FRANCISCO, VILDI, VANESSA, EDWIN, KRISIA y CESAR, con amor fraternal.

- A MIS FAMILIARES Y AMIGOS: y en especial al Lic. ANTHONY ERNESTO MARTÍNEZ HERNÁNDEZ, por su apoyo, comprensión y colaboración en la elaboración de este trabajo de investigación.

- AL LIC. MARIO ELMER LÓPEZ ESCOBAR, por dirigirnos e instruirnos en la realización del seminario de graduación, con mucho cariño y respeto.

- A MIS MAS SINCERAS AMIGAS: TERESA FLORES HUIZA, ROSY CORLETO y DINA LUZ FIGUEROA, por apoyarme en los momentos más difíciles de mi vida con mucho cariño y respeto.

- A MIS COMPAÑEROS DE SEMINARIO: WILFREDO Y ROSALBA, por brindarme su amistad y armonía, mis agradecimientos.
El principio de toda sabiduría es el
temor a Jehová.
SANDRA EUGENIA MENJIVAR DÍAZ
____________________________________


DEDICATORIA

A Dios omnipotente:
Por haberme iluminado y guiado para lograr mi meta.

A mis padres:
Emilio Rivas Artiga y Mariana Rivas v. de Rivas, (Q.D.D.G). Por su amor, comprensión y sacrificio.

A mis hermanos:
Blanca, Eleazar, Alirio, Pablo y Juana por su comprensión con mucho cariño.

A mis compañeros y amigos:
Víctor Daniel, Marta Emerita, Wilfredo y Sandrita. Por darme sus palabras de apoyo y aliento para seguir adelante.

Al Licenciado Anthony Ernesto Hernández Martínez:
Por su incondicional apoyo, en la elaboración de esta investigación.

A mis maestros:
Por sus enseñanzas, con gratitud en especial al Licenciado Luis Antonio Villeda Figueroa.
ROSALBA RIVAS RIVAS.
______________________________________


INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo, se da a conocer una serie de etapas por las cuales a atravesado la institución del matrimonio en todos los estratos sociales que integran nuestra sociedad, el cual ha sufrido una decadencia en cuanto a sus valores morales, espirituales y éticos, motivada por aspectos económicos, sociales y culturales, que generalmente finalizan en el divorcio. Así como, por el incumplimiento del derecho de alimento que constituye un derecho fundamental en la protección del derecho a la vida.

De todos es conocido que en nuestra sociedad el Estado, es el encargado de brindarle protección a la familia, que como miembros de la misma por ley les corresponde.

La familia y sus miembros, se ven inmersos en una inestabilidad tal como grupo familiar, debido a los constantes rompimientos de las relaciones matrimoniales, el cual tiene sus raíces históricas en la insatisfacción de las necesidades fundamentales del grupo, hecho que ha perdurado transmitiéndose de generación a generación, llegando a convertirse en un peligro para toda la sociedad, puesto que la juventud actual ante la irresponsabilidad principalmente de los padres por no darles la atención, la orientación y protección y las prestaciones económicas a sus hijos es que estos no alcanzan su desarrollo integral, por lo que han optado por dedicarse a la vagancia, que es la madre de todos los vicios y asimismo a la práctica cotidiana de acciones vandálicas, producto de no tener metas definidas.

Observándose actualmente la necesidad de corregir estas anomalías que ponen en peligro la estructura y estabilidad social del Estado, generándose una situación de anarquía completa, a pesar de existir en la actualidad una nueva normativa jurídica en lo referente a la familia, y se espera obtener mejores prestaciones y condiciones de vida para los menores quienes son los que realmente han sido y siguen siendo afectados directamente.

Es preciso mencionar que a nivel constitucional se encuentra regulado el derecho de alimento, de forma tácita únicamente, en su artículo 32 No. 1. estableciendo que el referido derecho debe ser regulado por una ley secundaria que se encargaría de crear nuevas instituciones que protejan los derechos de familia, a lo que obedece la reciente creación de los Tribunales de Familia.

El derecho de alimento ha sido regulado desde hace varias décadas, a nivel nacional como a nivel internacional, ya que existen diversos tratados y convenciones que lo regulan en el ámbito internacional. Y aun así al individuo se le sigue irrespetando el derecho de alimento que le es inherente, teniendo de esta manera poca efectividad la nueva legislación de familia que fue creada para proteger los derechos del grupo familiar y mejorar de esta manera el respeto a las relaciones familiares.

Las medidas que se adopten para enfrentar la situaciones relacionadas con alimentos no deben obedecer a intereses partidaristas o políticos, sino que debe tener como fin supremo hacer respetar y que se cumplan verdaderamente el derecho de todos y cada uno de los individuos de la sociedad.

La presente investigación está motivada, por la necesidad de estudiar la aplicación de la normativa vigente sobre el Derecho de Alimento, que le corresponde a todo ser humano como miembro de un núcleo familiar, derecho que en la actualidad, trata de resolver la problemática existente en la familia salvadoreña.

En virtud de tal situación, el Estado ha tenido que tomar un papel más activo, emitiendo una nueva legislación que regule las relaciones familiares dentro y fuera del vínculo matrimonial, creando una normativa más equitativa mediante la cual le brindan a la familia seguridad, y estabilidad que en nuestros días el núcleo familiar necesita, mediante la implementación de los principios rectores que se establece en el art. 4 del Código de Familia.

Por tanto, la nueva legislación de familia, surge como respuesta del Estado a los conflictos familiares, procurando que aun después de la ruptura del vínculo matrimonial, los padres brinden los alimentos a sus hijos.

Los objetivos generales que persigue la presente investigación, es el de "establecer si verdaderamente el Código de Familia cumple con la finalidad de proteger integralmente a la familia, en la sociedad salvadoreña", así como, "analizar la intervención de las instituciones que protegen a la familia, para determinar en qué medida cumplen con su función en relación al derecho de alimento".

Y dentro de los objetivos específicos, que persigue la presente investigación, es el de "establecer la efectividad del Código de Familia en la protección integral al núcleo familiar, velando por el cumplimiento del derecho de alimento después de desintegrado el vínculo matrimonial"; "Establecer las diferencias en la regulación del derecho de Alimento, existente en el Código de Civil y el Código de Familia Vigente" y por ultimo el "analizar el sistema jurídico vigente sobre la protección de la Familia en El Salvador, para establecer si esta es una ley positiva o no".

La problemática que se plantea, es referente a que la sociedad ha tenido como pilares básicos "El Matrimonio" y "La Familia", en su devenir histórico, de cuyo buen funcionamiento depende la forjación de futuros ciudadanos nobles y responsables, que la sociedad necesita para un desarrollo integral.

La familia como institución natural y más antigua inclusive que el Estado; ha venido evolucionando a estadios superiores con el transcurso del tiempo, que nace de tipos incipientes de organización familiar, que en un principio eran contrarios a las buenas costumbres y a la moral. En la actualidad se ha llegado, en algunos Estados, a la organización familiar monogámica, por lo que el Estado debe procurarle protección, con la promoción del matrimonio, para garantizar al núcleo familiar el respeto a sus derechos inherentes para la estabilidad del mismo.

No obstante, la obligación que pesa sobre el Estado, en El Salvador se debe tener presente que tanto la institución del matrimonio como la de la familia se encuentran, hoy en día, en crisis, debido a que están atravesando un profundo proceso de disgregación como consecuencia de causas internas y externas, producto de que el Estado estuvo inmerso en una guerra de más de doce años.

Estas instituciones prácticamente quedaron en abandono total, y como es lógico afectó al grupo familiar, el cual se ha ido desquebrajando cada día más, trayendo esta situación la desintegración familiar que conlleva severas repercusiones para los integrantes del grupo familiar.

Por ello hemos considerado prudente analizar el Derecho de Alimento, como uno de los derechos derivados de la ruptura del vínculo matrimonial; la protección brindada al mismo por parte del Estado, que a través de sus legisladores ha creado un cuerpo normativo como lo es el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia, para que este acorde con la realidad de nuestra sociedad, la cual se encuentra en constante cambio; por lo que los problemas que enfrentan en la actualidad la institución del matrimonio, ha llegado a ser una problemática muy severa debido a que al romperse el vínculo matrimonial genera una cantidad grande de sujetos que quedan en una situación de desamparo económico, por lo que deben exigir alimentos, de aquellos sujetos que están en la obligación de darlos, pero que en la mayoría de los casos no los brindan por irresponsabilidad.

Es en éste orden de ideas, que el estudio se efectúa en la ciudad de San Salvador, durante el período que entró en vigencia el Código de Familia, para analizar las crisis de la familia salvadoreña; y determinar la efectividad que tiene dicho cuerpo normativo en la demanda de alimentos; lo que es consecuencia directa del rompimiento del vínculo matrimonial y se toma en cuenta la actuación de los Tribunales de Familia y de la Procuraduría General de la República, para establecer si cumplen diligentemente con su función como entidades garantes del derecho de alimento.

Es en base a lo anterior, que el tema se ha delimitado de la siguiente manera: "LA EFECTIVIDAD DE LAS NORMAS DE FAMILIA EN LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE ALIMENTO COMO CONSECUENCIA DEL ROMPIMIENTO DEL VÍNCULO MATRIMONIAL, EN LA SOCIEDAD SALVADOREÑA".

A manera de construir, un marco de referencia para el planteamiento de las hipótesis, podemos decir que nuestro país, se encuentra en una etapa de transición, después de doce años de guerra intensa, la cual sufrieron la mayoría de hogares salvadoreños, y condujo al Estado a una situación de utilización de la mayor parte de sus recursos económicos, con que contaba, para armamento pretendiendo conseguir la paz, por dichos medios.

Producto de dicha ideología, se descuido casi en su totalidad aquellas instituciones tan importantes como lo son el matrimonio y la familia, debido a que el marco normativo no sufrió ningún tipo de modificación para tratar de corregir aquellas terminologías establecidas en la legislación que eran discriminatorias para con la mujer como para los hijos, y que no obstante estar estipulada en la Constitución Política la igualdad de las personas en el art. 3. carecía de un aplicación práctica.

Por lo que, al haber conflictos familiares y las partes recurrían a los juzgados para solventarlos, las resoluciones judiciales eran muy injustas, debido a que no se desarrollaba el proceso en condiciones igualidatarias, y en consecuencia se favorecía para que el obligado a dar los alimentos en caso de ruptura del vínculo matrimonial evadiera su responsabilidad. Quedando la mujer y sus hijos en total abandono y desprotegidos económicamente, pudiendo éstos hijos descarriarse del buen camino, volverse delincuentes por falta de recursos económicos, consumir drogas o integrarse a las maras, que tanto daño le ocasionan a la ciudadanía honrada.

Por tanto, era menester que el Estado asumiera un rol más activo, creando una legislación más justa y humana para los derechos de la familia, y así lograr concordar con la realidad de la sociedad salvadoreña.

De tal manera, que a pesar de existir una legislación encargada de velar por la protección del núcleo familiar, y por ser ésta reciente aun no se ha podido observar un cambio sustancial en cuanto a la protección del derecho de alimento, ya que por falta de educación de la mayoría de nuestra sociedad, desconocen los derechos que le asisten por ley y en caso de tener el conocimiento, de que existen instituciones tales como los juzgados de familia y la Procuraduría General de la República, no saben donde localizarlas, para hacer efectivos sus derechos y en los casos más extremos no acuden a solicitar dicho servicio a éstas instituciones, para pedir lo que por ley les pertenece, como lo es derecho de alimento para sus hijos.

Por otra parte, en base a la problemática planteada, la hipótesis central que se establece es que "Cuanto mayor sean los niveles de desintegración del núcleo familiar, mayor será el índice de sujetos alimentarios que se vean en la necesidad de demandar alimentos".

En virtud de la anterior hipótesis, se derivan las siguientes tres hipótesis especificas: "Mientras no haya una coordinación efectiva entre las instituciones encargadas de proteger a la familia, mayor será el grado de evasión a la responsabilidad alimentaria"; "En la medida que exista rechazo a los valores y principios morales, al interior del grupo familiar, mayor será el nivel de irresponsabilidad por parte de los padres" y finalmente "En la medida que el Estado, brinde un presupuesto justo a las instituciones encargadas de velar por el bienestar de la familia, tendremos mayor eficiencia en su función".

Para someter a prueba la veracidad de las hipótesis planteadas, en la investigación se hace necesario, el valerse de ciertos métodos y técnicas generales del conocimiento, para lograr aprehender de la realidad, aquello que llama la atención y que es imperativo procurar darle alguna respuesta a dicho fenómeno.

Por lo que el estudio que se realiza, es de carácter jurídico-teórico, que se obtiene de revistas, libros, periódicos, publicaciones especiales y colecciones legales, en el campo bibliográfico; y de visitas a las instituciones correspondientes, a través de cuestionarios aplicados a personas que tengan participación directa con el problema de los alimentos, tales como: los Tribunales de Familia, Procuraduría General de la República, ya que son las entidades a las cuales se avocan los cónyuges para procurar solventar sus problemas familiares, puesto que cuentan con el personal profesional calificado, para proporcionar la información idónea en cuanto a las causas que influyen en las parejas para que decidan divorciarse, por conocer la problemática de una manera directa y que finaliza con el rompimiento del vínculo matrimonial.

Asimismo, será sumamente importante conocer la opinión basada en la experiencia de aquellas personas que se avocan a la Procuraduria General de la República a solicitar alimentos. De tal manera que con los elementos de juicio que se forman, se esta en la posibilidad de sugerir alternativas de solución eficiente a la problemática familiar existente en la sociedad salvadoreña.
____________________________


ÍNDICE

CONTENIDO

Introducción.
Índice.
CAPITULO I

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL MATRIMONIO Y DEL DIVORCIO

1.1. Concepto de Matrimonio.
1.2. Aspectos Doctrinarios e Históricos del Matrimonio.
1.2.1. Primitiva Promiscuidad.
1.2.2. Relaciones Sexuales por Grupos.
1.2.3. Matrimonio por Rapto.
1.2.4. Matrimonio por Compra.
1.2.5. Matrimonio Consensual.
1.2.6. Matrimonio en el Derecho Romano.
1.2.7. Matrimonio Consensual Moderno.
1.2.8. Matrimonio Civil Moderno.
1.3. Aspectos Doctrinarios e Históricos del Divorcio.
1.4. La Ruptura del Vínculo Matrimonial.

CONTENIDO

1.5. Enfoques del Divorcio en Diversos Países.
1.5.1. Países Germánicos.
1.5.2. Francia.
1.5.3. Países Anglosajones.
1.5.4. Países Latinoamericanos.
CAPITULO II

DERECHO DE ALIMENTO COMO CONSECUENCIA

DEL DIVORCIO

2.1. Definición del Derecho de Alimento.
2.2. Importancia del Derecho de Alimento.
2.3. Doctrinas que Fundamentan el Derecho de Alimento.
2.4. Naturaleza Jurídica del Alimento.
2.5. Objeto de la Obligación Alimentaria.
2.6. La Principal Condición en la Obligación Alimentaria.
2.6.1. Por Parentesco.
2.6.2. Por Consanguinidad.
2.6.3. Por Afinidad.
2.7. Partes Procesales en el Derecho de Alimento.

2.7.1. Quienes Pueden Demandar en el Derecho de Alimento.
2.8. Características del Derecho de Alimento.
2.8.1. Exigibilidad.
2.8.2. Proporcional.
2.8.3. Inalienable e Irrenunciable.
2.8.4. Prescriptible.
2.8.5. Inembargable.
2.8.6. Recíproca.
2.8.7. Modificables.
2.8.8. Incompensable.
CAPITULO III

SISTEMA NORMATIVO SALVADOREÑO

SOBRE LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE ALIMENTO.

3.1. Normas Constitucionales y leyes secundarias que regulan el derecho de Alimento.
3.1.1. Código de Familia.
3.1.2. Ley Procesal de Familia.
3.1.3. Código de Trabajo.
3.1.4. Código Penal.
3.2. Regulación Internacional sobre el derecho de alimento.
3.2.1. La Declaración Universal de los Derechos de la Familia.
3.2.2. Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
3.2.3. La Declaración Americana de los Derechos y deberes del hombre.
CAPITULO IV

INSTITUCIONES QUE PROTEGEN EL DERECHO

DE ALIMENTO EN EL SALVADOR

4.1. Procuraduria General de la República.
4.2. Tribunales de Familia.
4.3. Análisis de la investigación de Campo.
CAPITULO V

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

5.1. CONCLUSIONES.
5.2. RECOMENDACIONES.

ANEXOS.

I Diseño del Instrumento Técnico (Encuesta).
II Encuesta Aplicada a Empleados de la Procuraduría General de la República.
III. Gráficos de la Encuesta.
IV. Encuesta Aplicada a Empleados de los Tribunales de Familia.
V. Gráficos de la Encuesta.
VI. Diseño del Instrumento Técnico (Cuestionario).
VII. Cuadro Estadístico del Cuestionario.
VIII. Gráficos del Cuestionario.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL.
___________________________________

CAPITULO I

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL MATRIMONIO DEL DIVORCIO

1.1. CONCEPTO DE MATRIMONIO

La palabra matrimonio es derivada de la voz latina matrimonium y significa "carga de la madre", y también la palabra patrimonio significa carga del padre (patris numium); éstos dos significados nos permiten discernir la distribución de dos tipos de atribuciones que recaen sobre los responsables de la familia: padre y madre.1

El padre debe de proveer el alimento al grupo familiar y la madre es la que lleva la responsabilidad de la maternidad, el cuidado y crianza de los hijos y la organización del hogar.

1 MONTERO DUHALT, Sara. "Derecho de Familia", Editorial Porrúa, S.A. Av. República Argentina, 15 México, 1984, pág. 95

Dentro de lo que es el derecho positivo enunciamos un nuevo concepto de matrimonio: "matrimonio es la forma legal de constituir una familia que se establece a través de un vínculo jurídico entre dos personas de distinto sexo, y crea entre ellos una comunidad de vida total y permanente con derechos y obligaciones recíprocas, determinados por la ley."2

Además, enunciamos un concepto genérico, el cual dice que el matrimonio es la forma legal de constituir la familia a través de la unión de dos personas de distinto sexo que establecen entre ellas una comunidad de vida y que es regulado por el derecho.

Finalmente, el matrimonio es considerado como la unión de dos personas de distinto sexo, reconocido y sancionado por el derecho. Ahora bien, "cuando se rige por las leyes de la iglesia, constituye un sacramento que santifica la unión con la única finalidad de procrear y perpetuar la especie humana"3, es lo que se conoce como matrimonio canónico.

2.- MONTERO DUHAL, Sara. Ob. Cit.
3.- FERNÁNDEZ DE LEÓN, Gonzalo. "Diccionario Jurídico", Víctor P. de Zavalía Editor, Buenos Aires, 1995.
1.2. ASPECTOS DOCTRINARIOS E

HISTÓRICOS DEL MATRIMONIO

A través de la historia y la constante evolución de los pueblos a nivel mundial, se ha aceptado la institución del matrimonio como la única forma legal y moral de constituir la familia, lo que ha permitido tener conocimiento de las grandes desigualdades que existían entre la pareja, ya que la relación que se daba era de sojuzgamiento en perjuicio de la mujer.

Por otra parte, el matrimonio considerado en su forma tradicional era frsutrante, debido a la desigualdad de condiciones porque la mujer se encontraba al servicio de todos los miembros de la familia.

Asimismo, se dice que "Cuando aparece la organización de las sociedades, también aparece el elemento básico fundamental, la familia, constituida así desde sus inicios por un hombre y una mujer, en el cual existió una atracción física y por lo tanto comenzó a emanar exigencias en la sociedad, y fue así como se creó una institución que se conoce hasta la fecha, con el nombre de MATRIMONIO, ya que este no seria una simple unión pasajera o una satisfacción momentánea de apetito carnal, con el único motivo de que exista una atracción física, sino que este viene a formar un conjunto de necesidades básicas y de armonía y sobre todo de perpetuarse y socializarse para mantener la especie humana.

Por lo que se conceptualiza el matrimonio como una unión permanente de los seres humanos de sexo complementario y es así como ha convenido esta sociedad, y posee formulas que son de bien colectivo ya que van dirigidas a un conglomerado social. 4

El matrimonio fué creado con bases morales, de afectividad y amor; y con bases materiales, como es la reproducción de la especie humana, estando entrelazados para fundamentar la unión entre un hombre y una mujer, pero esto no quiere decir que no se pueda errar al tomar una decisión de estas. Por lo que el Legislador se vió en la necesidad de crear otra institución jurídica que vendría a disolver el matrimonio en caso de que este no fuese lo que se esperaba, y que por motivos de cualquier índole puede ser de ínfima duración, donde solamente queda una satisfacción sexual pasajera, y la única consecuencia que produce son los hijos, en algunos casos estos son deseados y en otros no, negándoles un hogar y una vida digna que ellos se merecen.

4.- LINDO, Hugo. "El Divorcio en El Salvador", Editorial Universitaria, San Salvador, El Salvador, C.A., 1959 13 y 14.

Por lo tanto, se defraudan los intereses de la sociedad en su conjunto institucional y jurídico, que necesita de hogares con hijos protegidos tanto por sus padres como por el Estado.

Es así como el divorcio aparece como una salida o un escape a una problemática familiar que puede ser considerada como un mal necesario, al que se tiene que hacer uso cuando el caso lo amerita, por supuesto, después de haber agotado todas las posibilidades, primeramente entre los cónyuges y posteriormente con la intervención del Estado, para que un hogar no se desintegre.

Esta problemática es planteada en toda la humanidad y nuestro país no se escapa a esta regla general, que algunas veces la tomamos como una pronta y cómoda solución a los problemas hogareños o a las pasiones amorosas que únicamente quieren desmoronar el seno familiar y es un atentado para nuestra sociedad, ya que de esto depende la mentalidad y solidez de las futuras generaciones que encauzarán el rumbo del Estado.

Cada día que pasa son más numerosas las estadísticas de los hogares desintegrados, los cuales no han querido velar ni luchar por mantener y conservar los principios básicos y rectores del significado de "EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA", como la base fundamental de la sociedad.5

Existen teorías diversas pero irreconciliables, tanto en el tiempo como en los lugares con respecto de como ha evolucionado el matrimonio. Entre estas podemos mencionar la primitiva promiscuidad sexual, el matrimonio por grupos; que tiene variante tales como el matrimonio por rapto, el matrimonio por compra, el matrimonio consensual, el matrimonio solemne, el matrimonio canónico y el matrimonio civil.

1.2.1. PRIMITIVA PROMISCUIDAD:

En un inicio el hombre se guiaba única y exclusivamente por su instinto animal; ya que entre sus prioridades tenía la búsqueda de su alimento y por otra parte el hecho de preservar la especie a través de su reproducción. En esta etapa no tenía ningún tipo de obstáculo, ya sea de tipo moral, social o religioso.

5.- Constitución de la República de El Salvador, 1983 y sus reformas de 1992. El entre comillado es propio de los autores de esta investigación.

1.2.2. RELACIONES SEXUALES POR GRUPOS:

Este era llamado Cenogamia o matrimonio por grupos, y consistía en el establecimiento de relaciones sexuales entre un grupo de hombres, con un grupo de mujeres, y su característica era, de que todos eran cónyuges en común. Se cree que este tipo de matrimonio tuvo su origen en los tabúes que se derivaban del Totesmismo y la exogamía.

El Tótem se consideraba un antepasado común, que se representaba generalmente por un animal o una cosa inanimada, del que provenían todos los seres unidos por lazos sanguíneos. Por lo que les estaba prohibido unirse sexualmente con los mismos de su sangre. Es por dicho motivo que tanto los hombres, como las mujeres debían buscar sus compañeros de vida en otras tribus.

1.2.3. MATRIMONIO POR RAPTO:

Entre los factores que originaron este tipo de matrimonio, encontramos la escasez de mujeres, debido a la costumbre grotesca y aberrante de algunos pueblos de sacrificar a las recién nacidas, pues en ese tiempo de la historia no eran elementos muy deseables, ni para satisfacer sexualmente al hombre, y no eran útiles en la guerra, ya que éstas se constituían en un botín para los vencedores, como en el caso de los guerreros Romanos, que se apoderaban de las mujeres de los sabinos.

Por otra parte, el matrimonio por captura es una primera forma de aproximación a la monogamia, por tanto se le exigía fidelidad y obediencia a la mujer.

1.2.4. MATRIMONIO POR COMPRA:

En este tipo de matrimonio, la mujer fue considerada como objeto que se encontraba en el comercio y era propiedad del marido. Además con la división del trabajo, en el matrimonio se acentuaba más la supremacía del varón con respecto a la mujer, puesto que el hombre se dedicaba a la caza y a la guerra en razón de su mayor fuerza física, mientras que la mujer se dedicaba a criar la prole y a los quehaceres en el hogar. El varón dentro del seno familiar era muy estimado por ser muy productivo, mientras que a la mujer se le vendía como un objeto.

Las civilizaciones Hebreas, Griegas y Romanas, son las que transmitieron a los demás pueblos el matrimonio por compra. Este tipo de matrimonio también asumió otras variantes, tales como el matrimonio por servicio o por intercambio.

En el primer caso el novio en lugar de pagar por la novia en dinero, el pago lo realiza a través de servicios prestados al padre de la novia. En el segundo caso lo que se hacía era una permuta de mujeres.

1.2.5. MATRIMONIO CONSENSUAL:

Este tipo de matrimonio se deriva únicamente del libre consentimiento de los contrayentes y para llegar a esta etapa tuvo que transcurrir mucho tiempo, los contrayentes se sometían a la sociedad a través del derecho.

Por otra parte debemos entender como matrimonio consensual, a aquella unión que no adquiere formalidades especificas para que tenga validez. Y como en la mayoría de pueblos, es una práctica generalizada, las legislaciones se han visto en la necesidad de permitirla cuando una pareja se une de una manera estable y permanente.

1.2.6. MATRIMONIO EN EL DERECHO ROMANO:

El matrimonio es considerado como hecho natural, cuando presenta dos características como lo son: la comunidad de vida (Deductio), y la comunidad espiritual (Afectio Maritale).

La primera se refería a la unión física de ambos cónyuges que iban entre ellos a establecer una vida conyugal. La segunda se refería a la permanente vida en común de los esposos, esta tenía suma importancia debido a que de ella dependía la disolubilidad de la relación entre ambos esposos.

Además a este tipo de matrimonio se le denominaba Matrimonio por Usus, ya que producto de la celebración del acto, sin mayores formalidades esto implicaba que de la misma manera se podía disolver con gran facilidad, si la mujer se ausentaba por tres noches seguidas antes de haber cumplido un año.

Otras formas de matrimonio entre los romanos eran la Coemptio y la Confarreatio. 1a primera se refería al matrimonio por compra y la segunda se constituyó en una verdadera ceremonia religiosa y social.

1.2.7. MATRIMONIO CONSENSUAL MODERNO:

Conocido como Common Law Marriage; que era aquel creado por el mutuo consentimiento de los consentimiento de los contrayentes y cuya validez no depende de ceremonia alguna. Este fué creación de los jueces de diversos Estados de la unión Americana, es una especie de matrimonio informal fundado en una concepción contractual de la unión conyugal.

La jurisprudencia distingue tres modos de matrimonio consensual:

a) el que se perfecciona el vínculo matrimonial por medio del simple intercambio del consentimiento, ya sea oral u escrito y no tenía ningún impedimento.

b) el que sostiene que para que se perfeccione el vínculo matrimonial no basta el acuerdo de voluntades, sino que debe de existir una convivencia entre el hombre y la mujer.

c) el que postula, que para el perfeccionamiento del vínculo matrimonial es menester el consentimiento, la convivencia y que la comunidad los considere como matrimonio.

Una vez perfeccionado el matrimonio los contrayentes gozan de iguales derechos y obligaciones, y solo puede disolverse por declaración judicial, mediante el divorcio o la muerte de uno de los cónyuges. Las razones de este tipo de matrimonio es para salvaguardar la legitimidad de los hijos y la integridad del patrimonio de la familia.

1.2.8. MATRIMONIO CIVIL MODERNO:

El matrimonio es un acto jurídico al que la ley le exige ciertas formalidades que se deben cumplir por parte de los contrayentes. Lo que es importante recalcar es que muchas legislaciones no exigen requisitos de solemnidad, pero si el consentimiento libre y espontáneo de los contrayentes. Este debe realizarse ante la autoridad competente, debe ser capaces los contrayentes y presentar dos testigos que los conozcan.

En nuestro país, la institución del matrimonio también ha evolucionado de sus formas primitivas y en la actualidad se encuentra vigente lo que conocemos como matrimonio civil, el cual concede derechos y obligaciones recíprocos a los cónyuges; y derechos y deberes de los hijos para con los padres, dentro del vínculo matrimonial o después de disuelto el mismo.

Asimismo se regula de una manera más amplia las relaciones personales de los sujetos, concediendo igual valor a los hijos de la familia legalmente constituida como a los hijos que son producto de una unión de hecho. Encontrándose protegidos tanto los hijos legítimos como los que son producto de uniones de hecho.
1.3. ASPECTOS DOCTRINARIOS E

HISTÓRICOS DEL DIVORCIO

En los inicios de la civilización, la mayoría de los pueblos tenían conocimiento de la institución del matrimonio, pero en forma incipiente por el grado de cultura que poseían, pues la mujer era considerada inferior con respecto al hombre, a tal grado de otorgarle el valor de una cosa, de la cual el hombre podía disponer a su voluntad, adquiriéndola por medios violentos e inclusive comprarla.

De tal manera que, así como la adquiría, éste podía deshacerse de ella, abandonar la o echándola de la casa sin justa razón; de tal manera que las leyes primitivas otorgaban al marido el derecho de repudiar libremente a la mujer, hecho que sentó el precedente de lo que en el futuro llegaría a ser el divorcio, como una forma legal de disolver el vínculo matrimonial.

La concepción sobre la disolución del vínculo matrimonial o la indisolubilidad de éste, no evolucionó de la misma manera en todos los pueblos del mundo debido a que se fundaba tanto en razones morales como legales, así para el caso en Egipto, Babilonia, la India, China, Persia, se le confería al marido el derecho absoluto de repudiar a su mujer por su libre voluntad.

En Esparta, el divorcio era completamente reprobado y no podía existir por ningún motivo; en tanto que en Atenas el derecho del marido de disolver el vínculo matrimonial era absoluto relativamente, ya que éste únicamente tenía la obligación de devolver inmediatamente la dote que recibía de la mujer, concediéndole a ésta el derecho de iniciar el divorcio, por recibir tratos crueles o excesos por parte del marido, lo cual no tenía aplicación práctica porque la mujer no tenía libertad para salir del hogar.

Por otra parte, al iniciar la mujer el divorcio estaba condenada a que los hijos quedarán bajo el cuidado personal del marido, siendo lo que desmotivaba a las mujeres, para intentar separarse de su cónyuge.

Mientras que entre los Hebreos, el derecho de repudio era limitado, ya que por disposición del Pentateuco, y en el libro de Deuteronomio versículos 1-4, permitía la disolución del matrimonio pero el marido debía cumplir con una formalidad de redactar la "Carta de Repudio", y entregársela personalmente y de no hacerlo así no tenía ningún valor, y ésta pequeña formalidad tuvo mucho que ver para hacer más difícil el ejercicio del derecho de repudio, ya que la escritura no era muy difundida entre ellos, por lo que se veían en la necesidad de acudir a los rabinos, quienes se encargaban de cerciorarse de que la decisión ha tomar revistiera la seriedad del caso.

Asimismo, producto del repudio se originó una prohibición absoluta, de no volverse a unir con la mujer repudiada después de que ésta hubiese tenido un segundo matrimonio.

En Roma el matrimonio se extinguía por muerte de alguno de los cónyuges, por perder la capacidad y la pérdida de la affectio maritalis. La primera se refería a la Capitis Deminutio Maxima; por hacerse esclavo o fuera condenado a servidumbre, o cuando era hecho esclavo por el enemigo, o por incesto sobreviniente, cuando el suegro la adoptaba; y la segunda se refería a que podía ser cualquiera de los cónyuges, el que provocara la disolución del matrimonio por el divorcio.

Los emperadores cristianos procuraron evitar esta situación pero encontraron muy difícil dicha tarea; lo único que se logró fué establecer sanciones a aquellos que se divorciaren sin justa causa o dieran la causa para éste.

Producto del contacto que se tuvo con la civilización griega, perjudicó grandemente la organización familiar y la estabilidad del matrimonio, debido a que éstos poseían otras costumbres.

Durante el imperio de Augusto, se tomó la medida para que pudiera ser admisible el repudio, debía de realizarse ante siete testigos, como una forma de evitar su práctica; pero generó oposición entre los jurisconsultos de su tiempo, ya que no aceptaron que solo por el no cumplimiento de dicha formalidad se pretendiera mantener el matrimonio.

Teodosio y Valentiniano, en el año 449 por primera vez se establecieron causas precisas de repudio y sanciones patrimoniales, por repudiar sin causa o por incurrir en causa de repudio.

El emperador Justiniano amplió y modificó dichas disposiciones y estableció causas de repudio para uno y otro cónyuge y prohibió el divorcio por mutuo consentimiento; posteriormente Justino, restableció el divorcio por mutuo consentimiento sin sanción alguna.

La evolución del derecho romano, expresa el cambio que operó en cuanto al concepto antiguo del repudio, con respecto al concepto moderno de divorcio que tuvo su origen en Roma, inicialmente implicaba la disolución del matrimonio por voluntad de uno de los cónyuges (generalmente el marido, sin que participara la autoridad) y modernamente, como la disolución por mutuo consentimiento o por declaración de la autoridad, fundada en causa legítima.

Las formas de divorcio para los romanos eran cuatro:

1) Por mutuo consentimiento. En un inicio permitido, pero luego el emperador Justiniano lo prohíbe, y posteriormente lo restablece Justino.

2) Bona Gratia. Este no implicaba sanciones, se permitía por impotencia, o por dedicarse a la vida monacal o cautiverio.

3) Repudio o Divorcio unilateral. Se permitía sólo cuando existía justa causa e implicaba sanciones al culpable.

4) Repudio sin causa. Admitido, pero traía aparejada sanciones al que lo realizaba. Con la aparición del cristianismo, tuvo una gran influencia sobre el derecho matrimonial ya que prácticamente desapareció el divorcio, aunque siempre hubo lugares limitados del mundo que los siguieron practicando, en cuanto al concepto antiguo del repudio y del divorcio en Roma.

Las legislaciones modernas aceptan disolución del vínculo matrimonial, en vida de los cónyuges, pero sobre bases muy distintas y con intervención del órgano jurisdiccional.

Una situación que generó división en el cristianismo fué la admisión o el rechazo del divorcio vincular. Tuvieron que transcurrir quince siglos para que la Iglesia Católica, aportara una posición un poco estable sobre dicho tema, pero que también fué objeto de enconadas críticas por los teólogos.

Mientras que la Iglesia Oriental, admitió el divorcio vincular por adulterio; por otra parte la posición del Protestantismo, fué de negarle el carácter de sacramento al matrimonio; por lo que la iglesia no era la encargada de legislar sobre el divorcio.

La indisolubilidad del vínculo en vida de los esposos, surgió en el siglo XII, y los que la sustentaban eran Graciano (monje) y Pedro Lombardo (canonista) y simultáneamente se dió la teoría de la separación de cuerpos o (divorcio de los católicos), mediante el cual se hace cesar la vida en común, sin la posibilidad de contraer nuevas nupcias.

La tesis del concilio de Trento, triunfó su posición de considerar al matrimonio como sacramento y al haber sido celebrado entre católicos y consumado era indisoluble, mientras vivieran los esposos, aún mediando adulterio; por cualquiera de ellos; asimismo, se consagró la posibilidad de separación de cuerpos por sentencia de tribunales eclesiásticos.

No obstante, el gran triunfo de la Iglesia Católica, en cuanto a la doctrina de la indisolubilidad, del matrimonio, los reformadores continuaron manteniendo su posición de declarar falsa y negarle el carácter sacramental al matrimonio; ya que éstos consideraban que al existir violación y desprecio a los deberes que surgen del matrimonio, por lo que se justificaba la disolución del vínculo matrimonial, por los tribunales.

La posición de la Iglesia Anglicana, es la de rechazar el divorcio vincular. Mientras que las iglesias ortodoxas griega y rusa admitieron el divorcio por causas imputables a uno de los cónyuges, la primera lo acepta inclusive por enfermedades físicas y mentales incurables.

Durante la Revolución Francesa de 1789, y la Constitución de 1791, surgió la ley del 20 de septiembre de 1792, en la cual se admitía el divorcio con suma facilidad; no sólo por mutuo consentimiento, sino que también por incompatibilidad de humor, alegada por uno de ellos.

Ante tal situación el Código de Napoleón aceptó como causal de divorcio, la disolución del vínculo matrimonial por causas graves imputables a uno de los cónyuges y no consideraban el mutuo consentimiento como causal.

En 1816, se suprime el divorcio absoluto; como consecuencia de la restauración Borbónica, mientras que en 1884, se dió una Ley llamada "Naquet" (en honor a su autor), en la que se restablecía el divorcio absoluto por causas graves, pero no por el mutuo consentimiento.

Los códigos civiles modernos que contemplan el matrimonio como acto civil, admiten a la vez el divorcio absoluto, no así aquellos países en los cuales la iglesia católica ejerce una fuerte influencia. Existiendo dos posiciones diferentes, con respecto a los motivos que dan lugar al divorcio; una consideraba el divorcio como una sanción, que se le impone a uno de los cónyuges al incurrir en hechos que la ley considera suficientes para que se dé el divorcio; en tanto que la otra considera la institución del divorcio como un remedio.

El criterio que considera el divorcio como una sanción sostiene que el divorcio debe ser decretado necesariamente por autoridad judicial, basándose en la causal que haya incurrido uno de los cónyuges, mediando petición del otro.

En tanto, que el divorcio remedio, éste puede ser decretado a petición de uno de los cónyuges, en virtud de existir una causal legalmente prevista, a petición de ambos esposos por mutuo consentimiento, bastando en algunos casos la voluntad unilateral de uno de los cónyuges. De tal manera, que la combinación de la diferentes concepciones relacionadas con el divorcio varían de país a país.
1.4. LA RUPTURA DEL VINCULO MATRIMONIAL

Partiendo de que el divorcio es la ruptura del vínculo conyugal, en vida de ambos cónyuges, por lo tanto quiere decir que, el matrimonio que ha existido y que a la vez ha producido sus efectos, es disuelto para el futuro, por lo que le divorcio necesariamente tiene que ser de una naturaleza distinta a lo que se conoce como la nulidad del matrimonio.

En el divorcio los esposos se convierten, en principio en dos personas separadas, divorciadas el uno del otro, en donde cada quien es libre de rehacer su vida, mientras que en la nulidad del matrimonio, nunca han estado casadas.

Cuando se habla de la ruptura del vínculo matrimonial, no solamente se trata de una desunión completa de la vida en común, sino que se corre el riesgo de que las obligaciones de la familia se esfumen poco a poco, hasta quedar en el olvido, por la sencilla razón de que cada cónyuge, cuando decide divorciarse, es porque ya existe la posibilidad y el deseo de un nuevo matrimonio y las relaciones como pareja no son muy adecuadas a las de una familia en armonía fundando cada uno una familia diferente.

Es por esta razón que las obligaciones que se habían adquirido con anterioridad a la anterior familia, peligran en el sentido de que ya no se haga con la debida efectividad del caso.

En cuanto a las relaciones de los ex-cónyuges, estas son completamente escasas, en la mayoría de este tipo de situaciones, lo único que los puede interrelacionar, son los vínculos de familia, a través de los hijos que engendraron en común.

La mujer pierde el apellido de casada, en el caso de que lo haya tenido en uso, pues según las leyes, la mujer tiene la libre opción de usar sus apellidos de soltera o el del esposo.

Otro aspecto es que no esta domiciliada en la casa de su ex-marido, en este caso se deduce que queda en dilucidar quien se queda en la vivienda, dependiendo del régimen patrimonial que se hubiese adoptado, o podría ser que la vivienda fuese de alguno de ellos y se llegase a un mutuo acuerdo, en relación a quien se queda con los hijos y por ende con la vivienda.

Con respecto a los vínculos de afinidad, estos desaparecen, ya que ninguno de los ex-cónyuges esta obligado a convivir con la antigua familia, ni mucho menos a tener alguna obligación alimentaria con los ex-suegros o ex-cuñados, pues lo único que no desaparece es la relación de familia en cuanto a padres e hijos ó madre e hijos.

Finalmente, las obligaciones de fidelidad, socorro y asistencia entre esposos desaparece, aunque cabe la posibilidad de que por cuestiones morales y religiosas se guarden alguna de ellas, pero en caso contrario no, por la razón de que ninguno tiene que rendir cuentas a otro.

La única salvedad es en relación a la alimentación, ya que esta si es obligatoria y se puede relacionar con el socorro, debido a que esta prestación viene a auxiliar económicamente a las personas que lo necesitan, para la subsistencia de los hijos.
1.5. ENFOQUES DEL DIVORCIO EN

DIVERSOS PAÍSES.

1.5.1. PAÍSES GERMÁNICOS.

En éstos países en el año de 1900, con relación a la institución del divorcio, en el cual se reconoció como causas para romper el vínculo matrimonial: a) El adulterio, b) atentado contra la vida, c) el abandono malicioso, d) la perturbación del matrimonio por parte del culpable, producto del quebranto grave de los deberes matrimoniales, por conductas deshonesta e inmoral.

Además de estos casos de divorcio en el año de 1938, se dió una ley que amplió los casos para disolver el matrimonio, la cual presentaba tendencias racistas.

Otra forma de disolver el matrimonio era cuando éste fracasaba, o sea que se había extinguido la comunidad de vida de los cónyuges, y no podía haber reconciliación, presumiéndose que había fracasado el matrimonio cuando los cónyuges vivían separados por 3 años, aunque es una presunción que admitía prueba en contrario, pero en el caso que los cónyuges vivían separados durante un año y solicitaban su divorcio, y el demandado consentía en el mismo, es una presunción de derecho a través de la cual se dejaba sin efecto el divorcio, sanción que se fundaba en la culpa.

1.5.2. FRANCIA.

En este país, el tema del divorcio generó grandes polémicas, dando lugar a la emisión de la ley del 11 de Julio de 1975, que se basó en el proyecto del profesor JEAN CARBONIEE, quien tomó como fundamento de las mismas encuestas sociológicas, a través de las cuales se aceptaba el divorcio por mutuo consentimiento, conservándose el divorcio sanción y admitiendo únicamente de forma excepcional el divorcio por causas objetivas.

1.5.3. PAÍSES ANGLOSAJONES.

En Inglaterra en el año de 1975, el poder legislativo estatuto el divorcio que brindaba derechos a ambos cónyuges para solicitarlo, en el caso del hombre podría pedirlo por causa de adulterio y por el lado de la mujer podía solicitarlo siempre y cuando probara el incesto, la bigamia, la crueldad, o dos años de abandono, como también el rapto u ofensa por actos contra la naturaleza.

Posteriormente, la reforma protestante no condujo de manera inmediata a la admisión del divorcio vincular, al separarse de Roma, los tribunales eclesiásticos ingleses, pronunciaban sentencias de nulidad y de separación.

En el año de 1857, en Inglaterra se introdujo por primera vez el divorcio por sentencia judicial. Desde 1963 con el afán de objetiva las causas de divorcio, la jurisprudencia en Francia, contemplaba el sentido amplio el concepto "Cruelty" el cual permitía considerar como otras causas de divorcio el alcoholismo, el empleo de métodos anticonceptivos, y la esterilización; producto de las corrientes reformistas, de la institución del divorcio surgieron modificaciones tales como: a) el Divorce Reforom, b) el Matrimonial Proceeding en Property, y c) Matrimonial Causses.

La esencia de estas modificaciones legislativas básicamente era, que cambiaba el fundamento para el divorcio, ya que establecía como única causa el fracaso total del matrimonio, el que debía probarse de la siguiente manera: el adulterio del demandado y la situación en la cual el actor consideraba intolerable la vida en común, con el otro cónyuge.

En caso de alegar el abandono, como causal de divorcio y el demandado consintiera en el mismo, este tenía que probarse que había sido por lo menos por el período de dos años.

Si la separación de hecho de los cónyuges fuera superior a los cinco años al darse esta circunstancia se presumía el fracaso matrimonial.

En Estados Unidos el divorcio es una institución admitida con la única salvedad que los motivos varían de un estado a otro, son causas suficientes: el adulterio, la crueldad física o mental, los abusos del alcohol o estupefacientes, los delitos contra la naturaleza, la impotencia incurable, la enajenación mental incurable, condena por delitos graves y abandono.

En Canadá las provincias de New Foundland y Quebec, no estaba admitido el divorcio, mientras que en las otras donde predominaba el derecho inglés, tenía validez el divorcio por las causales de crueldad física o moral, violencia sexual y aquellas conductas contra la naturaleza. En la actualidad el divorcio se acepta en todo el país.

1.5.4. PAÍSES LATINOAMERICANOS.

En Chile, Paraguay, no se admite el divorcio con disolución del vínculo. Bolivia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, admiten el divorcio por culpa del otro cónyuge y lo puede solicitar el inocente, aunque con respecto a las causales varían.

En nuestro país, como es lógico también ha tomado un auge la institución del divorcio, con el correr del tiempo. El cual tiene como finalidad abandonar la unión conyugal, y procurar una vida nueva, cada quien por su lado, y puede iniciarse cuando uno de los cónyuges decide dar por terminada la relación matrimonial. Durante este período caen en crisis experimentando altos y bajos, que en muchas ocasiones generan depresiones y etapas bastantes impredecibles; generándose a través de este hecho trascendental para la vida familiar de los cónyuges, como lo es el divorcio que es el medio por el cual se rompe el vínculo jurídico que tenía integrado el núcleo familiar, viéndose afectados sus miembros de diferentes formas experimentando las personas emociones violentas, conductas de rabia, y rechazo para con la sociedad.

Además del impacto que les causa a los dependientes que se ven influenciados por las conductas de ambos cónyuges.

Debido a que después del divorcio, se suceden ciertas disposiciones interpersonales que afectaran indiscutiblemente la forma de vida de los miembros del grupo familiar.

En cuanto a la estructura familiar se desintegra, generalmente surgen arreglos interpersonales post-divorcio, entre los ex-cónyuges, los cuales son dañinos para los niños y adolescentes involucrados.

El sistema familiar post-divorcio, aparece confundido y estancado, ya que implica a la pareja nuevos y distintos desafíos, debiendo asumir los padres formas de conducta en las que actuaran de manera conjunta, que deben conservar después del divorcio aunque algunas se hará de forma individual ante esta nueva situación.

Ante el hecho del divorcio, es oportuno iniciar un proceso de refortalecimiento a las familias debilitadas con el objeto de rescatar la autoridad, responsabilidad, cooperación de los padres de familia post-divorcio, para garantizarle a los hijos su bienestar.

La familia post-divorcio, se encuentra con nuevas tareas, recelos y fracasos previos, y para resolver dicha situación es imperativo solucionar problemas concretos por lo que es indispensable negociar entre todos los miembros del grupo familiar.

Para aquellos que están involucrados sean tratados por profesionales así también por instituciones estatales, cuya función sea encaminada a orientar a los padres, con el propósito de evitar la fragmentación familiar y facilitar la cooperación y unidad de la familia.

La estructura familiar correcta debe incluir una negociación directa, por parte de los interesados; ya que sólo así se puede mantener la salud de sus miembros en el interior de la familia.

Dicha relación contribuiría a mantener entre padres e hijos post-divorcio el bienestar de los hijos y la del núcleo familiar, aún ya desintegrado. Y por otra parte, para obtener buenos resultados en este tipo de relación, por parte de los involucrados deben asumir actitudes de flexibilidad en lugar de rígideces.

Asimismo, equidad entre las partes ya que de eso depende que exista una negociación positiva aún a pesar de existir variables, debido a las cuales las partes muchas veces no están en igualdad de condiciones, por ejemplo: el nivel económico intelectual y social de cada uno; el respaldo con que cuenta, etc.

Las relaciones flexibles post-divorcio: son aquellas en las que existe un contacto frecuente entre los miembros de una familia.

En tanto que las rígidas son en las que existen conductas que han erigido fronteras en las cuales hay una resistencia al cambio y dificultades para compartir y cooperar.

Los hijos de los divorciados experimentan inestabilidad emocional debido a que existe una incertidumbre sobre su familia. Estos desean que sus padres se olviden de discutir y ellos lograr tener acceso a ambos padres en una situación de lealtad, y además dentro de su ser existe aquella incógnita de quien cuidará de ellos, y que se les deje de estar utilizando como intermediarios de un conflicto entre adultos.

Por otro lado, a los hijos se les presenta una disyuntiva debiendo elegir entre su padre y su madre; y cualquiera de los cónyuges los persuade a espiar, mentir y son usados como confidentes; todas esta actitudes desleales conlleva a los hijos a sufrir trastornos psicológicos serios y tener que afrontar decisiones que por el momento no están en capacidad de tomar.

Pero en nuestra sociedad salvadoreña son muy pocas las personas que valorán estos costo emocionales que deben afrontar los hijos; dándose el divorcio en gran escala y por ende la irresponsabilidad para con los hijos, lo que trae como consecuencia el tener que enfrentar situaciones de conductas diversas tales como: recriminaciones, culpas, conflictos interminables y revanchismos.
CAPITULO II

DERECHO DE ALIMENTO COMO CONSECUENCIA

DEL DIVORCIO

2.1. DEFINICIÓN DEL DERECHO DE ALIMENTO.

El Derecho de alimento en sentido lato, implica una prestación de alimentos que puede ser en dinero o en especie, y este es una consecuencia directa del parentesco, siendo así, una persona esta facultada para reclamar a otra los medios de subsistencia propios y del respectivo núcleo familiar; este puede volverse efectivo de dos formas: voluntarias y forzosa, la segunda es producto de la Ley o por resolución judicial.

Además es preciso hacer notar que el término alimentos en la actualidad se ha ampliado ya que las legislaciones lo conciben ya no solamente en la forma tradicional, que estaba referido únicamente al sustento diario, sino como aquel que lleva imbíbito el vestido, habitación, y si se refiere a menores, la enseñanza de una profesión u oficio.

En este sentido, el derecho de alimentos tiene su fundamento en la equidad, en el derecho natural, y los legisladores lo que han hecho es únicamente reconocer un derecho más fuerte que la ley y brindarle mayor relevancia.

Por otro lado, autores como Joaquín Escriche, consideran que los alimentos son: "Las asistencias que se dan a alguna persona para su manutención y subsistencia, esto es, para comida, bebida, vestido, habitación y recuperación de la salud". 6

6.- ESCRICHE, Joaquín. "Diccionario Razonado de Legislación y Jurisprudencia. "Tomo I, Editorial Temis Limitada, Colombia 1977, pág. 270.

Mientras que para el tratadista Alberto Brenes Córdova, quién manifiesta que: "La palabra alimentos tiene en este caso un significado más extenso que el de sustancias o comestibles, que ordinariamente asume, pues implica además lo necesario para el sustento del cuerpo, el vestido, la habitación y los medios para recuperar la salud. Alimentos son, en consecuencia las asistencias que se dan a alguna persona para su mantenimiento. Además cuando aquella a quién debe de favorecerse sea un menor de edad, en los alimentos entran también el suministro de los recursos que se necesita para su instrucción elemental y el aprendizaje de un arte u oficio". 7

Y la jurista mexicana Sara Montero Duhalt, sostiene que: "Los alimentos comprenden la comida, el vestido, la habitación y la asistencia en casos de enfermedad. Respecto de los menores los alimentos incluyen, además los gastos necesarios, para proporcionarles algún oficio, arte o profesión honestos y adecuados a su sexo y circunstancias personales. 8

Producto de las consideraciones anteriores de juristas connotados y versados sobre la materia, es que podemos afirmar que los alimentos deben de ser protegidos por el Estado, tanto como derechos individuales, como sociales ya que brindándoles dicha protección se está directamente tutelando el derecho a la vida como el principal derecho del hombre.

7.- BRENES CORDOVA, Alberto. Tratado de las Personas. Costa Rica, Editorial Costa Rica, 1984. pág. 235.
8.- MONTERO DUHALT, Sara, "Derecho de Familia", México, Editorial Porrúa. S.A. 1984. Pág. 2.

Según César Belluscio, Tratadista de Derecho de Familia, Argentino, "Se entiende por alimentos el conjunto de medios materiales necesarios para la existencia física de las personas y en ciertos casos para la instrucción y la educación". 9

El autor Néstor Antonio Sierra Rincón define: "Los alimentos sean congruos o necesarios no solo comprenden lo que hace referencia al sustento, sino que además a la educación, vestuario, salud, etc". 10

El Colombia Marco Gerardo Monroy Cabra, nos dice que el término alimentos tiene una acepción más amplia que en la terminología usual no solo comprende el sustento diario, sino también los vestidos, la habitación y respecto a los menores de edad la enseñanza de una profesión u oficio. 11

Y podemos deducir también que estos autores definen al Derecho de Alimento como un recurso necesario para la subsistencia de una persona y para el mantenimiento del mismo, y cuyo fundamento se encuentra en la necesidad de percibirlos.

9.- BELLUSCIO, Augusto César, "Manual de Derecho de Familia", Tomo II, 5a. Edición, Ediciones DEPALMA, Buenos Aires 1993. pág. 407.
10.- SIERRA RINCÓN, Néstor Antonio." Alimento ante los Jueces de Familia y Promiscuos Municipales". 2a. Edición. Librería, Doctrina y LEY, 1993. Pág. 13.
11.- MONROY CABRA, Marco Gerardo. "Derecho de Familia y de Menores", Tercera Edición, Librería Judicial Wilches, Bogotá, Colombia 1993, pág. 126.

Además no solo el de alimentarse, sino también el de educarse si es un menor de edad, contar con una vivienda para que viva dignamente y otro importante es el de la salud, estos son derechos que como todo ser humano le son necesarios para su subsistencia y que pueda contar con un nivel de vida digna y decorosa.
2.2. IMPORTANCIA DEL DERECHO DE ALIMENTO

Toda sociedad que pretenda desarrollarse y progresar a niveles superiores de vida de sus ciudadanos, debe en cuenta la alimentación de éstos, ya que los pueblos mal nutridos no generan productividad, sino que son presa fácil de las enfermedades, razón por la cual le sería al Estado muy onerso el no ponerle cuidado a ésta situación, ya que los centros asistenciales y hospitales públicos se verían atestados de gente enferma, que demanda dichos servicios de ahí que es imperativo la participación más activa de este.

Por tanto la satisfacción más elementales del ser humano, como lo es la alimentación, es indispensable para conservar la vida laborar y existir en condiciones normales y equilibradas para desarrollarse plenamente.

La sociedad salvadoreña por ser una economía subdesarrollada, tenemos que la mayoría de las familias no cuentan con lo necesario para tener una subsistencia decorosa y además por contar con escasos recursos económicos, nos da como resultado altos índices de desnutrición en la población en general, pero la incidencia se ve más acentuada en los niños que son los más vulnerables dentro de los hogares y cuya manifestación es el gran índice de morbilidad y mortalidad infantil. Por tal motivo es que la esperanza de vida de los menores es muy corta.

Es por ese motivo que se establece la imperante necesidad de contar con una buena alimentación, para lograr un desarrollo integral, pero asimismo se vuelve indispensable disponer de una vivienda que le permita a las personas protegerse de las inclemencias del tiempo; y la educación que le permita enfrentarse a los desafíos de la vida.

Además es muy significativo para la vida del ser humano, que este pueda gozar de la recreación a que tiene derecho para lograr este pueda gozar de la recreación a que tiene derecho para lograr la satisfacción plena, material y espiritual. Como también al hombre le es necesario protegerse de las enfermedades, pero para realizar esto debe adoptar ciertos hábitos higiénicos, que lo mantengan alejado de estas; pero al ser atacado por las enfermedades, éste debe de contar con los recursos económicos para adquirir las medicinas que le restauren su salud, para gozar de un mejor nivel de vida; por que de no hacerlo le podría conducir a la muerte.

Cabe mencionar otra gran importancia del Derecho de Alimento que es dentro del campo en donde se garantizan los derechos de los beneficiarios de esta prestación, puesto que el Estado ha establecido normas e instituciones que velan por la protección del que los solicita y que estas sean cumplidas por el obligado, por medio de las instituciones correspondientes como es la Procuraduria General de la República y los Tribunales de Familia.
2.3. DOCTRINAS QUE FUNDAMENTAN EL DERECHO DE ALIMENTO

Se fundamenta en las prestaciones que permiten satisfacer las educación a que tienen derecho ciertas personas, por tener vínculos jurídicos establecidos por la ley.

Generalmente la obligación de prestar alimentos puede provenir del parentesco, filiación y adopción, que son las causas efectivas para ser sujeto obligado por la ley a satisfacer las necesidades básicas del grupo familiar.

Otro fundamento para la prestación de alimentos la encontramos en el derecho romano en cuyos textos legales presentan esta obligación ex-affectu pietate caritate sanguinis, como también las leyes de Partidas, establecían los alimentos como una obligación que tenía su asidero en el derecho natural y la piedad.

Asimismo, existen alimentos debidos, fuera de la ley, ya que la prestación de alimentos puede proceder de una donación entre vivos y otro acto contractual; o de asignación testamentaria.

Doctrinariamente, se ha aceptado dos principios referentes a los alimentos: a) La obligación alimentaria es una obligación exlege; y b) Reciprocidad de la obligación alimentaria.

Por otro lado, el Código Alemán, estatuye en el art. 1610 que los alimentos comprenden todas las necesidades de ser educada, abarcan también gastos de enseñanza y preparación para una profesión u oficio.12

Para tratadistas como Luis Claro Solar, "La fuente de la obligación legal reside en la solidadridad de la familia", 13 todas aquellas muestras de afecto y ayuda mutua que son fundamentales para vivir en armonía y en paz.

Otro estudiosos del derecho, consideran que la obligación alimenticia surge de relaciones de paternidad y de filiación, pero no aceptan que provengan de las relaciones familiares en general. Por lo que estos sostienen que los alimentos sólo deben estar circunscritos a los ascendientes y descendientes o afines, por tanto descartan a los colaterales o hermanos.

12.- MONROY CABRA, Marco Gerardo, "Derecho de Familia y de Menores", Tercera edición, Santa Fe de Bogotá --- Colombia, 1993. pág. 134.
13.- MONROY CABRA, Marco Gerardo, "Derecho de Familia y de Menores. Tercera edición, Santa Fe de Bogotá ---- Colombia, 1993. pág. 134.

Es en ese sentido que el hecho de la paternidad genera consecuencias jurídicas que adquieren su forma concreta en los derechos y deberes de los padres; por lo que es a ellos que les corresponden la obligación alimentaria de sus hijos. De tal manera que el que ha engendrado, debe de proveer, los medios económicos necesarios para la existencia de su hijo y de esa misma forma el hijo debe de asistir a sus padres cuando estos por consecuencias supervivientes, ya sea enfermedad, vejez o invalidez, etc., no pueden valerse por si mismos y obtener su propio sustento, en virtud del derecho de reciprocidad.

Pero lo anterior no lo debemos considerar como una especie de devolución a lo ya recibido, sino como consecuencia de la solidaridad, que es menester que haya entre los miembros del grupo familiar.

Por lo tanto, la solidaridad familiar debe ser tal que cuando un pariente se encuentre en situación de que necesite auxilio, los miembros de la familia deben con prontitud prestarle la ayuda correspondiente.

Es por tal razón, que a la familia le pertenece de manera exclusiva, tratar de solventar las dificultades de toda índole, por la que esté atravesando alguno de sus miembros; pero si en esta no hay relaciones estrechas entre sus miembros la solidaridad jamás encontrará cabida. Por lo que el Estado debe inmediatamente intervenir ya sea de manera directa o indirecta, para auxiliar al necesitado.

Por tanto, los alimentos por ser de gran trascendencia han sido reconocidos e incorporados dentro de los principios básicos, que al hombre le son necesarios para desarrollarse, por todas las naciones del mundo.

De tal manera que al Estado, le corresponde no solo reconocer el derecho de alimentos sino que le es necesario crear la legislación pertinente y garantizar una prestación alimenticia adecuada; y velar porque se haga efectiva y de manera ágil, por aquellas personas que están obligadas por la ley a proporcionarla.
2.4. NATURALEZA JURÍDICA DEL ALIMENTO

Explicar desde el punto de vista de la dogmática jurídica el significado de las instituciones propias del derecho es una tarea bastante difícil de realizar y saber lo que es realmente la cuota alimenticia.

Es por ello que tratamos de esbozar lo que es la naturaleza jurídica del alimento, este tiene como antecedente la institución del divorcio y otras veces proviene de relaciones temporales entre un hombre y una mujer, que muchas veces queda en situación de abandono y con hijo en su vientre.

Al referirnos al divorcio como el medio legal para ponerle fin al matrimonio, como unión legalmente reconocida por el Estado, y que debe tener su asidero en causas expresamente determinadas por la Ley; y se le considera como un mal necesario, porque le pone fin a un conflicto familiar en el cual ya no es posible reconciliarse, producto de que el vínculo afectivo a desaparecido en dicha unión.

En el caso de los hijos concebidos en relaciones temporales, o de uniones de hecho, también tienen el mismo derecho a la cuota alimenticia; es por ello que el Estado como ente soberano debe de velar por estos menores, para evitar que queden desprotegidos por su padre y procurarle el bienestar y su seguridad.

Por tal razón el Estado ha creado leyes e instituciones que regulen y establezcan los principios necesarios para que se cumplan por medio de estas, las cuales determinaran la cuota alimenticia de acuerdo a la capacidad económica del alimentante y a las necesidades del alimentario.

Muchas veces los alimentarios minusválidos y las personas de la tercera edad son abandonados por sus propios familiares a su suerte. De ahí que es importante que exista un marco normativo que los proteja de este tipo de conductas y que se les brinde la atención que ellos merecen.
2.5. OBJETO DE LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA

La alimentación en términos genéricos implica todo aquello necesario para subsistir en la vida. (se refiere al alojamiento, comida, vestuario) por lo que podemos afirmar que el objeto de la obligación alimentaria tiene por finalidad lograr el fiel cumplimiento a dicha prestación alimenticia, y que puede ser en dinero o en especie de acuerdo a como se haya establecido por la institución correspondiente.

Además se pretende garantizar el derecho que tiene todo alimentario, como también el de salvaguardar los intereses del alimentante en la medida de sus capacidades económicas, pues es responsabilidad del Estado velar por la defensa y protección de la familia y que se le de fiel cumplimiento mediante la creación de leyes e instituciones que controlen para que verdaderamente se le de cumplimiento a las cuotas alimenticias que pueden consistir en dinero o en especie de acuerdo a como se haya pactado entre las partes en conflicto y con el aval de la autoridad correspondiente.
2.6. LA PRINCIPAL CONDICIÓN EN LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA.

La existencia de una estrecha relación de familia como puede ser: el matrimonio, el parentesco, por consanguinidad o por afinidad. Es importante hacer notar que en cuanto a las relaciones matrimoniales, en la actualidad están en una situación de decadencia por lo que las parejas ya no tienen el deseo ferviente de tener una relación perdurable sino que con sum facilidad se desintegran dichos vínculos matrimoniales, y se opta por el divorcio, del cual como consecuencia directa al haber hijos y no contar con los recursos económicos necesarios para sufragar su alimentación surge la prestación de alimentos, para el que los necesite, y es el padre el que debe aportar los medios económicos para la subsistencia del grupo familiar.

2.6.1. POR PARENTESCO

Este puede darse en el caso de una pareja de divorciados, en donde después de la separación conyugal la mujer queda desprotegida y si fuera el caso de accidentes que le dejaran daños físicos puede haber imposibilidad física para valerse por si misma. En esta situación el Estado es la entidad encargada de velar porque se le proteja su derecho a subsistir en condiciones estables, por lo que el Estado debe de contar con la institución idónea para garantizarle la prestación de la cuota alimenticia a su ex-esposa por el hecho de ser una persona incapaz de desempeñar un trabajo y procurarse su sustento.

2.6.2. POR CONSANGUINIDAD.

Este se da cuando los hijos son menores de edad, y también cuando estos sean inválidos por nacimiento o en personas de la tercera edad como en el caso de los padres.

Aquí el Estado debe asumir un rol muy importante en cuanto a la defensa y protección de la familia y asimismo velar que las instituciones destinadas para tal efecto cumplan con su misión y se les brinde a las personas que lo necesiten la prestación alimenticia, de tal forma que se obligue a los progenitores cuando estos fueren menores de edad; pero si por el contrario los solicitantes fueren los padres serán los hijos los obligados a prestar dicha prestación.

2.6.3. POR AFINIDAD.

Este podríamos esbozarlo en el caso de los menores adoptados, que al mediar ruptura del vínculo matrimonial, estos quedan generalmente con la madre adoptante ya que tienen el mismo derecho que los hijos concebidos en el matrimonio, ya que desde el momento que son adoptados es obligación de los padres adoptantes proporcionarles todo aquello que es básico para su subsistencia como lo es la alimentación, vestuario, vivienda etc.
2.7. PARTES PROCESALES EN EL DERECHO DE ALIMENTO

2.7.1. QUIENES PUEDEN DEMANDAR ALIMENTOS.

a) LOS REPRESENTANTES LEGALES DEL MENOR.

Son todas aquellas personas que tienen el imperativo de velar por los intereses de aquellos incapaces de valerse por si mismos, como también que se pueden obligar para con nosotros.

b) LA PERSONA QUE TENGA BAJO SU CUIDADO AL MENOR.

Es aquella persona distinta de los padres del menor que esta con la responsabilidad de brindar al menor su protección y manutención para que este se desarrolle normalmente.

c) EL DEFENSOR DE FAMILIA.

Esta persona es la que esta facultada por la ley a velar por los intereses de los menores, cuando a estos les sean violados sus derechos por parte de sus padres, es un técnico del derecho.

d) EL JUEZ DE FAMILIA.

Es la persona investida de jurisdicción para conocer y dirimir conflictos familiares, cuando las partes crean que se les han violentado sus derechos o en caso de incumplimiento grave de los deberes de asistencia.

e) EL DEMANDADO.

Es la persona sobre la cual recae la atribución de una conducta negativa que constituye delito por falta de cumplimiento a sus deberes dentro del seno familiar, para con quienes tiene la obligación de brindarla.
2.8. CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO DE ALIMENTO

Estas tienen su fundamento en la relaciones familiares que mantienen los hogares después del rompimiento del vínculo jurídico familiar. Y entre ellas podemos mencionar:

a) Exigibilidad
b) Proporcionalidad
c) Inalienable e irrenunciable
d) Prescriptible
e) Inembargable
f) Recíproca
g) Modificable
h) Incompensable

2.8.1. EXIGIBILIDAD:

Por ser los alimentos necesarios para la vida del alimentario, son indispensables para su subsistencia y desarrollo y como consecuencia de tener lazos estrechos de un vínculo familiar puede exigirlo del alimentante desde el momento que este ha sido demandado.

2.8.2. PROPORCIONAL:

Se dice que es proporcional la cuota alimenticia porque tiene que estar acorde a la necesidad económica del alimentario, ósea que debe cubrir sus necesidades básicas como también debe sustentarse en la realidad económica del alimentante, que tiene relación con su capacidad económica, por lo que el Juez debe de determinar una cuota proporcional que favorezca al primero y no dañe económicamente al segundo.

2.8.3. INALIENABLE E IRRENUNCIABLE:

No se puede renunciar al derecho de solicitar alimentos por el interés superior del menor que no es concebible que una persona deje de ser sustentada por quien tiene la obligación de hacerlo. Por lo que el Estado debe ser el garante de que se cumpla con la asistencia económica dictando aquellos cuerpos normativos que tiendan a proteger dicho derecho, en favor de los menores.

2.8.4. PRESCRIPTIBLE:

El derecho de alimento es prescriptible por el término de dos años como lo establece el artículo 261 del Código de Familia, o sea que puede prescribir desde el momento en que fueron dejados de cobrarse. Asimismo, cuando el alimentante se encuentre fuera del país.

2.8.5. INEMBARGABLE:

El fin que se persigue es mantener la protección y proporcionar los medios económicos necesarios para satisfacer las prioridades del alimentario como del alimentante y por razón expresa de la ley, la cuota alimenticia es inembargable art. 262 del Código de Familia.

2.8.7. MODIFICABLES:

Esta tiene su fundamento en que la cuota puede ser modificada debido a que en la actualidad ya no le alcanza para cubrir las necesidades básicas al alimentario, por lo que ésta en su derecho de exigir se le incremente la cuota alimenticia, de parte de la persona obligada.

Además puede ser producto de que las condiciones económicas del alimentante se mejoraron, como lo establece el art. 259. Código de Familia.

2.8.8. INCOMPENSABLE:

La compensación es una forma de extinguir las obligaciones y que se da cuando dos personas reúnen la calidad de deudor y acreedor recíprocos. En este tipo de situación el único que sale perjudicado es el alimentario, ya que no recibe lo que le corresponde en concepto de cuota alimenticia, de parte del obligado por la ley a concederlos.
CAPITULO III

SISTEMA NORMATIVO SALVADOREÑO

SOBRE LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE ALIMENTO.

3.1. NORMAS CONSTITUCIONALES Y LEYES SEGUNDARIAS

QUE REGULAN EL DERECHO DE ALIMENTO

Partiendo de que la Constitución en su Art. 2 Inc. 1o. regula el derecho a la vida que toda persona posee, como derecho natural e inherente a su calidad de ser humano y más adelante en su Art. 32 Inc. 1o. regula la institución de la familia, que es la base fundamental de la sociedad y por lo tanto debe contar con la protección del Estado, para garantizar el respeto de todos y cada uno de los derechos de los individuos que forman parte de la familia y por ende de la sociedad razón por la cual por mandato constitucional el Estado, debe crear la legislación pertinente, los organismos necesarios y adecuados para darle mayor asistencia al individuo como sujeto de derechos sociales, económicos, y culturales, y por ende procurar que el individuo se desarrolle integralmente, para lograr de esa manera el progreso de toda la sociedad.

Por tal razón aunque parezca platónico, debe procurarse al individuo de un grupo familiar, se encuentre o no legalmente constituido, los medios necesarios para la subsistencia, es decir, satisfacerle la imperante necesidad de alimento para conservar la vida, y no solo esto sino otros aspectos que comprenden el Derecho de Alimento, como el de asistencia, educación, protección, etc. regulado en el Art. 35 inc. 1o. Por considerar que todo menor para alcanzar su desarrollo integral debe de vivir en condiciones familiares y ambientales adecuadas.

Al reconocer el Estado el derecho a la vida, como derecho fundamental, del ser humano, regula en el capítulo II de nuestra Constitución los derechos sociales, y como sección primera el tema de la Familia la cual constituye la base fundamental de la Sociedad en general; que descansa en la igualdad jurídica de los cónyuges, estableciendo a la vez equitativamente entre ambos, derechos y deberes recíprocos, sin dejar de lado las relaciones familiares resultantes de la unión estable entre el hombre y la mujer .

Nuestra ley primaria señala de manera escueta las regulaciones de aquellos derechos que se generan al constituirse la familia como núcleo fundamental de la sociedad, señalando en el artículo 33 de la misma que "Regulará" 14

Sin dejar claro a que ley se esta refiriendo el constituyente, por lo que consideramos que al regular de manera general algunos aspectos básicos, que surgen con la creación de la Familia se esta dejando de lado el principal sector de donde se debiera partir para la construcción de una sociedad verdaderamente democrática, encaminada a mejorar las condiciones de abandono en que se encuentra muchas criaturas por el constante rompimiento de vínculos matrimoniales o el hecho simplemente de abandonar a sus hijos, exista o no un vínculo matrimonial.

14.- Órgano Judicial, Constitución de la República Editorial Jurídica Salvadoreña 1983. pág. 7.

De tal manera, que si bien es cierto hace alusión tanto a la unión legítima como a la unión de hecho entre dos personas de sexo opuesto, no señala de forma expresa absolutamente nada con relación al derecho de alimento, sino que en todas las disposiciones referentes a la familia únicamente se encuentra implícito el derecho en referencia, a pesar de que este emana tanto del establecimiento de un vínculo matrimonial, como de una relación familiar de hecho, aunque en ambas situaciones por naturaleza están obligados los padres a brindar a sus hijos protección, asistencia, educación y seguridad. Anta la irresponsabilidad de los progenitores en la mayoría de los casos el hombre, los cuales generalmente con la ruptura del núcleo familiar se olvidan de los hijos y no les proporcionan ni siquiera los alimentos necesarios que les permitan subsistir, y por ende no les brindan educación, asistencia, protección y seguridad que todo menor necesita; conducta que no viene de ahora sino que data de muchas décadas anteriores y que cada día crece indiscriminadamente, ante la falta de mecanismos e Instituciones que controlen y hagan efectiva la obligación de los padres de brindar alimentos a sus hijos, y no solo a ellos sino en su caso al cónyuge, esto en el caso de que hubiera existido vínculo matrimonial y en su defecto también deberá hacerse cumplir con dicha obligación a aquellas personas que no establecen un vínculo matrimonial por considerar que no es necesario para la convivencia familiar, pero que por alguna razón termina con dicha relación a los cuales se le ha dejado tranquilamente sin imponerles una sanción, dejando tras ello hijos menores que no pueden valerse por ellos mismos y ante tal situación la madre tiene que dedicarse a ganar el sustento diario para sus hijos sin que exista una persona mayor que los cuide y los controle en su conducta durante todo el día, quienes como lógica consecuencia al estar en abandono empiezan a descarriarse no asistiendo a la escuela, dedicándose a la vagancia y finalmente integrándose a maras por lo que se vuelven resentidos sociales y pierden el amor a sus padres y a cualquier otra persona.

En tanto nuestra sociedad sufre el impacto ocasionado por la irresponsabilidad, tanto de los sujetos integrantes del grupo familiar como de las instituciones que por ley les corresponde proteger a los mismos nuestros futuros ciudadanos están perdiéndose en todo tipo de vicios sin que la población este preparada para enfrentar tal situación, ya que la Constitución Salvadoreña de manera superficial sienta las bases que coadyuvan a combatir dicha problemática, pero sin profundizar lo suficiente en ella como para erradicar el problema de raíz o por lo menos minimizarlo en un buen porcentaje.

3.1.1. - CÓDIGO DE FAMILIA.

El Código de Familia obedece al mandato constitucional de crear la legislación necesaria para la protección de la familia como base fundamental de la sociedad, desarrollando en el Libro IV TITULO PRIMERO CAPITULO ÚNICO lo pertinente a los alimentos, derecho fundamental del individuo como parte integrante del núcleo familiar derivado del parentesco, de la filiación y la adopción. Estableciendo claramente que debemos entender por alimento, de tal manera que el Art. 247 que se refiere al tema que nos interesa literalmente dice: "son alimentos las prestaciones que permiten satisfacer las necesidades de sustento, habitación, vestido, conservación de la salud y educación del alimentario" 15

Esta ley también estipula los sujetos a quienes por ley se le debe alimentos, y que en la práctica pueden dar lugar a diferentes casos de exigencia de alimento por diversas causas tales como: el rompimiento del vínculo matrimonial en cuyo caso el derecho de exigir alimentos le asiste a la cónyuge y a los hijos, siempre y cuando la primera no haya sido declarada culpable en sentencia de divorcio; el caso de exigencia de alimento por parte de los ascendientes en segundo grado de afinidad con relación al alimentante, otro caso que la ley señala expresamente es el de

15.- Ministerio de Justicia, Código de Familia, Edición Ultimo Decenio, 1993, Pág. 109.

exigencia de alimento por parte de los descendientes hasta el cuarto grado de consanguinidad con relación al alimentante; y en última instancia los hermanos de la persona que se considera obligada a brindar alimentos, de los cuales en la práctica cotidiana únicamente tiene real aplicación la petición de alimentos por parte de la madre en representación de los hijos y en segundo lugar y con menor porcentaje la petición de alimentos por parte de la cónyuge.

Esta obligación de dar alimentos es de carácter netamente familiar, pues tiene como base los vínculos existentes entre las personas que conforman el núcleo familiar y al ser exigida dicha obligación la forma de pago se realiza mediante cuotas que son establecidas en sentencias de divorcios en su caso.

El Art. 107 del Código de Familia, también regula la pensión alimenticia especial y se refiere a las personas discapacitadas que no pueden trabajar, las personas declaradas judicialmente incapaces, por medio de la sentencia de divorcio, la pensión alimenticia será establecida en base a las posibilidades económicas del obligado, por el juez competente o por el jefe de relaciones familiares de la Procuraduría General de la República en su caso, o por el consenso de ambos cónyuges celebrado previamente ante notario en acta notarial respectivo.

3.1.2. LEY PROCESAL DE FAMILIA

Esta ley tiene como objeto establecer la normativa procesal para hacer efectivos los derechos y deberes regulados en el Código de Familia, uno de los cuales y que en esta oportunidad nos interesa por ser nuestro objeto de estudio es el derecho de alimento, sin dejar fuera otras leyes que contienen disposiciones sobre el derecho de alimento.

El proceso de familia, tiene por finalidad dirimir los conflictos surgidos de las relaciones de familia siendo de esta manera que establece el Capítulo IV Sección tercera acápite Relaciones Personales y Matrimoniales, las disposiciones 129 y 130 en las cuales un juez conoce un caso de demanda por incumplimiento del deber de respeto entre los cónyuges, posee la facultad de decretar medidas cautelares de protección en beneficio de la familia que se está viendo afectada, entre las cuales encontramos la obligación alimentaria y la determinación de la cuantía de la misma.

Asimismo en el Art. 139 contempla el proceso de alimento estableciendo para el mismo las reglas indispensables a cumplirse en el referido proceso, para el caso el juez tiene la facultad de ordenar el pago de alimentos provisionales desde la admisión de la demanda cuando considere que existe razones suficientes para ello también debe ordenar de oficio la práctica de las pruebas necesarias para establecer la capacidad de solicitar alimentos del demandante si las partes no las hubiesen aportado.

Estas disposiciones son de mucha importancia, pues en ella se están garantizando jurídicamente la finalidad de proteger a los miembros de la familia y con ello el derecho de alimento que se constituye en el principal de los derechos derivados del patrimonio de la familia, enfocando la realidad social en que vive nuestro país, en donde cada día va en aumento la desintegración de familias en la que los perjudicados en la mayoría de los casos por no decir en todos, son los menores de edad producto de uniones matrimoniales o de uniones de hecho, y de relaciones pasajeras entre un hombre y una mujer que al final queda abandonada y con la responsabilidad de crear y educar a un hijo que esta en camino, este proceso de familia viene a hacer ejecutar, es decir que se hagan efectivas las leyes y normas que han sido creadas para garantía del derecho de alimento.

3.1.3. CÓDIGO DE TRABAJO.

Al igual que las leyes antes mencionadas también el Código de Trabajo se encuentra relacionado en la situación jurídica del derecho de alimento en cuanto al establecimiento del porcentaje de la cuota a descontar del salario devengado por el alimentante y aunque no de una manera expresa, pero si de forma tácita en lo relativo al salario pues esta es la única fuente de ingresos económicos con que cuenta un trabajador para la manutención y satisfacción de las necesidades prioritarias tanto personales como las de su grupo familiar tomando en cuenta que principalmente es la clase asalariada la que se ve mayormente afectada por demandas de alimento ya que es por medio del salario es que se hacen efectivos los descuentos para compensar alimentos solicitados por el demandante.

En el Art. 132 le concede un valor prioritario a las cuotas alimenticias puesto que establece que el salario no se puede compensar, y podrá retenerse hasta un 20% para cubrir en conjunto obligaciones alimenticias, cuotas sindicales, cotizaciones al seguro social e impuestos. Esto implica que cuando un trabajador tenga que cumplir una obligación por medio de su salario, el descuento que se le aplique no puede ser mayor del 20%, que es el porcentaje señalado por la ley.

Por otra parte el Art. 133 establece que son inembargables los primeros cien colones del cómputo mensual de cualquier salario, estableciendo así una escala de la cantidad embargable constituyendo ambas disposiciones la base legal para que al llegar a la sentencia condenando al trabajador a brindar la cuota que señalará tomando en cuenta las condiciones económicas del alimentante, y le sea decontada dicha pensión alimenticia, haciéndose efectiva mensualmente en forma anticipada y sucesiva por el pagador a cuyo cargo se encuentra la responsabilidad de efectuar los pagos. Asimismo el juez atendiendo a las circunstancias podrá señalar cuotas por períodos más cortos de la misma manera puede autorizar el pago de la cuota alimenticia en especie o con cualquier otra forma de pago, siempre y cuando existan motivos que justifiquen jurídicamente la obligación.

3.1.4. CÓDIGO PENAL.

El Código Penal constituye una forma coercitiva de hacer efectiva las cuotas alimenticias y cumplidas, ya que regula en el Capítulo III, los delitos contra la asistencia familiar, en el acápite denominado "Incumplimiento de los deberse de asistencia económica" de tal manera que en el artículo 275 impone la sanción de quince a cincuenta días multas, por incumplimiento a la prestación de los medios indispensables de subsistencia a que está obligado; sanción establecida para el padre, el adoptante, el tutor o curador de un menor.

También se encuentra regulado el caso cuando el obligado a brindar alimentos, con el fin de evadir el cumplimiento de la obligación alimenticia traspase sus bienes a favor de otra persona, o se valiere de cualquier medio fraudulento para que no le puedan hacer efectiva el pago de la cuota alimenticia, la sanción que la ley establece puede aumentarse hasta la tercera parte del máximo señalado por la ley. Asimismo establece la sanción de quince a noventa días multa, para el varón que siendo el concubino de una mujer embarazada la deje y abandone económicamente, siempre que el concubinato fuere notorio y la mujer careciera de sus propios medios para subsistir.

Este artículo en su inciso primero se refiere a las personas que pueden incurrir en delito a pesar de mediar sentencia civil definitiva ejecutoriada, que los obliga judicialmente.

Las disposiciones antes señaladas son la base para actuar judicialmente, las cuales no tienen mucha aplicación práctica en la realidad, porque las instituciones encargadas de la tramitación de éstos juicios es muy lenta lo que da lugar a que las cuotas alimenticias no se obtengan al menor tiempo posible.
3.2. REGULACIÓN INTERNACIONAL SOBRE EL DERECHO DE ALIMENTO.

Nuestra Constitución actual entró en vigencia en el año de 1983, y otorga jerarquía a los tratados internacionales sobre legislación interna que El Salvador suscriba y ratifique, ya que en su artículo 144 denominado "Tratado", establece que los tratados internacionales que hayan sido celebrados y ratificados por nuestro país constituyen Ley de la República, conforme a las disposiciones del tratado suscrito y de la misma Constitución.

En nuestro caso especial el derecho interno no puede modificar lo acordado en un tratado que se encuentre vigente para El Salvador. Asimismo deja claro que en caso de que exista conflicto entre el tratado y la ley prevalecerá el tratado. En la actualidad, el derecho internacional se encuentra diseminado, a nivel mundial y específicamente en América Latina, habiéndose suscrito en dichos países, diversos tipos de Tratados en múltiples áreas, por ejemplo Tratados sobre los derechos de la familia, del medio ambiente Tratados sobre los derechos humanos, Convenciones sobre los derechos del niño, etc. cada uno de ellos con el objetivo de brindarle una mayor protección a los derechos humanos fundamentales del individuo, cuyo derecho fundamental e inherente de ser humano según nuestro criterio, es el derecho a la vida enfocado este al socorro o ayuda económica que se le debe brindar a un individuo que conforma a la familia, que es la célula fundamental de la sociedad, es decir el derecho que toda persona tiene a que se le proporcione la alimentación indispensable para desarrollarse integralmente.

De tal manera que el derecho internacional en su amplio avance, establece disposiciones que agrupados en diversos cuerpos de leyes regulan la amplia gama de derechos individuales.

En nuestro caso concreto, y en relación al derecho de alimento tema de investigación que nos ocupa encontramos disposiciones en la Convención sobre los Derechos del Niño, firmada por El Salvador el día 26 de enero de 1990, y ratificada el 27 de abril del mismo año, la cual constituye el más importante instrumento jurídico de carácter universal para proteger los derechos de la infancia, que como hemos dicho anteriormente es el sector más vulnerable de la humanidad y que es vejado en sus derechos y es este caso específicamente el derecho de recibir alimentos de sus progenitores o uno de ellos (el que posea las condiciones económicas adecuadas para brindarlos).

Es así que encontramos en el preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño, el considerando número cuatro como una de las bases para elaborar este cuerpo normativo, que señala que debe tomarse en cuenta que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas proclamaron que la infancia tiene derecho a cuidados y asistencias especiales, debiendo crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión para el pleno desarrollo de la personalidad de los mismos.

Dicha Convención reconoce al niño el derecho intrínseco a la vida, para lo cual se garantizará la supervivencia, de tal manera que encontramos una serie de disposiciones que tienen como fin proteger el derecho de alimento que poseen los menores, cuya responsabilidad directa le corresponde al padre o a las personas que se hallen como responsables del menor para el caso señalamos el artículo 3 inc. 2o. que literalmente dice: "Los Estados partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y los deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la Ley y con ese fin, tomará todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas" 16

Adquiriendo, de esta forma los Estados, el compromiso de proteger los derechos y deberes de los padres para con sus hijos y de tomar las medidas adecuadas, para asegurar la protección que se debe brindar a los niños, lo cual no implica que se les este eximiendo de responsabilidad a los padres sino por el contrario siguen siendo los responsables directos de la conducta y desarrollo de sus hijos.

16.- UNICEF, CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO EL SALVADOR, 1991 PAG. 22.

También encontramos el artículo 5 del mismo cuerpo jurídico no solo el reconocimiento del derecho internacional que literalmente dice: "Los Estados Partes respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres, o en su caso, de los miembros de la familia ampliada o la comunidad según establezca la costumbre local, de los tutores u otras personas encargadas legalmente del niño de impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en la presente Convención".17

17.- UNICEF, CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO. EL SALVADOR, 1991. PAG. 23.

El artículo 18 literalmente dice: "Los Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y desarrollo del niño incumbirá a los padres o en su caso a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño. A efecto de garantizar y promover los derechos enunciados en la presente Convención los Estados Partes prestarán asistencia apropiada a los padres, a los representantes legales para el desempeño de sus funciones en lo que respecta a la crianza del niño y velarán por la creación de instituciones, instalaciones y servicios para el cuidado de los niños." 18

Por otra parte el Art. 27 establece que: "Los Estados partes reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral, y social.

A los padres u otras personas encargadas del niño les incumbe la responsabilidad primordial de proporcionar dentro de sus posibilidades y medios económicos las condiciones de vida que sean necesarias para el desarrollo del niño.

Los Estados Partes de acuerdo con las condiciones nacionales y con arreglo a sus medios, adoptarán medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables por el niño a dar efectividad a este derecho y en caso necesario proporcionarán asistencia material y programas de apoyo particularmente con respecto a la nutrición, vestuario y la vivienda.

18.- Ibíd, pág. 28 y 29.

Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad financiera por el niño, tanto si viven en el Estado Parte, como si viven en el extranjero. En particular cuando la persona que tenga la responsabilidad financiera por el niño resida en un estado diferentes de aquel en que resida el niño, los Estados Partes promoverán la adhesión a los convenios internacionales o a la concertación de dichos convenios, así como a la concertación de cualesquiera otros arreglos apropiados". 19

3.2.1. - LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LA FAMILIA

Este cuerpo jurídico también contiene disposiciones que hacen alusión al derecho de alimento, pero en forma escuela es la Declaración Universal de los Derecho de la Familia, la cual en su numeral tres literalmente dice: "Protección de la familia: Los Estados se obligan a garantizar la integración, estabilidad, y desarrollo de la familia como célula fundamental de la sociedad, asegurando el derecho a la alimentación, vivienda, educación, y bienestar social en general"20

19.- Ibíd, pág. 34 y 35.
20.- VII Congreso Mundial sobre Derecho de Familia celebrado en San Salvador, El Salvador, Centroamerica del 20 al 26 de Septiembre de 1992, pág. 36.

Por otra parte, en el Art. 25, de la misma adoptada y proclamada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948, expresa que: "Toda persona tiene el derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, para si como a su familia, la salud y el bienestar, en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios. Tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, viudez, vejez y otros casos de perdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad". 21

3.2.2. PACTO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES.

El Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado por El Salvador, mediante decreto número 27, de la Junta Revolucionaria de Gobierno, el 23 de Noviembre de 1979, también reconoce el derecho a la alimentación estableciendo literalmente dicho instrumento en el Art. 11 número 1 que: "Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para si y su familia, incluso la alimentación, vestido y vivienda adecuada, y a una mejora continua de las condiciones de existencia.

21.- Declaración Universal de los Derechos Humanos. Declaraciones y Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos vigentes en El Salvador. Pág. 27.

Los Estados Partes tomarán medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho, reconociendo a este efecto la importancia esencial de la cooperación internacional fundada en el libre consentimiento. Los Estados Partes en el presente Pacto reconociendo el derecho fundamental de toda persona a estar protegida contra el hambre, adoptarán individualmente y mediante la cooperación internacional las medidas, incluidos programas concretos que se necesiten... "22

3.2.3. LA DECLARACIÓN AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE.

La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; aprobada en la Novena Conferencia Internacional Americana de la Organización de Estados Americanos (OEA), realizada en Bogotá, Colombia, en 1948, establece por su parte lo relativo a la alimentación, como un deber para con los padres y los hijos, dentro de las normas que regulan el bienestar de los mismos, prescribiendo en el Art. XI:

22.- Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Declaraciones y Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos vigentes en El Salvador. Pág. 36.

"Toda persona tiene derecho a que su salud sea preservada por medidas sanitarias y sociales, relativas a la alimentación, el vestido, la vivienda y la asistencia médica correspondientes al nivel que permitan los recursos públicos y los de la comunidad"23

Y el Art. XXX de la misma Declaración regula que: "Toda persona tiene el deber de asistir, alimentar, educar y amparar a sus hijos menores de edad, y los hijos tienen el deber de honrar siempre a sus padres y el de asistirlos, alimentarlos y ampararlos cuando éstos lo necesitan".24

Habiendo quedado establecido, que la prestación alimenticia tiene su origen en las relaciones de familia, la cual ha evolucionado a tal grado que ha llegado a constituir un derecho reconocido y protegido por el Estado, tanto a nivel interno como a nivel internacional, este se constituye en el principal derecho que por ley le corresponde inicialmente a todo menor, por ser éstos los que se encuentran en el primer plano entre las personas que poseen el derecho de exigir alimentos, por vínculos del parentesco.

23.- Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Declaraciones y Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos vigentes en El Salvador. Pág. 47.
24.- Ibíd, Pág. 51.
CAPITULO IV

INSTITUCIONES QUE PROTEGEN EL DERECHO

DE ALIMENTO EN EL SALVADOR


4.1. PROCURADURIA GENERAL DE LA REPÚBLICA

Esta institución fue creada desde hace algunas décadas con el fin principal de brindar asistencia y representación legal y eficiente, a todas aquellas personas de escasos recursos económicos comprendiendo especialmente el derecho de alimento, cuando los padres incurren en la irresponsabilidad de no proporcionar lo necesario a los menores que han procreado dentro del núcleo familiar. A pesar de haber transcurrido el tiempo necesario, como para que el Estado le hubiera dotado de la infraestructura necesaria, en la realidad es todo lo contrario ya que al apersonarse a la misma sea con fines de estudio o con el objeto de solicitar de sus servicios, es un hecho que tenemos frente a nosotros un cuadro muy desagradable al darnos cuenta en las condiciones infrahumanas en las que los empleados están laborando, lo mismo que la población que hace uso de sus servicios de asistencia legal, no cuentan con el mobiliario indispensable para que la gente pueda estar un poco cómoda y esperar para que se le atienda su caso, por lo que es notorio el estado de abandono en que se encuentra dicha institución por parte del Estado, y tomando en cuenta la gran trascendencia que representa esta institución para los sectores más desposeídos de nuestra sociedad que son la mayoría, de los que buscan ayuda en la misma para poder continuar subsistiendo en situación más o menos humana.

Además por ser una institución que tiene su respaldo en la Constitución de la República debería ser objeto de mejor trato por parte del Estado, ya que en la medida que se le brinde mejores condiciones de trabajo será mucho más eficiente el servicio que le prestan a la población, como también los empleados de la misma estarían más motivados a realizar sus funciones con mucha más diligencia que con la que ahora lo hacen; como también es preciso realizar un programa de capacitación a los mismos y cursos de relaciones humanas.

Por otra parte dentro de las atribuciones tenemos:

1.- Velar por la defensa de las personas intereses de ausentes o impedidos de administrar sus propios bienes;

2.- Representar judicialmente a las personas de escasos recursos económicos, en la defensa de sus derechos civiles;

3.- Velar porque la administración de justicia sea pronta y eficaz en materias que sean de su competencia, dando cuenta de las anomalías que notaré a la Corte Suprema de Justicia, u organismos correspondientes;

4.- Vigilar el estricto cumplimiento de la ley en lo que concierne al ejercicio de sus funciones;

5.- Atender toda solicitud o queja de cualquier persona, con relación a sus atribuciones y proveer lo conveniente;

6.- Velar por la protección oficial de las familias en mala situación económica, porque los padres suministren alimentos a sus hijos que hubieren desamparado o porque les aumente la cuota alimenticia en relación con sus posibilidades económicas, cuando la que pasaren no fuere suficiente.

La que por el momento nos interesa es esta última debido a que por lo general siempre se están tardando en los procedimientos para otorgar la cuota alimenticia cuando el representante de la familia no lo estuviere cumpliendo.

Debemos tener presente que de esto depende que el niño puede subsistir en condiciones más saludables, de ahí la importancia que se le debe prestar por parte de los funcionarios de la misma a fin de que se le pueda dar la celeridad que el caso amerite, y no vaya a quedar desprotegido por los trámites burocráticos que obstaculizan el buen desarrollo del proceso de establecer la cuota alimenticia, ya que tenemos conocimiento que las personas pobres son las que generalmente solicitan de los servicios de dicha institución.
4.2. TRIBUNALES DE FAMILIA

La familia institución natural y social con el correr del tiempo ha tenido grandes cambios, que la han hecho evolucionar a etapas más avanzadas que permiten conocerla y poder interpretar todas aquellas situaciones problemáticas que la aquejan y la llevan a colocarla en una condición de inestabilidad tan grave que hace peligrar la estructura del grupo familiar.

Por otra parte, la familia como un fenómeno social de derecho puede ser afectado por una variedad de fenómenos condicionantes que logran socavar su unidad, tales como: económicos, sociales, políticos y culturales; los cuales tienen gran influencia sobre las relaciones interpersonales del grupo es en ese sentido, que el Estado previendo la situación de crisis que está atravesando la institución de la familia y la suma facilidad con que se están desintegrando los hogares, así como el gran auge que ha tomado la delincuencia juvenil en nuestros días, se vio en la necesidad de crear a través de los legisladores un cuerpo normativo, que procure armonizar la ley con la realidad salvadoreña, en la que se venía dando una cultura de impunidad total, por parte de los responsables de los grupos familiares que evadían ese hecho volviéndose irresponsables para con su grupo familiar; dejando en total desamparo y abandono a sus hijos y por regla general bajo el cuidado de la madre lo que a la larga ocasionó que la conducta de los menores se degenerará y se involucraran en maras, drogadicción, alcoholismo y delincuencia, etc.

Es en ese sentido, que se han realizado estudios por profesionales en diferentes ciencias del conocimiento humano con el afán de determinar los factores que impulsan al individuo a delinquir, de las cuales podemos mencionar: la filosofía, que han tratado de encontrar las causas con el objeto de prevenir la delincuencia. De manera que de estos estudios se puede determinar que existen tres medios criminógenos por excelencia, que los constituyen la familia, la escuela y el medio en que se desenvuelve todo individuo, dependiendo de factores propios de cada nación y de cada cultura.

Según el autor Buentello, en su clasificación de la familia a la que él denomina deformante del individuo, identifica a dieciséis tipos de familia que pueden dar origen en su interior a la formación de delincuentes a las cuales les señala algunas características tales como:

Familia carencial: es la que esta constituida por personas incultas, pobres, débiles e indiferentes.

Familia desordenada: es aquella en que los padres de familia viven todo el tiempo ocupados, enfrascados en compromisos sociales en exceso o se dedican a juegos de azar, a la vida en cabarés, etc., sin dedicar tiempo a los hijos.

Familia discordante: es la que se desintegra por incompatibilidad y en la que predomina problemas emotivos y sexuales.

Familia insegura: es aquella en que los padres de familia son personas inseguras y transmiten la inseguridad a los hijos o viven así la mayor parte del tiempo por razones económicas o sociales.

Familia tiránica: es aquella en que entre sus miembros existen personalidades paranoides, ambiciosas, egoístas, y sodomasoquistas.

Familia patológica: es aquella constituidas por personas neuróticas, dementes o psicóticas.

Familia nociva: es aquella en la que predominan las perversiones, la hamponería.

Familia traumatizante: predominan problemas de relaciones humanas, con orgullo de estirpe, egoístas y nihilistas.

Familia corruptora: es aquella que vive entre prostitución, lenocinio, vagabundaje y malvivencia.

Familia asocial: vive en un medio de delincuencia y de toxicomanía.

Familia explotadora: vive entre la mendicidad, la extorsión, el chantaje.

Familia pudiente: cuando predomina la ambición el lujo excesivo, la sobreprotección de los hijos y la carencia de solidaridad social.

Familia amoral: sin ninguna ética personal, social, o religiosa.

Familia inadaptada: discordante con el medio a que pertenece.

Familia de transculturización: emigrantes de un país a otro, de una región a otra, del campo a la ciudad.

Familia anómala: es aquella en que hay miembros psicópatas, alcohólicos, drogadictos, prostitutas, homosexuales, etc." 25

Si nos damos cuenta la mayoría de las características enunciadas por este autor encajan perfectamente en la gama de familias que conforman nuestra sociedad.

Asimismo pueden darse varias combinaciones de estos tipos de familias y el grado de criminogénesis dependerá de la gravedad e intensidad de las características antes mencionadas. Es por ello que producto, de esa imperante necesidad de cambiar este orden de cosas, y buscando ponerle freno a esta diversidad de actitudes irresponsables es que se han creado los tribunales de familia, que son los encargados de velar por la protección integral de la familia ya que pretenden cubrir aspectos que antes estaban desprotegidos por la ley siendo estos la protección que se le debe de brindar a las personas de la tercera edad, y a los menores concebidos fuera del matrimonio, la igualdad entre los cónyuges, que la Constitución del año de 1983 regulaba lo cual no se aplicaba, ya que al haber conflictos familiares, los jueces resolvían en condiciones discriminatorias, que perjudicaban profundamente a aquellos que no contaban con los recursos económicos necesarios para serle a la nueva situación que se les presentaban al quedar desprotegidos y abandonados económicamente.

25.- El Diario de Hoy, pág. 22, Lunes 16 de Octubre de 1995.

De tal manera, que el Estado tuvo que crear una normativa familiar que respondiera a las necesidades familiares, de una manera más equitativa y justa.

En aras de buscar un avance significativo en la problemática familiar, producto de factores sociales propios de nuestro sistema jurídico y también para procurar equiparar nuestra legislación familiar a la de los países más desarrollados que cuentan con conceptos integrales en lo referente a la familia, que verdaderamente protegen los derechos de la misma.

Por lo que el Estado ha procurado responder al clamor de la sociedad que esperaba que dichas situaciones se modificasen en beneficio de la institución familiar, que estaba prácticamente en el olvido, y urgida de una nueva legislación que superara estas situaciones de injusticia que se daban en su interior y que no tenían solución inmediata.

Es por ello, que el Estado se vio obligado a implementar instituciones que vinieran a resolver de una forma más eficiente y ecuánime los conflictos familiares, mediando de manera imparcial y que contara con personal profesional adscrito a los tribunales de familia, que coadyuven en la medida de lo posible a conciliar a las parejas, pero de no lograrse, que la disolución del vínculo matrimonial se realice en un ambiente de amistad y cordialidad, y que ambas partes queden satisfechas de las resoluciones judiciales, y que puedan cumplir con las nuevas obligaciones que les implica el estatus de divorciado, como asimismo deben de estar pendientes de sus hijos ya que estos aun después de la ruptura del vínculo jurídico, seguirán siendo suyos.

Lamentablemente ya ha transcurrido más de un año de que fueron instalados los Tribunales de Familia, y estos no han respondido a las expectativas que la población en general tenía en torno a su funcionamiento, los cuales entraron en vigencia en cumplimiento al precepto constitucional que ordena la creación de una legislación especial y de las instancias correspondientes, así como los servicios adecuados para alcanzar la integración y bienestar de la familia.

Esta nueva normativa, orienta su parte medular a lograr la unidad de la familia, la igualdad de derechos entre el hombre, la mujer y los hijos.

Pretende además erradicar la discriminación entre las familias y proporcionar mayor protección a los menores, a los inhabilitados y a las personas de edad avanzada.

Las estadísticas que se manejan oficialmente sobre las actuaciones de los Tribunales de Familia demuestran que el sistema oral que se ha tratado de implementar en los mismos reflejan que no se ha cumplido con el objetivo de conservar la unidad de la familia, "Pues de los más de cinco mil quinientos casos que han conocido estos tribunales cuatro de cada diez son trámites de divorcio". 26

Lo que equivale a un 36% del total de expedientes, procesados en los tribunales de familia, son de divorcio, y aunque se pretendía agilizar los trámites de estos al entrar en vigencia el Código de Familia y la Ley Procesal de Familia, los casos son tratados con mucha lentitud. Esta situación no ayuda en nada a los sectores de escasos recursos económicos que no pueden pagar los servicios de un abogado que les de seguimiento o promuevan los trámites para un proceso de familia.

26.- El Diario de Hoy, pág. 51. del 2 de Octubre de 1995.

De tal manera que analizando los estancamientos que presentan los juicios de familia, "Se puede afirmar que la normativa de Familia en vigencia no ha respondió a las necesidades de los sectores sociales marginados, porque los procesos son lentos y llevan mucho tiempo por lo que los involucrados en los mismos no tienen los recursos económicos, para sufragar los gastos que implican la contratación de un abogado". 27
4.3. ANÁLISIS DE LA INVESTIGACIÓN DE CAMPO

Según la encuesta aplicada a la P.G.R. se puede observar que dicha institución tomo como base la comprobación del parentesco para brindar un servicio y dar el respectivo trámite a la demanda de una obligación alimentaria; una vez comprobado éste se le da seguimiento a los casos presentados por las personas de escasos recursos económicos que demanda el servicio en dicha institución en la Sección de Relaciones Familiares en combinación con el Departamento de Relaciones familiares.

27.- El Diario de Hoy, pág. 51 del 2 de Octubre de 1995.

Las personas de escasos recursos necesariamente demandan alimento al quedar sus hijos en una situación de desamparo y abandono económico debido a la irresponsabilidad de los padres, para quiénes el núcleo familiar ha perdido todo valor, los cuales no cuenta con la madurez necesaria para enfrentar los problemas que presenta la convivencia en pareja y con el más mínimo problema deciden desintegrar el grupo familiar sin importarles los hijos que van a quedar en abandono, dejando de ésta manera de cumplir con el papel de ser los principales protectores de sus hijos, rol que les corresponde por naturaleza y por disposición de la ley; de manera que es la irresponsabilidad de los padres lo que genera la mayor parte de las demandas de alimentos.

Analizando el punto llegamos a comprender que por el tipo de sociedad subdesarrollada tenemos un alto nivel de desempleo que existe, el cual día a día va en aumento producto de la modernización del Estado, pero lo más lamentable es que no sólo los hijos de la pareja se ven afectados por éstos cambios económicos, sino que también se ven en la necesidad de demandar alimentos otros, como lo son aquellos mayores de edad que se les califica de la tercera edad, época en la que es importante se les atienda y se les brinde cuidados especiales y se les dé el alimento necesario, en lo que les resta de vida, ya que no pueden valerse por sí mismos; por lo que es indispensable la ayuda económica, que todo hijo debe de brindarle a sus padres, por obligación moral para con sus progenitores.

Asimismo, los menores incurren en la delincuencia, al carecer de aquellos elementos necesarios y fundamentales para sobrevivir, tales como: la alimentación, vestido y educación, y al no proporcionárselos sus padres, estos se ven obligados ha buscarlos por sus propios medios y por no contar con la preparación adecuada para obtener un buen trabajo, se emplean en cualquier tarea, que les permita obtener exclusivamente lo necesario para sobrevivir, por lo que en la mayoría de los casos se integran a los grupos de personas de mal vivir y acaban por cometer hechos delictivos; algunas veces por conseguir algo de dinero, en este caso el uno punto siete por ciento de las interrogantes planteadas a los entrevistados fueron contestadas positivamente en tanto que el cero punto tres por ciento fue contestado negativamente.

En los jóvenes la falta de pertenencia al grupo familiar, a causa de la carencia de orientación y apoyo socio-familiar, trae como consecuencia el deseo de pertenecer a un grupo del cual puedan sentirse miembros, motivo por el que terminan afiliándose a grupos juveniles que se dedican a delinquir, porque solamente ahí pueden sentirse parte de un grupo que les brinda el afecto que ellos necesitan y la solidaridad.

Siendo los miembros de la clase social baja quienes por regla general carecen de medios adecuados para subsistir, ya que ni siquiera cuentan con una fuente digna de ingresos permanentes que les permita cubrir sus necesidades fundamentales y como consecuencia lógica los hijos también son afectados; por lo que al desintegrarse el núcleo familia para la mujer implica, tomar las riendas del hogar por lo que su situación se vuelve más difícil y esto básicamente le impulsa a demandar alimentos por lo menos para sus hijos, siendo realmente este estrato de la sociedad en el que se puede observar que existe la mayor demanda de alimentos, aunque estas demandas no sean efectivas en la mayoría de los casos y en otros ni siquiera se intenta debido a la predisposición de que no serán cumplidas satisfactoriamente.

Los otros estratos de la sociedad, también se ven afectados pero en menor porcentaje, debido de que al contar con las condiciones económicas adecuadas los padres en alguna medida asumen su obligación de pasarle a sus hijos una determinada cantidad de dinero, para cubrir sus necesidades básicas. Por lo que la demanda de alimentos en estos estratos disminuye un poco.

Las mujeres divorciadas en nuestro medio no demandan alimento debido a que carecen de la información suficiente que les permita conocer la forma de proceder y de esa manera ejercitar el derecho que por ley les corresponde, con relación a la población de mujeres que dependen económicamente del esposo o compañero de vida, por tener un bajo nivel de educación.

Otra de las razones por las que no demandan alimentos es el hecho de no depender económicamente del esposo o compañero de vida, así como el sentirse heridas en su orgullo forjándose el propósito de mantener a los hijos alejados del padre para que este en un momento dado no pretenda adjudicarse derechos que por el solo hecho de girar una pequeña cantidad de dinero para el sostenimiento de los hijos cree que le corresponden por ley.

De tal manera que existe un porcentaje medio del cien por ciento de las mujeres divorciadas entre las que demandan alimento y las que no lo hacen generando un equilibrio en la demanda de los mismos.

En nuestra realidad social, actualmente se ha legislado acerca de la igualdad de derechos que genera una relación de hecho, como los que se establecen con la constitución del matrimonio, esto a raíz de existir un mayor porcentaje de núcleos familiares de hecho, que matrimonios legalmente constituidos; lo que coloca en desventaja a todos aquellos niños nacidos dentro de una unión de hecho pues son los mayormente abandonados por los padres sin que pudiera acudir a ninguna institución ha solicitar ayuda para solucionar la problemática que enfrentaban, lo que en la realidad permite aseverar que son las familias constituidas através de las uniones de hecho las que realmente poseen la necesidad de demandar alimentos, aunque en nuestro medio no se les haya atendido sus peticiones, porque la Procuraduría General de la República, como se dijo anteriormente la base sobre la cual actúan es la comprobación del parentesco y lo hacen mediante la presentación de la certificación de partida de matrimonio y la certificación de partida de nacimiento, por parte del demandante, en el caso de los hijos concebidos en las uniones de hecho basta con sólo presentar la demanda acompañada con la certificación de partida de nacimiento para comprobar que tiene derecho a solicitar la cuota alimenticia.

A excepción de los hijos producto de relaciones pasajeras o temporales que no han sido reconocidos por el padre, la Procuraduría General de la República les da la asistencia legal para obligar al padre que lo reconozca forzosamente para que se inicie el trámite y poder optar al cumplimiento de dicha cuota.

El uno punto ocho por ciento de personas procedentes de uniones de hecho que demandan alimentos según la encuesta y que no son atendidos sino comprueban el parentesco muestra que es necesario darles a conocer a la población los derechos que por ley le corresponden de una forma masiva.

De hecho las personas de la tercera edad se ven afectados por el irrespeto a la obligación de brindarles alimentos, por la misma situación precaria en que vive la mayor parte de la población. De tal manera que aquellos padres que en un momento dado incumplieron con la obligación de proporcionarles alimentos a los hijos si estos no adquieren la conducta de sus padres y forman una familia se ocupan exclusivamente de sus hijos, olvidándose de sus padres, quienes tienen que llevar una vida independiente para lo cual tienen que trabajar aun en edades muy avanzadas esto producto de la misma idiosincrasia de nuestra sociedad.

En cuanto a la creación de otras instituciones que contribuyan a la protección de los derechos de la familia, los empleados de la Procuraduría establecen un equilibrio de un cincuenta por ciento de los que consideran necesarios la creación de otras instituciones y los que son del criterio que no deben crearse más instituciones sino dotar a la Procuraduría de los implementos e infraestructura necesaria para brindar un mejor servicio a las personas que demandan de los mismos.
CAPITULO V

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

5.1. CONCLUSIONES

Con la exposición del matrimonio y del divorcio, se han desarrollado las distintas conceptualizaciones y regulaciones, que han surgido dependiendo de la evolución histórica y del desarrollo cultural de las distintas sociedades.

El matrimonio, se ha constituido como el único medio legal y moral, del como constituir una familia y el divorcio se ha considerado como la forma de ponerle fin legalmente al matrimonio, ya que es atraves de este que se rompe el vínculo jurídico matrimonial de los esposos.

Desde el punto de vista jurídico, se ha ido perfeccionando el estatus de los miembros del grupo familiar, ya que en la actualidad, amparado en nuestra legislación vigente, en lo referente al Derecho de Familia que contempla la igualdad entre los cónyuges, por lo que se considera un aspecto muy trascendente dentro de la normativa jurídica salvadoreña.

Con el desarrollo del tema del Derecho de Alimentos a quedado demostrado que estos constituyen una condición indispensable para preservación de la vida; pero insistimos no solo basta con cubrir las necesidades alimenticias, sino que también prestaciones tales como: la salud, el vestuario, la habitación, recreación, etc. Por lo que las legislaciones modernas han incorporado al concepto de alimentos todo aquello que le permite al hombre existir con dignidad y desarrollarse de manera integral para insertarse a la sociedad.

Es por ello que el derecho de alimento ha adquirido una trascendencia tal, que ha sido objeto de consagrarlo como principio universal, protegido y regulado por la Comunidad Mundial, y que se encuentra plasmado en instrumentos internacionales emitidos por las Nacionales Unidas, y que han sido ratificados por El Salvador, y que por tanto, constituyen Ley de la República.

La sociedad salvadoreña está atravesando por una debacle familiar que la ha llevado a mantenerse en una constante situación de inestabilidad interna que, como consecuencia lógica esta dándose un auge en cuanto a un porcentaje muy elevado de separaciones de hecho o legales entre las parejas, razón por la cual el Estado ha tenido que tomar un papel muy activo dentro de la regulación de éstas conductas negativas entre los cónyuges y dado que tanto como a nivel interno como internacional se ha estado ejerciendo presión bastante fuerte para que el Estado asuma las medidas tendentes a superar estas situaciones que aguejan a la sociedad salvadoreña, es que se a visto en la necesidad de poner en concordancia su legislación en materia familiar, para que en esa forma procurar ponerle freno a tanta desintegración de los grupos familiares.

Siendo que la institución de la familia es fundamental para la existencia y estabilidad del Estado. De tal manera, que el Estado a tenido que ceder ante las corrientes de vanguardia de aquellos países desarrollados que no sólo en lo económico nos aventajan sino que también en lo referente a su legislación familiar; ya que su concepción en cuanto a la protección de los derechos de la familia y en éstos se tiene de manera explícita el derecho de alimento; que está orientado en favor de los menores las mujeres y los ancianos que son los miembros más vulnerables dentro del grupo familiar; ya que esto es de justicia que es el valor supremo que debe imperar en el derecho, que por mucho tiempo no se les había reconocido como tales sus derechos.

Por lo que el Estado Salvadoreño al suscribir dichos Convenios, Tratados y Pactos a nivel internacional y habiéndolos ratificados, se le vuelve imperativo ponerlos en práctica ya que se tornan en ley de la República, a fin de poder estar acorde a la realidad de los hogares salvadoreños ya que por mucho tiempo ha existido la cultura de la impunidad en lo referente a aquellas conductas irresponsables de los padres para con los hijos o de aquellas personas obligadas por la ley a brindarles protección, seguridad, alimentación y todo aquello que sea indispensable para la existencia digna de los hijos.

Es por ello, que el Estado debe crear los mecanismos e instituciones adecuadas que velen por el fiel cumplimiento de éstos derechos como también la legislación pertinente que responda a las necesidades de la sociedad en materia de derecho de familia.

El derecho de alimento en nuestro país no ha tenido la efectividad que debiera tener, ha pesar de constituir un derecho complementario del derecho a la vida, porque en el fondo se encuentra inmerso en un ambiente político, que no permite que ha dicha institución se le brinde la atención que realmente se le debe brindar, por estar en juego uno de los elementos fundamentales de los que depende de la sociedad misma.

Los Tribunales de familia recién implementados en nuestro país, hasta el momento no han contribuido a mejorar la protección que hasta la fecha se le había brindado al derecho de alimento, en el sistema jurídico social que nos ocupa porque mientras no se combata el problema desde su raíz, que en este caso lo constituye el bajo nivel de educación, no se podrá erradicar la actitud de indiferencia que muestran las personas mayores, lo que perjudica a los menores y al propio núcleo familiar.

Existe insatisfacción por parte de la población que demanda alimentos después de un proceso de divorcio, hecho al que se ven obligados por carencia de recursos económicos, y la inflación que cada día se incrementa en perjuicio de la economía familiar. Debido a la ineficiencia que hasta la fecha prestan los Tribunales de Familia que fueron creados para brindar asistencia a las personas que atraviesan por conflictos familiares y darles soluciones ágiles, mediante la implementación del proceso oral, el cual ha dejado mucho que desear por parte de la población que solicita el servicio.

Por otra parte, los problemas de delincuencia juvenil, que en la actualidad azotan a la sociedad salvadoreña, son producto en gran porcentaje de las reacciones emocionales y psicológicas que sufren los menores y cualquiera de los padres responsables de brindar los cuidados necesarios a los hijos, después de la ruptura del vínculo matrimonial.

Además la falta de integración de parte de la familia y las instituciones educativas, para cumplir su misión de dirigir y orientar a la población infantil, como futuros hombres del mañana, trae como resultado la generación del fenómeno de la delincuencia juvenil, que ha tomado auge que a estas alturas se ha vuelto insoportable para toda la sociedad salvadoreña que día a día cobra más víctimas mortales, sin tener por el momento una solución inmediata posible; constituyendo esta afirmación como una verdad irrefutable, y que tiene mucha trascendencia y que lastimosamente la gente ha perdido casi toda sensibilidad ya que cada uno de los miembros de la sociedad de acuerdo al rol que desarrolla dentro de la misma tiene sus obligaciones correspondientes, pero nadie ha querido ser responsable de su misión, y además a este fenómeno no se le ha tomado la seriedad que el caso amerita por parte de los gobernantes de turno, como sus antecesores siendo éstos en alguna medida los responsables directos de procurar a través del establecimiento de cuerpos normativos; lograr controlar el funcionamiento de la institución familiar, como las educativas, y a su vez implementar las reformas y reglamentaciones en el campo jurídico pertinente, a fin de no perder de vista el objetivo fundamental para el cual fueron creadas.

Pero dicha función de Contraloría por regla general no es cumplida a cabalidad; ya que los intereses de los gobernantes de turno son partidaristas y personales por lo que se ocupan más de efectuar promoción de campañas proselitistas, desviando los recursos económicos hacia dichas actividades que en nada benefician a las instituciones antes mencionadas; sino que lo que se pretende es únicamente consolidarse en el poder dejando de lado aquel aspecto de suma importancia como lo es brindar una educación adecuada, para que la familia pueda cimentarse y mejorar las relaciones al interior del grupo, para lograr que sean familias más estables y permanentes, donde los hijos encuentren ese ambiente de mucho afecto y se puedan desarrollar integralmente.

En el presente trabajo pretendemos señalar los aspectos que generan la ineficiencia de la Procuraduría General de la República y los Tribunales de Familia, instituciones encargadas de velar por el respecto del derecho de alimento hacemos notar que la primera institución se encuentra en una lamentable situación de abandono por parte del Estado, debido a que no cuenta con una infraestructura adecuada, por lo cual el servicio que prestan a las personas que acuden a la misma, es ineficiente, generando un alto porcentaje de insatisfacción en la población de escasos recursos económicos que solicitan que se les solvente su problemática familiar.

Por otra parte exponemos que los Tribunales de Familia a pesar de haber cumplido un año de su implementación, no han logrado alcanzar aquellas expectativas que tenía la población, ya que tomando en cuenta ciertos datos estadísticos, que fueron publicados en un periódico local, demuestran que todavía quedan resabios de prácticas inadecuadas, que volvían lento los procesos de familia, en la antigua legislación civil.

Por lo que habrá que seguir esperando que dichos Tribunales se acoplen para determinar si verdaderamente tienen eficiencia en su función.
5.2. RECOMENDACIONES

Para lograr la efectividad que merece el derecho de alimento se le debe de dar aplicación a los principios rectores de dicha institución, para tal efecto es necesario hacer algunas reformas a la Procuraduría General de la República, modernizar el sistema para hacer efectivo el pago de las cuotas alimenticias, y además llevar a cabo la implementación de cursos de capacitación que concientice a los empleados de la importancia del trabajo que realizan del cual dependen muchas personas, que se ven obligadas o necesitadas de pedir alimento.

Asimismo se les impartan cursos de relaciones humanas para que puedan brindar un servicio más humano y eficiente a las personas que demandan los mismos.

Que se creen reformas al sistema educativo, que permita implementar en los jóvenes los principios éticos, morales y espirituales que hasta la fecha se han perdido, para lograr por lo menos a mediano plazo, crear una sociedad más sana y responsable.

Antes la gran insatisfacción de las personas que se avocan a la Procuraduría para solicitar la protección del derecho de alimento que constituye la función principal de dicha institución, es urgente que se le de cumplimiento a lo prescrito en nuestra Constitución, en lo relacionado al derecho de alimento, del cual deriva el cumplimiento del respeto al derecho a la vida y se creen instituciones que coadyuven a proteger efectivamente el derecho en referencia.

Crear la infraestructura adecuada y dotarla de personal calificado e idóneo para brindar una atención especializada a las personas que necesiten esa clase de servicios, después de que se haya desintegrado el vínculo matrimonial.

Es imperativo que el Estado vuelva a establecer a nivel educativo reformas profundas que tiendan a rescatar en los jóvenes todos aquellos valores que en la actualidad están en total decadencia, y un factor que es muy importante que dichos valores no los poseen los mismos educadores, debido a que no cuentan con aquellas institución adecuada que los hubiera forjado en sus carreras de preparación para ser buenos profesionales en la materia.

Y es en ese sentido que el Estado debe de aportar los recursos económicos que sean necesarios para la educación básica y establecer programas permanentes para los padres de los jóvenes en las escuelas y colegios sean éstos públicos o privados, a fin de concientizarlos del papel que deben asumir en la educación de los hijos, y que no deben dejarlo todo en manos de los profesores o el Estado, la educación de los hijos, sino que la primera escuela con que cuenta el muchacho es el hogar mismo, por lo que al tener un mal ejemplo este muchacho en su edad adulta pondrá en práctica lo que vio de pequeño en su casa.

Por lo que es de mucha trascendencia que se mantenga una relación estrecha entre los padres de familia y las instituciones donde estudian estos menores, para ser desaparecer esa práctica que tanto daño les ha ocasionado, ya que algunas veces los padres solo inscriben a los hijos en los Centros Educativos y éstos no se acercan en todo el año lectivo a la institución educativa para saber del comportamientos de sus hijos y cuando lo hacen es solamente en el día de la clausura del año escolar.

Y Producto de esta incomunicación entre los padres y el personal que labora en dichos Centros Educativos es que los jóvenes son inducidos por personas que los llevan por caminos desviados y antisociales.
_____________________________

BIBLIOGRAFÍA GENERAL
- A -

- ALBALADEJO GARCÍA, MANUEL Y LACRUZ, JOSÉ LUIS. DERECHO DE FAMILIA. EL MATRIMONIO Y SU ECONOMÍA, BARCELONA, EDITORIAL BOSH, 1943.

- ALESSANDRI RODRÍGUEZ, ARTURO. TRATADO PRACTICO DE LAS CAPITULACIONES MATRIMONIALES DE LA SOCIEDAD CONYUGAL Y DE LOS BIENES RESERVADOS DE LA MUJER CASADA, TOMO I Y IV, SANTIAGO DE CHILE, IMPRENTA UNIVERSITARIA, 1935.

- ARAUZ CASTEX, MANUEL. DERECHO CIVIL PARTE GENERAL. DEPALMA, BUENOS AIRES, 1955, t.I.

- ARIAS LONDON, MELBA. DERECHO DE FAMILIA LEGISLACIÓN DEL MENOR Y ACTUACIONES NOTARIALES.
- B -

- BELLUSCIO, AUGUSTO CESAR, MANUAL DE DERECHO DE FAMILIA, t.I. QUINTA EDICIÓN. EDICIONES DEPALMA, BUENOS AIRES, 1993.

- BONNECASE, JULIEN. LA FILOSOFÍA DEL CÓDIGO DE NAPOLEÓN APLICADA AL DERECHO DE FAMILIA. PUEBLA (MÉXICO), EDITORIAL JOSÉ M. CAJICA, 1945.
- C -

- CAPDEVILA, ARTURO. EL ORIENTE JURÍDICO, BUENOS AIRES, 1947.
CARBONIER, JEAN. DERECHO t. IV. SITUACIONES FAMILIARES Y CUASIFAMILIARES. BARCELONA BOSH. 1961.

- CLARO SOLAR, LUIS. EXPLICACIONES DE DERECHO CIVIL CHILENO Y COMPARADO DE LAS PERSONAS. t. 1o. al 5o. 2a. ed.
SANTIAGO, EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE, 1978.
- D -

- DE IBARROLA, ANTONIO. DERECHO DE FAMILIA. EDITORIA PORRUA, MÉXICO, 1978.

- DELGADO IRIBARREN, FRANCISCO. EL DIVORCIO, MADRID, 1932.
- F -

- FERNÁNDEZ CLÉRIGO, LUIS, EL DERECHO DE FAMILIA EN LA LEGISLACIÓN COMPARADA, MÉXICO, UNIÓN TIPOGRÁFICA. EDITORIAL HISPANOAMERICA, (UTEHA), 1947.

- FERRER, FRANCISCO, A.M. et. al. DERECHO DE FAMILIA RUBINZALCULZONI, SANTA FE, COLOMBIA, 1982.
- G -

- GÓMEZ PIEDRAHITA, HERNAN. INTRODUCCIÓN AL DERECHO DE FAMILIA. ED. TEMIS, S.A. SANTA FE DE BOGOTÁ, COLOMBIA, 1992.
- H -

- HINESTROSA FORERO, FERNANDO. CONCORDATO MATRIMONIO Y DIVORCIO. BOGOTÁ, BIBLIOTECA. SOCIEDAD ECONÓMICA DE AMIGOS DEL PAÍS. EDICIONES TERCER MUNDO, 1974.
- L -

- LARRAIN RÍOS, HERNAN. DIVORCIO. SANTIAGO DE CHILE, EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE, 1966.

- LECLERQ, JACQUES. LA FAMILIA. BARCELONA, EDITORIAL HERDER. 1962.

- LEHMAN, HEINRICH. DERECHO DE FAMILIA, VOLUMEN CUARTO. MADRID, EDITORIAL REVISTA DE DERECHO PRIVADO, 1953.

- LINDO, HUGO. EL DIVORCIO EN EL SALVADOR. HISTORIA LEGISLATIVA. JURISPRUDENCIA. ANOTACIONES CRITICAS, SEGUNDA EDICIÓN SAN SALVADOR, EDITORIAL UNIVERSITARIA, 1959.
- M -

- MÉNDEZ COSTA, MARÍA JOSEFA, Y OTRO. DERECHO DE FAMILIA. t. III, RUBINZAL - CULZONI, EDITORES, 1973.

- MEZA BARROS, RAMÓN. MANUAL DE DERECHO DE FAMILIA, T. II, SANTIAGO, EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE. COLECCIÓN MANUALES JURÍDICOS, 1979.

- MONROY CABRA, MARCO GERARDO. DERECHO DE FAMILIA Y DE MENORES, TERCERA EDICIÓN. ACTUALIZADA CON LA LEY 25 DE 1992. Y LA NUEVA SITUACIÓN CONCORDATARIA DE NOVIEMBRE 20 DE 1992. LIBRERÍA JURÍDICA WILCHES. SANTA FE DE BOGOTÁ, COLOMBIA, 1977.

- MONTERO DUHALT, SARA. DERECHO DE FAMILIA. D.F. PORRUA, EDITORIAL PORRUA, 1984.
- N -

- NARANJO OCHOA, FABIO. DERECHO CIVIL PERSONAS Y FAMILIA. QUINTA EDICIÓN, COLOMBIA, 1993.

- NÚÑEZ CANTILLO, ADULFO. DERECHO DE FAMILIA. (EL HIJO NATURAL FRENTE A LA LEGISLACIÓN COLOMBIANA), EDICIONES LIBRERÍA DEL PROFESIONAL COLOMBIA.
- P -

- PIANETTA, PEDRO LAFONT, DERECHO DE FAMILIA, UNIÓN MARITAL DE HECHO. PRIMERA EDICIÓN. EDICIONES LIBRERÍA DEL PROFESIONAL, COLOMBIA. 1990.

- PONPESHILA, VÍCTOR J., DIVORCIO Y NUEVO MATRIMONIO. TRADUCCIÓN DE FRANCISCO ZANUNTIGH NÚÑEZ, BUENOS AIRES, ARGENTINA, 1969.
- R -

- RAFFO, JULIO. INTRODUCCIÓN AL DERECHO, EDITORIAL ABELEDO PERROT, BUENOS AIRES, ARGENTINA.

- ROJAS SORIANO, RAÚL. GUÍA PARA REALIZAR INVESTIGACIONES SOCIALES, QUINTA EDICIÓN, MÉXICO. PLAZA Y VALDEZ EDITORES. 1989.

- ROJINA VILLEGAS, RAFAEL. DERECHO DE FAMILIA. QUINTA EDICIÓN EDITORIAL PORRUA, MÉXICO, 1979.
- S -

- SUÁREZ FRANCO, ROBERTO. DERECHO DE FAMILIA. EDITORIAL TEMIS S.A. SANTA FE DE BOGOTÁ, COLOMBIA, 1992.
- Z -

- ZANNONI, EDUARDO A., DERECHO DE FAMILIA. SEGUNDA EDICIÓN, BUENO AIRES, ARGENTINA. 1989.
OTROS

- CALDERÓN, RAÚL ÁNGEL. "JUZGADOS DE FAMILIA NO LLENAN EXPECTATIVAS", ARTICULO EL DIARIO DE HOY. PAG. 51., DEL 2 DE OCTUBRE DE 1995.

- CANDRAY, RUTH. "FAMILIA Y ESCUELA COMO MEDIOS QUE DAN ORIGEN A LA DELINCUENCIA", ART. EL DIARIO DE HOY. PAG. 22 DEL 16 DE OCTUBRE DE 1995.

- CARTA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, NACIONES UNIDAS, OFICINA DE INFORMACIÓN PUBLICA, NUEVA YORK. 1978.

- CÓDIGO DE FAMILIA Y LEY PROCESAL DE FAMILIA, MINISTERIO DE JUSTICIA, EDICIONES ULTIMO DECENIO SAN SALVADOR, C.A., FEBRERO DE 1994.

- CÓDIGO LABORAL, LEGISLACIÓN LABORAL. UCA. EDITORES SAN SALVADOR, 1990. PRIMERA EDICIÓN.

- COMISIÓN REVISORA DE LA LEGISLACIÓN SALVADOREÑA, ANTEPROYECTO DEL CÓDIGO DE FAMILIA. 1990.

- CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA, IMPRESO Y DISTRIBUIDO POR EDITORIAL JURÍDICA SALVADOREÑA.

- CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑOS. FONDO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA INFANCIA. (UNICEF) INSTITUTO DE DERECHOS HUMANOS DE LA UNIVERSIDAD CENTROAMERICANAS "JOSÉ SIMEON CANAS" (IDHUCA), EL SALVADOR.

- DECLARACIONES Y TRATADOS INTERNACIONALES SOBRE DERECHOS HUMANOS VIGENTES EN EL SALVADOR. EL SALVADOR, PUBLICACIONES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.

- OSORIO, MANUEL. DICCIONARIO DE CIENCIAS JURÍDICAS, POLÍTICAS Y SOCIALES. EDITORIAL HELIASTA, S.R.L., BUENOS AIRES, REPÚBLICA DE ARGENTINA, 1984.

- SÁNCHEZ, CARLOS CUAUHTEMOC. ARMONÍA FAMILIAR. EXPONE ESCRITOR MEXICANO EN FORO, ARTICULO EL DIARIO DE HOY. PAG. 72, DEL 18 DE OCTUBRE DE 1995.