IML

Publicaciones de la Instituto de Medicina Legal «Dr. Roberto Masferrer» de la CSJ

Autoridades del IML se reúnen con representantes de UNODC

Dando continuidad al convenio de cooperación suscrito recientemente entre la Corte Suprema de Justicia y la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito,  UNODC, enfocado en fortalecer a...

Lesiones provocadas por arma de fuego

Las lesiones por arma de fuego se definen como el conjunto de alteraciones producidas en el organismo por el efecto de los elementos que integran el disparo en las armas de fuego.

Lesiones por violencia intrafamiliar

La violencia intrafamiliar ha constituido una de las formas de violencia más comunes en la sociedad, en las últimas décadas esta situación se ha convertido en un verdadero problema de salud en El Salvador.

Departamento de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal

La antropología forense se encarga de la identificación de restos humanos esqueletizados, tras análisis y estudios puede determinar las marcas sobre los huesos, y las causas de la muerte para tratar de reconstruir los hechos y las lesiones provocadas en el momento de la muerte.

Lesiones vitales y post-mortales

Las lesiones constituyen uno de los capítulos más importantes dentro de la Medicina Legal, y es importante conocer dos aspectos de ellas. El aspecto médico y el aspecto jurídico. Desde el punto de vista médico se establece la naturaleza, localización, vitalidad, gravedad, mecanismo de producción, evolución, complicaciones, secuelas, etc., mientras que desde el punto de vista jurídico se valoran las circunstancias que afectan al agresor y la tipología legal de las distintas lesiones.

Clasificación de las contusiones

Existen una gran variedad de clasificaciones de las contusiones, por lo que vamos a exponer una síntesis de las que alcanzan una mayor difusión desde el punto de vista de Medicina Legal.

El origen de una contusión

Una contusión se origina cuando se produce un golpe, caída o cualquier impacto sobre la piel, pero sin llegar a romper su continuidad ni ocasionar heridas abiertas. Sin embargo, nunca hay que subestimar la gravedad de una contusión; aunque no haya sangre, un golpe de una intensidad moderada podría ocasionar daños en músculos, tendones, e incluso órganos internos, y puede dar lugar a fuertes hemorragias internas.